¿Qué son y para qué sirven las inversiones alternativas?

Los activos alternativos, están dentro del rango de los activos financieros y reales que no forman parte de las inversiones tradicionales. Los activos financieros que forman parte de estas inversiones son las acciones, los bonos del tesoro, bonos, cuentas por cobrar, las cuentas por pagar, los Certificados de Depósito a Término (CDT), los préstamos, las deudas, entre otros.
Mientras, entre los activos reales de las inversiones tradicionales la constituyen la infraestructura, es decir, compañías de servicios públicos, aeropuertos, puertos marítimos y todo aquel activo que represente derecho de cobro, asimismo las tierras y los activos intangibles como la propiedad intelectual, marcas comerciales y patentes.
Son precisamente los activos reales quienes se convierten en objeto de las inversiones alternativas, por lo tanto, las inversiones tradicionales se han quedado plasmadas en el aspecto financiero, pero la particularidad radica en que con las inversiones alternativas. Se busca la rentabilidad con distintos activos donde suelen rebasarse las leyes clásicas del mercado (oferta y demanda), ya que la demanda es persistente y muchas veces amplia, por lo tanto, eventualidades externas al negocio, tienen muy poca repercusión en la dinámica de estas inversiones. No representan un equilibrio oferta –demanda, la rentabilidad, por supuesto, es más acelerada, por ejemplo, invertir en bienes inmuebles es una de las inversiones alternativas más rentables, debido a su elevada demanda todo el año, además que es un negocio que necesita de inversión permanente.

inversiones alternativas 1

La falta de rentabilidad de los productos propios de las inversiones clásicas, impulsó el surgimiento de las inversiones alternativas. Esta no es una estrategia nueva, sin embargo, la busqueda de mayores índices de rentabilidad en menor tiempo, ha configurado el mundo de las inversiones.
Por lo tanto, todo aquello que no forma parte de las inversiones tradicionales financieras, se les llama alternativas, y aunque el riesgo está latente, constituyen una estrategia de inversión más diversificada.
Hay una diferencia significativa entre una inversión clásica y una alternativa, y tiene que ver con las reglas de juego, en una inversión tradicional se establecen criterios de antemano, por lo tanto, se invierte de acuerdo a los métodos ya seleccionados previamente, en cambio, la alternativa está basada en transacciones y porcentajes que convenga a quien invierte. Este tipo de inversión ha simplificado los procesos, realizando operaciones más fáciles que en el proceso tradicional.

¿Para qué sirven las inversiones alternativas?

Sirven para garantizar retornos de inversión en menor tiempo y para generar rentabilidad, con posibilidades de riesgo a un nivel menor que en las inversiones clásicas. Son las opciones con las que cuenta un inversor, para consolidar y hacer crecer su patrimonio. Las ventajas de este tipo de inversiones, son las siguientes:

Diversificación de cartera

La estrategia de diversificación, ha logrado disminuir tanto, posibles pérdidas, como los riesgos de inversión. Esta diversificación puede ser por: categorías de activos o sectores económicos, y en este caso, se tiene en cuenta que los ciclos económicos suelen favorecer a algunos sectores económicos, respecto a otros.

Cobertura contra la inflación

Para entender de qué manera las inversiones alternativas pueden ser una acción propicia para lograr protegerse de la inflación, hace falta revisar los casos de éxito con la estrategia de inversión private equity (capital-riesgo), acogida por las empresas que no cotizan en la bolsa, sin embargo, logran una mayor tasa de rentabilidad que las empresas que sí cotizan.
Los activos como infraestructura, es un aval contra la inflación, ya que es un sector económico que forma parte de una parte fundamental de la dinámica de vida actual, por ejemplo, una compañía de servicios básicos, no depende precisamente de la oferta y la demanda, porque son un tipo de compañía que representan elementos indispensables para la vida.
Es importante destacar que cada sector económico o cada tipo de negocio tienen sus particularidades, es por ello que la búsqueda de un consultor empresarial es fundamental.
En una consultoría empresarial el inversor puede obtener información de una perspectiva amplia del mercado y la forma más idónea de canalizar la inversión, de manera que el retorno de la misma sea en menor tiempo y los estándares de rentabilidad sean altos.
Los beneficios que puede obtener un inversor al acudir a un consultor empresarial, son muy concretos. El consultor empresarial ayuda a la optimización del proceso y elabora un plan de viabilidad de la inversión, luego de la realización de estudios internos y externos.
Tiene la capacidad de resolver incidencias, así que es un aval ante los imprevistos en el proceso de cara a la inversión. Adicionalmente: ayuda a mejorar la imagen de la empresa y consolida relaciones con los clientes. El resultado de ello se traduce en crecimiento en torno a la competencia.

inversiones alternativas 3

El mercado inmobiliario en las inversiones alternativas

Unos de los sectores que más ha crecido en los últimos años, es el sector inmobiliario. No es un sector económico inmune a los ciclos económicos y las crisis, sin embargo, es uno de los que mayor ganancia provee y en el que se ha concentrado un número importante de inversionistas.
Por supuesto, es un sector que ha innovado sus técnicas de venta y en ello radica el éxito. Una de las razones de dicho éxito, tiene que ver con el merchandising para empresas inmobiliarias, los agentes han sido piezas fundamentales para que las compras no paren y las transacciones sigan generando altos porcentajes de rentabilidad. El merchandising ha revolucionado al sector inmobiliario, impulsa las ventas, posee una metodología para abordar a los clientes y concretar grandes ganancias.

La realidad de las inversiones alternativas

Cuando se hace una inversión, catalogada como alternativa, no existe una preocupación sobre las consecuencias que esa inversión pueda causar al mercado.
Es decir, hay un proceso simple, enfocado en el negocio, propiamente, es decir, alguien compra una empresa pequeña, conociendo su precio de antemano, y luego se vende a un precio que permita recuperar la inversión y generar una ganancia que permita, obtener dividendos importantes.
A esta estrategia de inversión alternativa, se le llama event-driven. Esta estrategia consiste en aprovechar ciertas situaciones, por ejemplo, esa empresa estaba a punto de ir a la quiebra, sea producto de una crisis económica o por falta de inversión, por lo tanto, su valor no es el mismo si fuese una empresa productiva. Luego, sea que se reestructure o se organice internamente, la venta será inminente.

Si te ha gustado, comparte....
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Otras ideas que te pueden interesar:


Deja un comentario

 

 

Acepto la política de privacidad

  • Responsable: Miguel Caballero
  • Fin del Tratamiento: Controlar el spam y la gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido
  • Contacto: contacto@compraraccionesdebolsa.com
  • Información adicional: Visita mi política de privacidad

  *