Que son los Dividendos

  • Disponible sólo para inversores españoles
  • El Broker más barato
  • Acciones, Cfds, Futuros, Opciones, Fondos de Inversión, Etfs...
  • Puedes abrir una cuenta desde sólo 0,10 céntimos
  • Comisión por acciones españolas, desde 2,40€

Los dividendos son la parte de los beneficios, que las empresas reparten entre sus accionistas. Los dividendos son un derecho económico que se obtiene al comprar acciones, pero no existe ninguna obligación por parte de la empresa, de tener que pagar dividendos.
En este caso entendemos que los dividendos, son la forma que tienen las empresas de recompensar a los accionistas, que han invertido para que la sociedad funcione.
Esta sería la explicación básica y razonable, por que en la práctica, hay empresas que utilizan muchas formas de retribuir a sus accionistas y muchos tipos de dividendos.
Se puede dar el caso de empresas, que no obtienen beneficios, y que sin embargo reparten dividendos entre sus accionistas. Como te puedes imaginar, ese dividendo se obtiene a través de endeudamiento, o a través de ampliaciones de capital.
La cara contraria sería una empresa que obtiene beneficios, y no los reparte entre sus accionistas. Es frecuente en empresas de las llamadas “en crecimiento”, que destinan todos los beneficios en crecer más, y no reparten nada entre sus accionistas.
Podría parecer que los accionistas no están obteniendo ningún beneficio por su inversión, pero en contra, estas acciones se suelen revalorizar mucho más, que las de las empresas que reparten dividendos.
Probablemente, te estés preguntando que otras formas tienen las empresas de retribuir a sus accionistas además del reparto de dividendos: la recompra de acciones.
Cuando una empresa recompra acciones y “las amortiza” (las elimina), está provocando que la participación en la empresa de los accionistas que aún quedan, sea mayor, y por tanto su participación en beneficios también aumente.dividendos

¿Cuando se pagan los dividendos?

Al igual que la empresa no tiene la obligación de pagar dividendos a sus accionistas, tampoco existe una fecha determinada para su pago.
Podemos encontrar empresas que pagan un dividendo anual, otras pagan dividendos semestrales, trimestrales, incluso algunas pagan dividendos mensuales.
Como ves, no existe ninguna regla precisa en la cantidad de dividendos a percibir, al igual que tampoco existe un mes del año para el pago del dividendo.
Las empresas suelen seguir costumbres en las fechas de pago, o en la cantidad de dividendos a pagar. Estas “rutinas” tienen que ver con sus años fiscales, presentación de resultados, etc.
Aunque no podemos decir fechas exactas para el pago de dividendos, si hay un protocolo que las empresas deben de cumplir para el pago del dividendo:

  • La Junta Directiva, anuncia la cuantía del dividendo.
  • Tres días antes de la fecha del pago del dividendo, es el último para comprar acciones con derecho a dividendo.
  • Dos días antes, las acciones cotizan ex-dividend.
  • Un día antes del pago del dividendo, la empresa hace recuento de los accionistas con derecho a dividendo.
  • Fecha de pago del dividendo.
Estas son las fechas para acciones españolas, en otros países y dependiendo de las empresas, estas fechas pueden cambiar.

Tipos de dividendo

Podemos encontrar varios tipos de dividendos, con sus peculiaridades especiales: ordinarios, extraordinarios, a cuenta, complementarios, scrip dividend…

Dividendo ordinario, a cuenta y complementario

El dividendo más habitual que pagan las empresas, es el ordinario. Es el que pagan las empresas, con cargo a los beneficios obtenidos por su negocio habitual.
Cuando las empresas pagan dividendos, en varias fechas diferentes del año, o sea…parten el dividendo, el primer o primeros pagos, se denominan dividendos a cuenta, y el último dividendo percibido, sería el dividendo complementario.
Esta forma de pagar el dividendo, tiene una explicación bastante sencilla. La empresa, puede pagar un primer dividendo, sin saber exactamente cual será su beneficio en todo el año fiscal, en este caso está pagando un dividendo a cuenta, del futuro beneficio.
El último dividendo que corresponde a ese año fiscal, es un dividendo complementario, y se paga con las cuentas ya consolidadas.
Como inversor en dividendos, es probable que no te hayas percatado, pero la mayoría de los dividendos de final de año son “a cuenta” y los de la primera mitad del año, con las cuentas de las empresas cerradas, son complementarios.

guía artículo
  • ¿Quieres invertir con criterio y confianza?
  • Esta guía te muestra un metodología sencilla y eficiente, para saber qué acciones comprar
  • Toma tus propias decisiones de inversión: no dependas de nadie
  • No pierdas tu tiempo, analiza los puntos esenciales de las empresas, sin perderte en los detalles
  • Recibirás: una guía de 130 páginas, mas de 80 minutos en vídeo y una plantilla para realizar tus análisis

Dividendos extraordinarios

En ocasiones, las empresas obtienen beneficios extraordinarios, como por ejemplo por la venta de una parte de la empresa, terrenos, etc, y la Junta Directiva decide remunerar a sus accionistas con parte de ese dinero.
Un ejemplo que seguro recuerdas, cuando Repsol recibió la indemnización por la expropiación de YPF. Pagó parte del dinero obtenido a sus accionistas, mediante un dividendo extraordinario.

