Nicolas Darvas

Nicolas Darvas, es por méritos propios uno de los traders célebres de la historia.
Está muy lejos de otros traders famosos, como Jesse Livermore o “la leyenda”, George Soros. Sin embargo, lo que consiguió: ganar 2.000.000$, en poco más de 18 meses de especulación “casi” pasiva, ha generado ríos de tinta.
Como todas las leyendas, con el paso del tiempo se modifican. Algunas veces se cambian detalles, se magnifican unos y se menosprecian otros.
Por tanto, mi historia, seguramente sólo sea parte de la verdad (basada en su libro). Lo que busco al contarte las vicisitudes de Nicolas Darvas, es demostrar que todo es posible, siempre que se afronte con energía y un planteamiento adecuado.
Esta no es sólo una historia de triunfo del Trading, es una historia de éxito personal, conseguida después de un montón de horas de estudio y de recapacitar sobre la mejor forma de afrontar un problema, para encontrar una solución viable.

La historia de Nicolas Darvas

Aunque Nicolas Darvas era bailarín cuando empezó con sus inversiones, en realidad era economista, carrera que cursó en la Universidad de Budapest.
Nació en Hungría, país que tuvo que abandonar en 1943, huyendo de la guerra.
Después de huir de su país, formó pareja de baile con Julia, que parece ser que era hermana o hermanastra suya.
En los siguientes años, cosechó bastantes éxitos con el baile. Durante los años 50, la pareja que había formado con Julia, era de las mejor pagadas en el mundo del espectáculo.nicolas darvas, el trader bailarin
Gracias al baile, vivía relativamente bien y recorría todo el mundo.
En los descansos de sus actuaciones y sus ensayos, Darvas estudiaba el mercado de valores, que era su gran pasión.
Leía todos los periódicos y libros que caían en sus manos.
Según he podido leer en algunos medios, incluidos Wikipedia (dando a esta información la validez que merece…), podía llegar a pasar leyendo hasta ocho horas diarias y puede que se leyera unos 200 libros sobre la bolsa.
A mi me parece una información exagerada, ya que muchos aspectos sobre la bolsa y los mercados son redundantes, pero es posible que Nicolas Darvas se leyera esos 200 libros de bolsa.
Hago un inciso, para hacer constar lo importante que es el deseo, para conseguir lo que uno busca.

El Nicolas Darvas trader

Era cuestión de tiempo que Nicolas Darvas tomara contacto con el mercado.
En 1952, empieza a invertir en el merado de acciones de Toronto, generando buenas plusvalías, según el mismo define en su libro “Como conseguí 2.000.000$ en la bolsa”, esa fue su etapa de jugador.
Buscaba quien le pudiera proporcionar información del mercado de valores, pensaba que invertir y ganar en bolsa, era cuestión de información privilegiada.
Curiosamente, según relata en su libro, se encontró con un tipo que le enseñó un cheque, en el que le mostraba lo que ganaba de una inversión por dividendos: “5 veces el valor que había pagado, su padre, por aquella inversión”.
Esto estaba genial, la inversión por dividendos era rentable, pero no era precisamente lo que Darvas buscaba.

Invirtiendo en la Bolsa de Toronto, la etapa de jugador

El quería hacer dinero rápido, y empezó a comprar y vender acciones, con algunos éxitos y también con sus correspondientes fracasos. Exactamente como le ocurre a la mayoría de inversores.
No tenía ningún sistema de Trading, no tenía ningún tipo de gestión del riesgo o capital. Se dejaba llevar por los rumores, compraba o vendía la cantidad que estimaba, según le pareciera un mejor o peor negocio.
Buscaba el secreto del Mercado de Valores, sin encontrarlo. Se suscribió a servicios de asesoramiento financiero, para darse cuenta después de mucho reflexionar, que cuando estos servicios de asesoramiento, le dicen al pequeño inversor que es el momento de comprar, los grandes inversores ya están vendiendo.
Poco a poco, empezó a pensar que quizás le iría mejor invirtiendo en Nueva York, y decidió vender todas las participaciones que poseía de empresas canadienses, para dirigir sus inversiones a New York.

