¿Que es la Pignoración? Pignoración de Acciones

¿Qué es la pignoración?

Antes de hablar de pignoración de acciones, que es de lo que va este blog, de comprar y vender acciones, vamos a adentrarnos un poco en el concepto de pignoración, para entender como funciona y sus implicaciones.

La pignoración no es más que dejar un activo como prenda, para garantizar una operación.

Esto que lo hacemos de forma habitual en nuestra vida diaria, no es bien entendido y es habitual encontrarse con situaciones realmente complicadas.
Me estoy refiriendo a los préstamos hipotecarios. En estos préstamos, lo que se hace es ofrecer la vivienda que estamos comprando, como garantía de que vamos a hacer frente al pago de ese crédito.
En el momento que firmamos el préstamo o crédito hipotecario, estamos trasladando la custodia de la prenda al que nos a ofrecido la operación, que no es más que el prestamista, sea un banco, caja, entidad financiera o el vecino del quinto.pignoración de acciones
Mientras que no paguemos el crédito, aunque en teoría somos los dueños de la vivienda, la prenda que en este caso es la vivienda, está custodiada por el poseedor del derecho.
Esta situación, nos genera ciertas obligaciones:

  • No podemos transmitir la prenda, mientras que exista la obligación. No podríamos vender la vivienda, y en el caso de la pignoración de acciones, no podríamos venderlas.
  • Sólo cuando se termina la obligación, se extingue el concepto de prenda. O sea, que cuando devolvemos el préstamo, la prenda, sea vivienda o acciones, pasan a ser de nuestro total dominio.
  • La pignoración se debe reflejar en escritura pública.
  • Y, como vemos habitualmente, cuando se incumple la obligación, el titular del derecho sobre la prenda (habitualmente el banco), no puede quedarse directamente con la prenda, debe venderse en subasta pública, y sólo en caso de no haber ningún comprador, se podría quedar con la prenda.
Solemos leer: “el Banco se ha quedado con la casa”. No, el Banco ha ejercido su derecho sobre la prenda, y la ha sacado a subasta pública y sólo en el caso de quedar desierta, el Banco se queda con la casa.
El problema que tenemos en este país, es que la “garantía hipotecaria”, no garantiza que, si el importe adeudado no se liquida con la subasta, el que ha pedido ese préstamo, aún le deba dinero al banco. Un hecho bastante dramático.

Pignoración de acciones

La pignoración de acciones funciona como cualquier otro tipo de pignoración, lo que hacemos es pedir un crédito al Banco o entidad financiera, en la que ofrecemos como garantía unas acciones.
Mientras que la pignoración esté en marcha, nosotros seguiremos siendo los titulares de las acciones, y por tanto seguiremos recibiendo los dividendos que generen o podremos asistir a las juntas de accionistas.

La pignoración de las acciones, no nos elimina o limita ninguno de los derechos que tenemos como accionistas, tanto políticos, como económicos: ¿Que derechos tengo como accionista?
accionista propietario, pignoración de acciones
Una vez que hemos solicitado el crédito, nos podemos encontrar con diferentes escenarios.
Nos pueden dar el préstamo o no, en función de la calidad de los activos que estamos ofreciendo con garantía. También puede darse el caso de que el préstamo sea más barato o caro, en función de que las acciones sean de primera categoría o no.
Normalmente hacen una valoración, en función de las calificaciones que realizan las agencias de Rating, para medir la calidad de los activos financieros.
Una pignoración de acciones, debería ser firmada ante notario, como cualquier otro tipo de préstamo con garantía.
En el momento que realizamos la firma, se comunicaría al depositario de las acciones que se ha constituido una prenda sobre esos valores, y que a partir de ese momento, y hasta que no se comunique oficialmente que la prenda se ha levantado, las acciones quedaran inmovilizadas, no pudiendo ser vendidas, ni trasladadas a otra entidad depositaria, salvo que las partes que han firmado el acuerdo lo comuniquen a la entidad en la que las acciones están depositadas.
A partir de ese momento pueden suceder dos cosas, o que cese la obligación o que no.

