Inicio » Invertir con acciones » ¿Cuándo Vender Acciones?

¿Cuándo Vender Acciones?

cuando vender acciones en BolsaVender acciones puede parecer un movimiento “contra natura” cuando estas comenzando. Crees que debes comprar acciones para toda la vida, que la mejor opción que tienes para ganar dinero en Bolsa, es casarte con una empresa para siempre.
No siempre es la mejor opción aunque seamos un inversor Buy & Hold (comprar y mantener), cualquier posición exige una vigilancia constante.
Hay estudios que demuestran que comprar y vender acciones de forma compulsiva, tampoco genera buenos resultados.
Los inversores que realizan demasiadas operaciones, no son precisamente los que mejores resultados obtienen, entonces ¿Dónde está la virtud?

Vender acciones

¿Cuándo vender acciones?

Cuando se compran acciones de una empresa, hay que tener clara cual es nuestra postura, pero desde el razonamiento y la estrategia.
Se pueden comprar acciones de una empresa por diferentes motivos: está barata, ofrece una buena rentabilidad por dividendo, es una empresa de crecimiento o técnicamente está en un momento ideal para comprar.
No todos los inversores tienen un planteamiento idéntico, por eso los motivos para vender acciones son obligatoriamente diferentes.
Los inversores que deciden comprar y vender acciones, para obtener un beneficio por su revalorización, coinciden en un punto esencial: Hay que vender, para materializar el beneficio.
En teoría una pérdida latente, es una pérdida en tu cuenta, ya que resta valor a tu cartera o te resta margen si estás operando apalancado.
Mientras que un beneficio latente no nos sirve de mucho, salvo que estemos operando con margen.

vender acciones, la visión del trader

Ahora sin comisiones en acciones españolas y estadounidenses
Ver condiciones en la web del Bróker DEGIRO

970x250

Es momento de vender acciones para un inversor de largo plazo

Un inversor de largo plazo, que realiza pocos movimientos en su cartera y que mantiene muy pocas empresas en vigilancia, debe tener mucho cuidado de elegir bien el momento de vender acciones, porque vender bien está estrechamente relacionado con la rentabilidad que pueden obtener invirtiendo a largo plazo.
Un inversor de largo plazo entiende bien cómo funcionan las acciones. Estos inversores deciden comprar en Bolsa de valores determinadas acciones, en primer lugar, porque una vez que han analizado el negocio, consideran que el precio al que se las ofrece el mercado es razonable, y esperan una revalorización a largo plazo igualmente razonable.
Si nada cambia a futuro, el negocio sigue evolucionando bien y el mercado no sobre valora el precio de las acciones, la venta de acciones no está justificada, sigues teniendo en cartera unos activos que consideras que el mercado aún no valora adecuadamente, entonces pueden seguir subiendo más y más.
Es la razón por la que algunos inversores como Warren Buffett mantienen acciones durante años y años, porque consideran que su inversión es buena y a pesar de que algunas acciones están a precios que podrían parecer altos, consideran que no son excesivos.
Entonces ¿Cuándo vender acciones de una empresa? Estos son los motivos que destacan algunos de los mejores inversores con los que he tratado:

1. Venta de acciones por deterioro permanente del negocio

En la mayoría de los casos, no siempre, la cotización de una acción está estrechamente relacionada con la capacidad de generar beneficios que tiene la empresa.
Al respecto, Warren Buffett tiene una afirmación que nos debería servir de orientación: “Es posible que el mercado ignore el éxito de una empresa durante un tiempo, pero acabará por confirmarlo”.
Es la cuenta de resultados, la que realmente determina si una empresa irá bien o mal en Bolsa. Los inversores tienden a premiar a las empresas de crecimiento, las que obtienen rentabilidades por encima de la media.
En teoría, una buena empresa no pararía nunca de crecer y no ofrecería oportunidades a los inversores. Afortunadamente, hay un gran número de inversores cortoplacistas y que, cuando ven uno o dos trimestres malos, salen del valor provocando movimiento laterales o bajistas.
Para el inversor de largo plazo, es el momento de analizar si el deterioro del negocio es transitorio o permanente.
Si es transitorio, acumularía más acciones a un precio mejor, pero si el deterioro del negocio es permanente es una clara bandera roja y momento de vender acciones. Cuando veas caídas en un valor deberías preguntarte ¿Quién vende acciones? Y si es o no un buen momento para vender o acumular.