Dividendos con cargo a primas de emisión o reservas

Esta es una variante de un dividendo ordinario.
Las acciones tienen un precio determinado, que se llama nominal. Pero es habitual que los nuevos accionistas no paguen sólo el nominal, también paguen lo que se denomina “prima de emisión”.
El nominal de las acciones es 1, y la prima de emisión es 0,50. El precio de las nuevas acciones es 1,50€.
Bien, la empresa puede decir repartir dividendos con cargo a esa prima de emisión.
Todos los años (si hay beneficios), la empresa deja parte de esos beneficios en lo que se llama “reservas”.
Hay unas reservas que están fijadas en los estatutos, y esas no se tocan, pero hay otras reservas que se denominan “voluntarias”.
Se pueden pagar dividendos, con cargo a esas reservas voluntarias.
Estas dos formas de pagar dividendos es poco habitual, pero puede darse, sobre todo en empresas que no tienen capacidad de crecer mucho más, y deciden repartir el dinero que hay en caja, entre sus accionistas.

Scrip Dividend

Esta es una de las formas perversas que tienen las empresas de recompensar a sus accionistas.

El Scrip Dividend, en realidad no es un dividendo como tal, ya que se trata de una ampliación de capital encubierta o no, con la que se paga a los accionistas con acciones, no con dinero.
Como la empresa está emitiendo nuevas acciones, no sale ni un euro de la caja, los accionistas reciben más acciones, con lo que se crea la falsa impresión de que tienes más participación en la empresa, cuando en realidad tienes la misma.
Algunas empresas, muy pocas, utilizan el scrip dividend de la forma más benigna para los accionistas, ya que emiten nuevas acciones para pagar el dividendo y luego recompran en el mercado, esas acciones emitidas y luego las amortizan (eliminan), con lo que los accionistas que han elegido tener más acciones de la empresa “Si” tienen una mayor participación.
Según está estructurado el scrip dividend, un inversor recibe derechos, en función de las acciones que tiene en cartera, habitualmente uno por acción.
Imagina que tienes 100 acciones del Banco Santander, recibirás 100 derechos. La Junta de Accionistas, dependiendo de la cotización de las acciones, decide cuantos derechos son necesarios para percibir una acción nueva.
Supongamos que deciden que se necesitan 5 derechos, en este caso, si decides percibir nuevas acciones, percibirás 20 acciones nuevas.

dividendos, scrip dividend

Todo lo que hay que saber sobre el scrip dividend

Cada vez son menos empresas las que optan por pagar el dividendo mediante scrip. Este cambio de actitud se debe sobre todo a un cambio en la regulación fiscal.
Hasta el año pasado, si vendías tus derechos, no pagabas a Hacienda hasta que no vendieras tus acciones, con lo que se posponía indefinidamente el paso por caja de la Administración. Como no son tontos, se han dado cuenta, y ahora la venta de derechos tributa como si fuera una venta de acciones.
Si una de las empresas que tenemos en cartera, decide pagarnos con un scrip dividend, tenemos varias opciones con nuestros derechos:

Vender los derechos a la empresa, a un precio prefijado

Cuando las empresas deciden pagar dividendos, con el método scrip, ellos están valorando que el dividendo sea “x” por acción, que es el valor que otorgan a cada derecho.
La empresa te ofrece la posibilidad de, obtener nuevas acciones o comprarte esos derechos y pagarte el dividendo en efectivo.
Tu puedes elegir cobrar el dividendo en efectivo, sólo le tienes que avisar a tu Broker, que quieres percibir dinero y no acciones.
Esta opción tiene retención. Cuando la empresa te paga el efectivo, retiene la parte proporcional de Hacienda.

Vender los derechos a mercado

Los derechos, durante el tiempo que tienes para decidir que hacer, cotizan libremente en el mercado.
Pueden subir de precio o bajar, y como cualquier otro activo puedes decidir venderlos a mercado.
En estas circunstancias, puedes percibir más dinero por tus derechos que lo que te ofrece la empresa.
Actualmente es la única ventaja, ya que antes no se paga a Hacienda, pero ahora, te encontrarás con que el Broker te retiene la parte que le corresponde a la Administración.