Cese de la obligación del deudor

Cuando cesa la obligación del deudor, o sea que se ha pagado el préstamo o las partes acuerdan su cese, el notario comunicará al depositante el cese de la obligación y desde ese momento el propietario de las acciones podrá hacer con ellas lo que estime oportuno.

El deudor no cumple con sus obligaciones

Si el deudor no hace frente a sus obligaciones, como ocurre con los préstamos hipotecarios, se procederá a la ejecución de la prenda.
En este caso no sucede como con las viviendas, no habría subasta, se autorizaría a que se ejecutara la venta de las acciones en el mercado o directamente, se podrían adjudicar las acciones a favor del acreedor. En este caso, se debería cambiar la titularidad de la propiedad.

¿Qué pasa si las acciones bajan de precio?

Todos conocemos como se mueve el mercado, sobre todo el de renta variable. Se puede dar el caso de que las cotizaciones de las acciones pignoradas bajen de precio.
En este caso, el acreedor puede solicitar que se aumente la garantía, añadiendo más valores, reduciendo el importe del préstamo, etc.
Esta situación la vivieron en primera persona en Sacyr, cuando pignoraron las acciones de Repsol para comprarlas.

Otros tipos de pignoración de acciones, las garantías de los Brokers

La pignoración de acciones con notario y escrituras, se producen en casos concretos, cuando estamos solicitando un préstamo, que puede ser para comprar más acciones o para otro tipo de inversión, como por ejemplo podría ser comprar una vivienda ¿Por qué no?

Los Brokers que permiten operar con acciones y además ofrecen derivados financieros, cómo los Cfds o los Futuros, suelen utilizar el valor de esas acciones como colateral o garantía.
Por ejemplo, yo tengo acciones en DeGiro, que es un Bróker del tipo que estamos comentando, ofrece diferentes tipos de derivados financieros.pignoración de acciones, margen libre
En mi cuenta “trader” y gracias a las acciones que poseo, siempre tengo lo que el Bróker denomina “margen libre”, disponible para apalancarme y realizar cualquier tipo de operaciones con derivados financieros, es como los famosos “préstamos preconcedidos”, esos con los que de vez en cuando te bombardea tu Banco habitual.
Otros Brokers, como los de Cfds, permiten un apalancamiento para operar. Ese apalancamiento varía de unos a otros, aunque poco a poco y debido a las normativas MiFID, se va reduciendo poco a poco.
Podría decirse que funciona como una pignoración, en este caso del efectivo. Te retienen una parte de tu efectivo, como garantía de las operaciones abiertas.
Como ves, no es necesario recurrir a un Banco para pignorar tus acciones, si lo único que pretendes es apalancarte.

Descarga GRATIS mi eBook

Aprende Ichimoku. El Indicador técnico más fiable

Responsable: Miguel Caballero, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp ubicada en Georgia (EEUU) y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en contacto@compraraccionesdebolsa.com. Para más información consulta mi política de privacidad

Soy un apasionado de los mercados financieros. Me gusta el Trading por la promesa de recompensas rápidas, pero el grueso de mi capital lo invierto a largo plazo; busco mi libertad financiera. Comparto lo que sé. Deseo que aprendas mucho leyendo mi blog :) ¿Quieres descubrir mi *verdadera identidad*? Visita este enlace.

También te interesarán...

2 Comentarios

  1. Carlos dice:

    Gracias por el artículo Miguel. Como siempre, útil e instructivo. Ahora entiendo porqué ING me ofrece préstamos, si yo no tengo hipoteca con ellos. Seguramente es por las acciones que tengo en su broker.

    • Hola Carlos
      A veces no vemos las acciones como un activo tan importante como pueda ser una vivienda, pero en realidad son iguales. La gran diferencia es su gran liquidez, pero no nos equivoquemos, es tan interesante poseer un buen paquete de acciones, como tener una vivienda en propiedad.
      Un fuerte abrazo.

Deja un comentario

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

  • Responsable: Miguel Caballero
  • Fin del Tratamiento: Controlar el spam y la gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido
  • Contacto: contacto@compraraccionesdebolsa.com
  • Información adicional: Visita mi política de privacidad

  *