2. Cuando una valoración excesiva, justifica la venta

Se pueden vender las acciones en cualquier momento, y uno de los momentos más justificables es cuando el mercado sobrevalora en exceso una empresa.
No hablo de pagar más del valor intrínseco de una empresa, que hasta cierto punto ocurre en determinados mercados por sus perspectivas a futuro, sino cuando la valoración de una empresa supera toda lógica.
Las empresas con crecimientos esperados a futuro, en muchas ocasiones están a PER 30 y eso no quiere decir que estén sobrevaloradas y este es un error que se comete a menudo.
El SP500 se mueve en un Price to earnigs de 15 veces, y los inversores value suelen ser reticentes a pagar por un valor que cotiza a 20 o 30 veces beneficios, cuando a veces está justificado.
Es el caso de empresas de muchísima calidad como las acciones de Inditex durante muchos años, que han estado a PER 30 y no han parado de subir en Bolsa. O empresas tecnológicas con crecimientos de beneficios de un 80% anual, que están a 40 veces beneficios.
Lo que no es lógico es pagar 50 veces beneficios por acciones de bajo crecimiento, como son las acciones de McDonald´s. McDonald´s está muy bien para tener en cartera, pero a unos precios razonables, si sus acciones cotizan a 50 o 60 veces beneficios, con un CARG (crecimiento compuesto anual) de un 0.1% en los últimos cinco años están claramente sobrevaloradas y es momento de vender acciones.

3. Gestión de cartera, rebalanceo

El planteamiento de cualquier inversor debe ser la gestión de una cartera como un todo. Aunque la decisión de comprar acciones de una empresa se haga de forma individual, valorando el negocio y el precio al que cotiza, una vez que está dentro de la cartera, forma parte del conjunto de posiciones que hay que monitorizar y controlar.
Se ha escrito mucho del número ideal de acciones para tener en cartera, mientras que hay inversores que se encuentran cómodos con cuatro o cinco valores, otros prefieren tener 20 o más.
Por una cuestión meramente de riesgos y de lógica, cuando una acción ha subido mucho y desequilibra la cartera, lo ideal es vender parte para reequilibrar cartera, comprando aquellas acciones más baratas y con mayor potencial de revalorización.
Esta actitud es meramente subjetiva y es una forma de determinar cuando vender tus acciones, aunque no es una regla totalmente fija. Hay que volver al punto anterior y determinar si aún el valor puede subir mucho más, porque su cotización no refleja las bondades del negocio.

4. Vender para comprar otras acciones

¿Qué pasa cuando vendes acciones? Pues, si lo que tienes es una cartera para comprar y mantener acciones, automáticamente después de vender vas a comprar otras diferentes.
Una de las razones para vender acciones, es dedicar ese capital a invertir en otra idea mejor, o con más posibilidades de revalorización.
Esta justificación englobaría todas las anteriores, ya que si has comprado acciones de una empresa y el negocio se deteriora (lleves poco o mucho tiempo con ellas), su valoración es excesiva o supone mucho peso en la cartera, más pronto que tarde vas a buscar otras acciones que tengan potencial según tu estrategia de inversión.
Resumiendo, sería la opción vender, para invertir en una idea mejor con mayor potencial.

5. ¿Cuándo vende un inversor en dividendos?

Un inversor que busca comprar acciones con dividendos, para vivir de los dividendos, raramente se plantea vender sus posiciones, salvo que las condiciones por las que invirtió en esa empresa cambien drásticamente.
¿Y cuáles son esas condiciones? Que el dividendo esté en riesgo o que la empresa decida eliminar el dividendo.
Podemos saber con antelación que el pago de dividendos está en riesgo, analizando los estados financieros y los ratios financieros de la empresa. Analizando el BPA (Beneficio por acción) y el Pay-out es fácil saber hasta que punto la empresa tiene comprometidos sus dividendos.
Cuando el Pay-out supera el 60% del beneficio atribuible, las posibilidades de que el dividendo esté en riesgo son muy altas. Como ocurre en toda inversión, depende, pues los REITs y las Socimis destinan el 90% de sus beneficios a dividendos, así que, todas las reglas tienen sus excepciones.