La etapa del Análisis Fundamental

Después de terminar con su etapa canadiense, en la que la inversión era casi una ruleta rusa, Darvast contaba con 5.800$ para invertir.
Había comenzado con 11.000$, había conseguido en su primera inversión unas plusvalías de 8.000$, pero después de 14 meses de compras y ventas sin demasiado sentido, ahora su balance era de 5.800$.
Pero le parecía que era poco dinero para comenzar su andadura en Wall Street, así que redondeó la cifra hasta 10.000$, para abrir su primera cuenta de Trading en Nueva York.
En aquel entonces, era habitual que tu corredor te asesora sobre inversiones.
Su corredor le ofreció buenas ideas de inversión, todas razonadas: dividendos, beneficios…acciones seguras en las que invertir.
Tomó varios de sus consejos, ganando dinero en sus primeras operaciones en Wall Street.
En pocos meses, su cuenta de 10.000$, se habían convertido en 14.600$.
Esta es la época en la que Darvas empieza a interesarse por aprender, ya que después de estas primeras victorias, el se cree el amo de Wall Street (euforia).
Empieza a dar órdenes a su corredor para comprar este o aquel valor, con los resultados evidentes, algunas veces ganaba muy poco, otras perdía, para algunas ganar algo más.
Se suscribió a servicios de información bursátil, donde le proporcionaban todo tipo de informes. Descubrió que algunos de estos informes se contradecían, mientras que uno gritaba comprar, otro decía vender.nicolas darvas, leyendo información bursátil
Algunas reglas que empezó a perfilar en aquel momento son:
1. No seguir los servicios de asesoramiento. No son infalibles.
2. Hay que tener cuidado con los consejos de los corredores, pueden estar equivocados.
3. Es mejor ignorar los dichos de Wall Street, por muy antiguos y venerados que sean.
4. No se debe negociar en acciones de mercados Over de Counter. Esto se podría traducir, en no negociar en accioens con poca capitalización.
5. No hacer caso a los rumores.
6. El enfoque fundamental, funciona mejor que jugar a invertir.
7. Mejor tener una acción por un periodo más largo de tiempo, que hacer malabares con una docena de acciones en un periodo corto de tiempo.
Definitivamente, mejor el Swing Trading, que el Day Trading.
Después de escribir estas reglas, Darvas empezó a interesarse por los fundamentales de las empresas: sus ganancias, dividendos, valor contable, posición en efectivo…
Aunque su análisis sobre el papel era correcto, no siempre las acciones se comportaban como debían.

La primera crisis como inversor

El análisis fundamental, le ayudó a Darvas a tomar conciencia del mercado. Descubrir como se mueven los distintos sectores, las acciones líderes de cada sector…
En su primera crisis como inversor, Nicolas Darvas llega a la conclusión, después de estudiar los distintos sectores y las empresas que lo componen, que sería una gran idea invertir en Jones & Laughlin.
El sector está en un buen momento, y este valor está infravalorado.
Decide apostar fuerte, hipoteca su casa, pide prestado dinero, para comprar acciones por valor de 52.652$ (1.000 acciones a 52,25$). Era el 23 de septiembre de 1.955.
A partir del 26, las acciones empezaron a bajar y bajar. Estaba perplejo. Según sus análisis, esas acciones al menos valían 75$, ¿Por que bajaban?
Empezó a aguantar, mientras que los títulos se deslizaban cuesta abajo. Estaba paralizado por el miedo.
Finalmente, vendió asumiendo una pérdida de 9.000$. Estaba hundido, podía perder su propiedad.
¿Que podía hacer?
Decidió comprar un valor que le llamó la atención, parecía estar subiendo de precio.
Se trataba de Texas Gulf Producing. No sabía nada sobre sus fundamentales, ni del sector…nada, sólo que estaba subiendo, y que su cotización oscilaba entre los 37$ y los 57$.
Cuando la cotización estaba sobre los 40$, tuvo la tentación de vender y recoger beneficios rápidamente.
Esperó, aguantó hasta los 43$. Aquella espera fue un sufrimiento, llamaba constantemente a su corredor, miraba las cotizaciones en todo momento, pero le sirvió para recuperar sus 9.000$, y también para empezar a perfilar su enfoque técnico del mercado.

