Perspectivas del mercado de criptomonedas en 2022

mercado de criptomonedas en 2022Las criptomonedas han dejado de ser una curiosidad para convertirse en alternativas reales de inversión. Su creciente popularidad se debe al enorme potencial de rentabilidad y facilidad de transacción. De hecho, ya hay cajeros Bitcoin y cada vez más establecimientos las admiten como medio de pago.
Pero no debemos olvidar que los antiguos métodos de pago (más «tradicionales» y habituales), como las tarjetas de pago, las tarjetas de prepago, Skrill, Neteller, etc., siguen siendo populares y se utilizan en todos los ámbitos, como en el mundo del comercio electrónico o del juego. En este último caso es especialmente popular, porque mucha gente prefiere estos métodos de pago porque los considera más seguros y fáciles de usar. Y como sabemos, al jugar al blackjack, la ruleta y otros juegos, es muy importante que cualquier movimiento, incluido el pago, sea lo más sencillo y lógico posible. Al fin y al cabo, todo debe proporcionarse para la comodidad del usuario. Sin embargo, esto no significa que las criptomonedas no sean fiables.
No obstante, el mercado de cifrado es muy volátil y hay dudas sobre su viabilidad y futuro. Tras un año de resultandos bastante positivos, hay mucha expectativa por saber cómo evolucionarán en 2022.

Criptomonedas en 2022

2021: el año del auge de las criptomonedas

El 2021 podrá recordarse como el año del boom de las criptomonedas. Bitcoin alcanzó cotizaciones históricas, aunque en el último trimestre tuvo algún retroceso. Su alza contribuyó significativamente a elevar el valor combinado del mercado.
Por otra parte, este año salió a bolsa Coinbase, convirtiéndose en la primera casa de cambios de cripto. A ello también debe sumarse la aparición de las finanzas descentralizadas o DeFi. Todos estos movimientos pueden responder al deseo de los inversores de lograr libertad financiera y protegerse del aumento de la inflación.
Estas novedades contrarrestaron el impulso negativo que supusieron las intervenciones de los entes reguladores. No hay que olvidar que China prohibió todas las actividades relacionadas con las criptomonedas. Asimismo, la Reserva Federal de Estados Unidos ha anunciado su intención de vigilar y controlar estas transacciones.

2022: la sombra de la incertidumbre

Comienza así un 2022 incierto. Algunos analistas consideran que el precio del Bitcoin experimentará una importante caída. Los más pesimistas estiman que su valor descenderá hasta los $ 10.000. Una menor liquidez y la percepción de que se trata de un mercado especulativo y sobrevalorado serían los responsables de este desplome.
Pero frente a las voces agoreras surgen otras más esperanzadoras. Los principales defensores de las criptodivisas son sus actuales inversores. Según una encuesta de la corporación financiera Visa, el 40% de ellos ha considerado trasladar sus activos a un banco que ofrezca productos cifrados.
Los analistas de Natixis, por su parte, observaron buena predisposición de los inversores institucionales. De acuerdo a sus datos, el 90% está dispuesto a mantener o, incluso, aumentar sus colocaciones en este tipo de activos.
Pero el futuro del mercado no es en blanco y negro. Si bien es posible que el valor del Bitcoin caiga, otras monedas digitales podrían ganar relevancia. La criptografía ya es una industria madura y no es necesario concentrar todas las apuestas en un único jugador. Otros criptoactivos menos populares podrían ganar terreno.

La oportunidad de las DeFi, los ETF’s y las “stable coins”

Las finanzas descentralizadas pueden resultar ganadoras ante los futuros cambios del mercado de cifrado. Se espera que ellas impulsen su crecimiento o, al menos, mantengan el valor global de la industria.
Además, el reciente lanzamiento del primer ETF de bitcoins ha tenido muy buena acogida. El producto del fondo ProShares ofrece una alternativa para invertir en esta criptomoneda sin una exposición directa. Sin embargo, esta opción puede ser desafiante para los traders inexpertos. El mercado de futuros conlleva riesgos que se añaden a los intrínsecos de los instrumentos asociados a los blockchains.
La tercera baza para el 2022 la constituyen las “stable coins” o monedas estables. Estos son activos digitales, cuyo precio está anclado al de otros valores, como monedas fiduciarias, materias primas o inmuebles. Son menos volátiles, pero mantienen las características de descentralización y facilidad de intercambio que definen al mercado de criptomonedas.

Más ideas para invertir

Deja un comentario

 

 

Acepto la política de privacidad

  • Responsable: Miguel Caballero
  • Fin del Tratamiento: Controlar el spam y la gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido
  • Contacto: contacto@compraraccionesdebolsa.com
  • Información adicional: Visita mi política de privacidad

  *