Los cuatro motivos de un trader para vender acciones

Al igual que un inversor de largo plazo, un trader también tiene sus propios motivos para vender acciones, atendiendo a su estrategia. Un trader básicamente tiene cuatro motivaciones básicas para vender acciones:

  • El precio ha llegado a un objetivo trazado previamente
  • Saltó el stop de protección, y la operación se cerró de forma automática
  • La operación no está funcionando como esperaba
  • Ventas al descubierto

1. Vender por toma de beneficios en las acciones

Esta es la opción en la que los traders se sienten más cómodos y sobre todo, satisfechos: las acciones compradas más abajo han llegado al nivel de precios que ellos estimaban y deciden tomar beneficios.
Lo más complicado para un trader, sobre todo si no tiene demasiada experiencia, es marcar un objetivo de ganancias, ¿Dónde colocar el Stop Profit?
Hay tres o cuatro formas de vender acciones para tomar beneficios, que podríamos decir que son aceptadas por la comunidad de traders como lógicas:

Los traders de más corto plazo, suelen utilizar zonas que ellos consideran adecuadas para tomar beneficios, y en la mayoría de las ocasiones coinciden con soportes y resistencias, bien sean estáticas o dinámicas. Los traders que gustan del medio o largo plazo, suelen utilizar métodos dinámicos para tomar beneficios: trailing stops, dejando seguir al máximo el movimiento del precio.

VENDER ACCIONES AL LLEGAR A OBJETIVO

2. Vender acciones en pérdidas

A veces hay que vender en pérdidas siguiendo una estrategia marcada. Los stops loss son la mejor, de las peores herramientas que pueda tener un trader.
La gran ventaja que tiene un stop loss es esa, que protege tu capital, y tu capital (en el Trading) es tu herramienta de trabajo. Lo primero siempre es preservar el capital.
La desventaja que tienen los stops de protección es que en ocasiones pueden ser ineficaces, pero no por que el recurso sea malo, si no por que el trader lo utilice de forma incorrecta.
El aspecto psicológico de las malas operaciones
Hay que reconocer que cuando una operación va en tu contra, ese movimiento te afecta psicológicamente y no te deja ver más allá de ese trade que no está funcionando. Esa situación te impide realizar otra serie de trades que si serían rentables.
Los stops de pérdidas siempre tienen que estar presentes en una estrategia de Trading.
Hay traders que se niegan a poner sus stops en la plataforma, dicen que no les gusta dar al bróker la oportunidad de saber donde está su límite y que lo busque, no es una actitud que comparta.

VENDER ACCIONES SALTA STOP DE PROTECCION
No creo que los Bróker tengan ningún tipo de sistema para buscar stops, sin embargo, algunos participantes del mercado tienen esa información (acceso al libro de órdenes) y la utilizan en su propio beneficio. Recuerda cómo y porqué funcionan los Pullbacks y los Throwbacks.
Los traders que comienzan se deberían limitar a poner sus stops en la plataforma, los stops mentales son muy difíciles de llevar a la práctica para un trader principiante.
Cuando estamos empezando, siempre pensamos que la posición se va a dar la vuelta para ir a nuestro favor. Nunca encontramos el momento de salir con pérdidas de la operación, sería como admitir su fracaso.
Un stop puesto al abrir la operación, nos evita dudas y también nos lleva a admitir que podemos estar en un error. Y si lo estamos, estaremos admitiendo la pérdida desde el primer momento.

3. Vender por que el mercado ha cambiado

A veces, después de entrar en un trade, a los pocos días se da la vuelta. Tú estabas allí y has podido comprobar como tenías indicios suficientes para pensar que era posible, ¿Porque no vender tus acciones en ese momento? ¿Porque esperar a que salte tu stop?
Podría escribir todo un libro sobre buenas prácticas y psicología del Trading en este punto del artículo, pero es una potestad de cada uno salir del mercado si cree que las condiciones que le llevaron a entrar han cambiado.
Un stop de protección debería ser el punto de no retorno, pero en algunas ocasiones no es necesario dejar que salte el stop para darte cuenta del error que has cometido. En ese momento es bueno vender acciones, salir del mercado y observar desde fuera que es lo que está dispuesto a realizar, pero en este caso viendo el mercado desde la barrera, serás más crítico con la situación y probablemente el desgaste psicológico será mucho menor.