La etapa del Análisis Técnico, el sistema de cajas

Después de las pasadas experiencias, Nicolas Darvas decidió que era el momento de sentarse y replantearse su forma de actuar con el mercado.
Estaba claro que había pasado por varias etapas, y que cada una había sido diferente, pero ninguna satisfactoria.
La etapa de jugador era inviable. El mercado no funciona como una máquina tragaperras, podías tener suerte un día o dos, pero no siempre.
El análisis fundamental, a pesar de ser un enfoque correcto, no había funcionado bien.
Sin embargo, había notado que la experiencia con Texas Gulf Producing había sido positiva, y aún no entendía muy bien como.
A partir de ese momento, empezó a estudiar el mercado y tratar de encontrar otras acciones, en las que se repitiera una situación similar a la de Texas Gulf Producing.
Después de un tiempo, encontró una acción, M&M Wood Working. Ninguno de sus servicios de información financiera la nombraba, su corredor no había oído hablar de ella, sin embargo parecía muy interesante, se parecía mucho a Texas Gulf.
En diciembre de 1955, comprobó que el valor había subido un 23% durante el año. Después de una calma de cinco semanas, el volumen comenzó a aumentar.
Decidió comprar 500 acciones a 26$.
El volumen de contratación no paraba de aumentar. Cuando el precio llegó a 33$, decidió vender, había ganado 2.866$.
Poco después de vender, se enteró que M&M Working estaba subiendo, por que en secreto se estaba llevando a cabo una fusión. El precio al que se estaba negociando esta fusión eran 35$.
Esta experiencia, le convenció de que el enfoque técnico, era la forma más sólida de acercarse al mercado.
A partir de ese momento, empezó a concentrarse en el estudio del precio y el volumen, ignorando los rumores, los consejos o la información fundamental.
Después de estudiar el movimiento del precio, mirando y mirando gráficos, llegó a la conclusión de que los valores no se mueven al azar, o al menos no todo el tiempo.
La mayor parte del tiempo, mostraban una tendencia ascendente, para luego bajar. Una vez establecida la tendencia, el precio tendía a continuar.
Estas tendencias, mostraban que el precio se movía en una especie de cuadros, que empezó a denominar cajas.sistema de cajas de Nicolas Darvas, ejemplo
Nicolas Darvas, estaba empezando a perfilar su teoría de cajas, que posteriormente dio paso a su sistema de cajas.
La teoría funcionaba así: Las acciones se movían en rangos que formaban cajas, apiladas una encima de otra, como en una pirámide.
El precio podía rebotar entre la parte superior e inferior de las cajas. Mientras que el precio se mantuviera dentro de la zona, no había ningún problema.
Si el precio estaba demasiado tranquilo, y no subía y bajaba dentro de la caja, el valor era poco volátil, y Darvas no estaba demasiado interesado en el. Probablemente, no subiría tanto como le gustaría.
El problema estaba en decidir el tamaño de las cajas. Para algunos valores, esa caja tendría un tamaño de un 10%, para otros más y para otros menos. La tarea era definir el marco, lo más exacto posible.
Durante el proceso, Darvas empezó a entender el concepto de riesgo y como acotarlo.
Sus entradas eran condicionadas, si el precio sube por encima de…comprar. Automáticamente, la operación se asociaba con una orden de stop-loss, si el precio de la acción “rompe” la caja, se supone que ya no hará el movimiento previsto.
Hasta ese momento, las ganancias de Darvas, se equilibraban bastante con sus pérdidas. Así era casi imposible ganar de verdad al mercado.
La teoría de las cajas funcionaba, ahora quedaba conseguir que el dinero llegara. La única manera de conseguirlo, es mantenerse dentro de una acción que sube, el máximo tiempo posible.
¿Cuanto era el máximo tiempo posible? Siguiendo su teoría de cajas, cuando el precio dejaba de apilar cajas nuevas, y empezaba a bajar, penetrando en las cajas inferirores.
El secreto estaba en arrastrar el stop loss, de manera que asegurara la mayor cantidad de ganancias posibles.
Después de todo este camino recorrido, Davas se sentó y anotó sus objetivos para el mercado de valores:
1. Comprar las acciones correctas
2. Comprar en el momento adecuado
3. Mantener pérdidas pequeñas
4. Tomar grandes ganancias
Las armas con las que contaba Nicolas Darvas eran:
1. Precio y volumen
2. Su teoría de las cajas
3. Orden de compra automática
4. Stops de pérdidas.
No había buenas o malas acciones, sólo acciones que suben y acciones que bajan. Sólo había que mantener las acciones que subían y vender rápido las que bajaban.
Era así de sencillo, eliminar las emociones de la ecuación.

