El Efecto de la Inflación en la Bolsa

No se si te has planteado cual es el efecto de la inflación en la bolsa. Hace poco hemos conocido que Venezuela ha entrado “oficialmente” en hiperinflación y como consecuencia directa, su índice bursátil está por las nubes, aunque a precios reales no se cual será su rendimiento.
En determinados países los gobiernos y bancos centrales están luchando por crear un poco de inflación, y en Venezuela no son capaces de controlar la suya.
No voy a entrar en los motivos por los que Venezuela ha llegado donde está, si no como nos afecta cualquier tipo de inflación a los inversores.
Cuando invertimos en bolsa, nuestro principal objetivo es preservar nuestro capital, y además conseguir una rentabilidad que supere la inflación, para no perder poder adquisitivo.
Pensamos erróneamente, que la inflación tiene una tendencia natural a subir y acumularse con el tiempo. Es lo que hemos vivido hasta ahora, y en teoría el sistema económico está montado así, para que la inflación sea moderadamente creciente, pero de vez en cuando se descontrola y entonces se generan los desequilibrios.la-inflacion-en-la-bolsa

Teoría y efectos de la inflación

Teorías de por qué se produce la inflación hay varias. Como ocurre en casi todo lo que afecta a la economía, tratada de forma empírica, los economistas tienen muchas teorías para explicar una sola causa.
Los economistas me recuerdan al idioma español. En nuestra lengua tenemos varias acepciones para hablar de un mismo objeto, lo mismo les ocurre a los economistas con la inflación.
Me voy a quedar con la teoría austriaca de la inflación, por que es la más fácil de comprender y la que me parece más acertada, al menos desde la visión de una persona totalmente ajena al academicismo económico.

Teoría austriaca de la inflación

Según esta teoría, la inflación se produce cuando la oferta monetaria crece por encima de la demanda de la gente.
Los que producen bienes y servicios demandan dinero por sus productos, si la generación de dinero es mayor que la generación de riqueza, hay inflación.
Esto es bastante sencillo de entender. Los productores, somos a la vez consumidores.
Cuando realizas un determinado trabajo, o produces un objeto, obtienes un rendimiento económico por tu esfuerzo. A su vez, vas a necesitar comprar otra serie de productos y servicios.
Si el dinero que obtienes, es suficiente para comprar lo que necesitas, no se crea inflación.
Hoy puedes comprar una barra de pan por un euro, si mañana esa barra de pan cuesta 1,10, necesitarás cobrar más por tus productos o servicios, para poder satisfacer tus necesidades (pérdida de poder adquisitivo).
Los problemas surgen, cuando las subidas no son lineales. Si todo sube a la vez, no hay distorsión de los precios y no hay inflación, pero todos sabemos que algunos precios tienden a subir más que otros.
El efecto contrario, sería la deflación. La oferta de moneda es menor, que la demanda existente.
La escuela austriaca, asigna la causa de la inflación y la deflación a la existencia de un monopolio emisor de la moneda, y propone la eliminación del monopolio de la emisión de la moneda, volviendo a un sistema en el que la moneda sea una mercancía, vamos que respaldan la vuelta al patrón oro o en su defecto la instauración del Bitcoin o similar.

La inflación en la bolsa

la-inflacion-en-la-bolsa-hiperinflacion-en-venezuela

Efecto de la hiperinflación, en la bolsa de Venezuela

La inflación y la deflación, obviamente afectan a las acciones en muchos sentidos.
El fenómeno más habitual, que es la inflación, suele tener un efecto pernicioso a corto plazo para las empresas, disminuyendo sus beneficios.
Las empresas (grandes) no tienen una capacidad de reacción rápida, y lleva varios trimestres hasta que consiguen trasladar el aumento de los costes al producto final.
Una vez que ese aumento de los precios se traslada al producto final, son los consumidores los que empiezan a sufrir los efectos de la inflación y es probable que reduzcan sus compras.
Llega un punto, que si la inflación no crece de manera descontrolada, como ocurre en Venezuela, o se estabiliza, los consumidores y empresas se aclimatan a la nueva situación, con un entorno de precios más altos.
En ese momento, el aumento de inflación puede generar que los consumidores gasten mas, y conserven menos dinero en efectivo, ante la sensación de que pierden poder adquisitivo.
Por eso los gobiernos gustan de un aumento moderado de la inflación, como generadora de consumo y por tanto de puestos de trabajo, por no hablar de algunos efectos colaterales sobre su deuda.
Una subida de la inflación de manera inesperada, tiene una correlación positiva con las acciones. A un aumento de la inflación, la bolsa tiende a subir para compensar la pérdida de poder adquisitivo.
Sin embargo, esa correlación no es tan directa, cuando el gobierno utiliza políticas monetarias para contrarestar sus efectos.
A simple vista, puede parecer que con una fuerte inflación obtendremos más beneficios por nuestras inversiones, pero es un razonamiento erróneo.
Hay estudios que demuestran que el rendimiento de las acciones, al restar la inflación, fue peor en los periodos de una alta inflación que en periodos de una inflación más controlada.