4. Vender acciones al descubierto

Vender acciones al descubierto es la zona del mercado más gris y menos transitado por los traders que comienzan, y está bien que sea así, ya que para vender en corto lo ideal es tener algo de experiencia.
No se si has tenido la oportunidad de leer el libro que comenté hace tiempo: Secretos para ganar en los mercados alcistas y bajistas.
En este libro Weinstein nos da las pautas necesarias para saber cuando es el mejor momento para vender al descubierto y ganar en el lado corto del mercado.

VENDER ACCIONES AL DESCUBIERTO
En algunas ocasiones puedes descubrir como un valor que hasta hace poco era alcista, se está tornando más lateral, o da divergencias en el MACD que avisan de un posible recorte. Si eres muy bueno, podrías ponerte corto, pero mi recomendación es que sólo se vendan valores cuando realmente son bajistas, ya que el mercado tiene la mala costumbre de tener una tendencia alcista de fondo, creo que tiene que ver con la actitud del ser humano, que es optimista por naturaleza.
Y ahora que opinas ¿es buen momento para vender acciones?, esas acciones que ya no cumplen con tus criterios, o esas acciones que ya se han revalorizado de forma excepcional.

¿Cómo vender acciones?

Si aún no tienes claro como se compran y venden acciones, te sugiero consultar mi guía de como comprar acciones.
Para la venta el proceso es exactamente el mismo, obviamente y salvo en la venta en corto, previamente tienes que tener las acciones que quieres vender, y no deberías tener dudas sobre donde se venden las acciones.
Para vender acciones hay dos tipos de órdenes de bolsa, que si es importante que las conozcas para que el Bróker interprete bien tus intenciones:

  • Órdenes a mercado
    Estas son las más sencillas, se ejecutan con el mercado abierto y sólo le decimos al Bróker que venda a mercado o por lo mejor, el número de acciones que deseemos.
    El precio de venta será en el que en ese momento cotice el valor que queremos vender.
  • Órdenes limitadas de venta
    Son órdenes en las que establecemos un precio límite de venta. Básicamente consiste en que, al llegar a un precio determinado, le decimos al Bróker que lance una orden de venta al precio que nosotros hemo decidido.
    Son un stop de venta, pero con un precio concreto. Un stop loss puede ser a mercado o limitado, si no indicamos nada, al llegar el precio a nuestro stop, el Bróker lanza una orden de venta a mercado, pudiendo ejecutarse a cualquier precio.
    Una orden stop limitada, se activa al llegar el precio a un nivel determinado, pero el precio de venta al que se ponen a la venta las acciones, es al que hemos marcado previamente, que puede ejecutarse o no.

Más para aprender a invertir en acciones

Si te ha gustado, comparte....
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
990x250

4 comentarios en «¿Cuándo Vender Acciones?»

  1. Me ha gustado mucho tu artículo Miguel. Creo que lo has explicado bastante bien.

    Yo en función de la situación del mercado (impulso 1, 2, 3 ó 4) vendo por objetivos o dejo correr las ganancias hasta que salte el stop o se produzca un fallo técnico en el valor
    .
    El stop inicial lo voy moviendo siguiendo al precio, siempre dando un margen de seguridad para las correcciones de tendencia.
    Cuando detecto que la tendencia en el valor se acaba, ajusto los stops apoyándome en soportes cercanos y líneas de tendencia.

    Muy resumido, pero espero que se entienda.

    Un abrazo

    Responder
  2. Hola Miguel,

    Para mi una de las cosas más difíciles en el trading es dejar correr las ganancias. Al principio en cuanto tenía ciertos beneficios ya estaba hecho un flan y muchas veces cerraba demasiado rápido, luego fui capaz de dejarlas llegar a un objetivo, ahora trato de cerrar una parte y dejar correr otra.

    Dicho parece fácil, ¿A que si?

    Un saludo

    Responder

Deja un comentario

 

 

Acepto la política de privacidad

  • Responsable: Miguel Caballero
  • Fin del Tratamiento: Controlar el spam y la gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido
  • Contacto: contacto@compraraccionesdebolsa.com
  • Información adicional: Visita mi política de privacidad

  *