Investigación criminal por fraude

Durante el mercado alcista, que se produjo entre 1957 y 1958, Nicolas Darvas consiguió hacer algo más de 2.000.000$. Sus armas fueron: su sistema de cajas, un férreo control sobre sus emociones, piramidar posiciones ganadoras y cerrar rápidamente las posiciones en pérdidas.
Darvas escribió su famoso libro, Como conseguí 2.000.000$ en la bolsa, el que he utilizado para crear este artículo.nicolas darvas, revista time
La revista Time, se hizo eco del libro, que fue éxito en ventas.
El Fiscal General de Nueva York, estimó que la historia que contaba Nicolas Darvas sobre sus ganancias era falsa, y que sus ganancias no habían pasado de 216.000$.
En enero de 1.961, la investigación fue bloqueada y archivada.
Según Time, los investigadores estatales, admitieron que no habían podido localizar todas las cuentas de Trading de Darvas.
Nicolas Darvas, aseguró que las acusaciones eran falsas.

Conclusión

Tal vez Nicolas Darvas contara la verdad o no en su libro, pero si es cierto que propuso un método que hasta entonces era desconocido y que posteriormente se ha seguido usando con éxito.
No podemos negar que hay cierta similitud, entre el Sistema de Cajas de Nicolas Darvas, con el utilizado por las Tortugas de Richard Dennis.
Los dos sistemas se basan en la ruptura de un rango para comprar, y salir de la posición cuando las condiciones ya no se dan.
Aparte de las comparaciones posibles, podemos extraer conclusiones instructivas sobre la forma en Darvas consiguió ganar, las mismas que pueden llevarte al éxito, independientemente de la actividad en la que lo busques: pasión, constancia, fe, trabajo duro….
¿Te ha gustado esta historia?

Descarga GRATIS mi eBook

Aprende Ichimoku. El Indicador técnico más fiable

Responsable: Miguel Caballero, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp ubicada en Georgia (EEUU) y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en contacto@compraraccionesdebolsa.com. Para más información consulta mi política de privacidad

Soy un apasionado de los mercados financieros. Me gusta el Trading por la promesa de recompensas rápidas, pero el grueso de mi capital lo invierto a largo plazo; busco mi libertad financiera. Comparto lo que sé. Deseo que aprendas mucho leyendo mi blog :) ¿Quieres descubrir mi *verdadera identidad*? Visita este enlace.

También te interesarán...

2 Comentarios

  1. Hola Miguel,

    Sea totalmente cierta a no (casi es igual que ganara 1 millón, 2 o 3), seguro que es una historia interesante. No conocía a este inversor, así que me lo apunto.

    Un saludo

Deja un comentario

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

  • Responsable: Miguel Caballero
  • Fin del Tratamiento: Controlar el spam y la gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido
  • Contacto: contacto@compraraccionesdebolsa.com
  • Información adicional: Visita mi política de privacidad

  *