Tipos de acciones y su desempeño ante la inflación

Podemos establecer varias clasificaciones para las acciones. Una de ellas, es la que divide las empresas en dos: crecimiento y maduras.
Las empresas de crecimiento suelen tener menos efectivo disponible, ya que utilizan sus recursos en crecer, mientras que las empresas maduras tienen una mayor caja disponible, por todo lo contrario, ya no tienen expectativas de crecer.
Es obvio, las empresas de crecimiento se van a ver afectadas “mas” negativamente en un escenario de alta inflación, que las empresas maduras.
También podemos comprender esta situación, ya que las tasas de interés crecen cuando hay inflación. Podemos observar como los EE.UU han mantenido tipos con una inflación muy baja, y ahora que parece que la inflación ya hace acto de presencia, su intención es subir tipos para mantenerla bajo control.
Las empresas que generan dividendos son una forma de protección contra la inflación, pero sólo en parte. Si la inflación sube sin control, los dividendos no reflejarán a tiempo la pérdida de poder adquisitivo.
Conclusión, una inflación moderada puede ser buena para la economía, ya que genera la necesidad de gastar dinero. Todos sufrimos la sensación de que el dinero compra cada vez menos.
Sin embargo, una inflación descontrolada, puede generar muchos problemas en la sociedad. Para la bolsa sería bueno, ya que rápidamente intentaría contrarrestar el efecto, pero habría pérdida real de poder adquisitivo.
Lo mejor es una inflación moderada y controlada, para nosotros como compradores, y también como inversores.

Aprende a ser buen inversor: Avanzar a Lección 2

Descarga GRATIS mi eBook

Aprende Ichimoku. El Indicador técnico más fiable

Responsable: Miguel Caballero, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp ubicada en Georgia (EEUU) y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en contacto@compraraccionesdebolsa.com. Para más información consulta mi política de privacidad

Soy un apasionado de los mercados financieros. Me gusta el Trading por la promesa de recompensas rápidas, pero el grueso de mi capital lo invierto a largo plazo; busco mi libertad financiera. Comparto lo que sé. Deseo que aprendas mucho leyendo mi blog :) ¿Quieres descubrir mi *verdadera identidad*? Visita este enlace.

También te interesarán...

7 Comentarios

  1. Sin ninguna duda, la inversión en bolsa con dividendos es una buena manera de protegerse contra la inflación: primero porque obtenemos una rentabilidad por nuestro dinero, y segundo porque las empresas que poseemos se adaptan a esas subidas de la inflación y eso hace que nuestros activos no pierdan valor.

    En mi opinión no hay mayor protección para la inflación que la Bolsa.

    Un saludo.

    • Hola Alvaro
      Creo que tienes razón, aunque en determinados momentos puede que la correlación no sea exacta, los activos en bolsa tienden a subir a la vez que la inflación.
      Lo mejor es que tengamos una inflación moderada, y que no suframos efectos “Venezuela” sobre nuestras cabezas.
      Un abrazo.

      • Por supuesto. Se me olvidó matizarlo. Siempre hablando de una inflación controlada.

        Como bien dices: los activos en bolsa tienden a subir a la vez que la inflación.

        En un escenario como el de Venezuela ya estaríamos hablando de otra cosa, y no quiero ni imaginarlo.

        Un abrazo Miguel.

  2. Jesulinico dice:

    Venezuela hiperinflacionaria, Estados Unidos con una deuda exterior del 66%, siendo el país más fuerte, España un 104%, Grecia un 140%, quitando países nórdicos, la mayoría de los países están en una deuda que antes se distraían con guerras, la otra solución es que la inflación explote, a fin de cuentas toda la población ahorradora pierda su dinero, robo institucionalizado, y el oro baja, mi cartera bungle no aguantará eso. El bitcoin tres horas en hacer un pago, con su volatilidad lo que en un principio vale 10 puede terminar saliendo gratis o pagar 500, con tantos forks que funcionan mejor los geeks ya no lo utilizan, eso si un protocolo blindado

    • La deuda exterior de algunos países da miedo, y la que más nos tiene que dar, es la nuestra. Por eso es importante no tener todos los huevos en la misma cesta, hablando de países y de activos distintos.
      De alguna manera el Bitcoin es un problema, que tal vez encierre una solución….¿Pueblos que decidan sobre sus finanzas? Demasiado bueno para ser cierto.
      Un abrazo.

  3. Hola Míguel,

    Me parece que la escuela austriaca es la que tiene explicaciones más racionales para muchas cosas, sin irse a conceptos metafísicos, utiliza explicaciones de “andar por casa” que permiten una aplicación práctica y buscar soluciones efectivas (o como hace Paramés, buscar las mejores oportunidades de inversión en función de las condiciones que observa en el mercado).

    Creo que la inflación es como el aceite del motor, un poco lubrica, demasiado engrasa y embota. En cualquier caso, para proteger nuestro patrimonio contra este problema, no hay nada mejor que las acciones, tardan más o menos, pero las compañías pueden adaptarse a las condiciones de precios cambiantes mejor que cualquier otro activo.

    Un saludo

    • Hola IeD.
      Completamente de acuerdo. Habrá situaciones en las que, se atrasen o puede que se adelanten a la inflación, pero son la mejor forma de preservar patrimonio, así como otros activos que puedan generar rentabilidad.
      Me gustan también las inversiones inmobiliarias, pero no me gusta el oro, ni otro tipo de inversiones puramente especulativas y que no son productivas.
      Un abrazo.

Deja un comentario

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

  • Responsable: Miguel Caballero
  • Fin del Tratamiento: Controlar el spam y la gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido
  • Contacto: contacto@compraraccionesdebolsa.com
  • Información adicional: Visita mi política de privacidad

  *