Canjear los derechos por nuevas acciones

Esta es la última opción.
Puedes desear tener nuevas acciones de la empresa, sólo tendrás que ver como te resulta el canje, y decidir que hacer con los derechos que te sobran (venderlos a mercado), o comprar algunos derechos para llegar al número que marca la empresa.
Pongamos el caso anterior, tienes 100 derechos de acciones del Banco Santander.
Si en vez de 5 derechos, la empresa decide que sean 6 derechos para percibir una nueva acción, podrás recibir 16 acciones y te sobraran 4 derechos, que puedes vender a mercado, o comprar 2 derechos y percibir una acción más.

Ampliar Información: Todo sobre los Scrips Dividends

Fiscalidad de los dividendos

Durante años, hemos visto como la inversión en dividendos ha sido penalizada por Hacienda.
Hace años, estábamos exentos de pagar impuestos, sobre los primeros 1.500 euros de dividendos, eso pasó a la historia.
Luego han atacado a los dividendos en scrip, realizando retenciones a los derechos vendidos a mercado.
Lejos de eliminar la presión fiscal, en España sigue creciendo, con especial presión a los pequeños ahorradores e inversores.
Actualmente los dividendos tributan entre el 19% y el 23%, dentro del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, el famoso IRPF.
Especial atención merecen los dividendos percibidos fuera de nuestra fronteras, en los que puedes encontrarte con doble tributación , la del país de origen de los dividendos y la española.
Todo esto hay que tenerlo en cuenta, cuando se realizan inversiones para generar rentas por dividendos.

Todo lo que debes saber sobre los dividendos

Conclusión

Los dividendos son un derecho económico de los accionistas, pero no es una obligación que la empresa los pague.
Antes de invertir en empresas, pensando en sus dividendos, tenemos que valorar si esos dividendos son sostenibles en el tiempo.
La inversión en dividendos, es una forma diferente de obtener ingresos pasivos, pero no podemos dejar de vigilar las empresas en las que invertimos.

Descarga GRATIS mi Ebook

Aprende Ichimoku, ¡el indicador bursatil más fiable!

Soy un apasionado de los mercados financieros. Me gusta el Trading por la promesa de recompensas rápidas, pero el grueso de mi capital lo invierto a largo plazo; busco mi libertad financiera. Comparto lo que sé. Deseo que aprendas mucho leyendo mi blog :) ¿Quieres descubrir mi *verdadera identidad*? Visita este enlace.

También te interesarán...

6 Comentarios

  1. Blacklupus dice:

    Hola Miguel:
    La mejor explicación sobre el scrip dividend e incluso para mí la mejor explicación de lo que es la leí en una entrevista que le hicieron a Daniel Lacalle. Dijo: “El scrip dividend es como que te inviten a cenar con tú dinero.”
    A buenos entendedores sobran palabras.
    Un saludo.

    • Hola Blacklupus….efectivamente, es así, tal cual como lo cuentas. Si decides coger el dinero, y no las acciones, lo que estás es vendiendo parte de tu participación en la empresa, o sea que…es tu dinero, no es un dividendo.
      Un abrazo.

      • Marc Frau dice:

        Al final un dividendo también es que te inviten a cenar con tu dinero, en parte. Cuando una empresa reparte el dividendo éste se descuenta instantáneamente de la cotización.

        • Si..y no. Aunque el dinero que te reparte la empresa se descuenta de la cotización, y ese dinero es tuyo, pero sólo hasta cierto punto, por que la empresa podría destinarlo a cualquier otra cuestión, como a crecer.
          Algunos piensan que si una empresa reparte dividendos, no crecerá su cotización…y no es cierto. Hay que tirar de históricos y ver la cotización de Coca-cola o sin ir demasiado lejos, la de Inditex.
          Un abrazo.

  2. Pobre Pecador dice:

    ¿Los dividendos?…nuestra razón de ser, je,je,je.

    Eso de que es un derecho nuestro pero no una obligación de la empresa es perfectamente aplicable a las tapas gratis que te ponen en los bares con tu bebida.
    Aquí en Plasencia es religión y si no te lo ponen lo exiges, pero no es obligatorio por parte de los barman.
    ¿qué pasa con esto?…pues que el domingo estuve en un pueblo a bañarme en una garganta y en el bar no nos pusieron ni unas tristes aceitunas…pero es que allí no se estila eso de la tapa…si quieres tapa , la pagas.

    Pero acostumbrado como estoy a los pinchos, salir en Plasencia de cañas , es salir a tapear, es un derecho adquirido y que los empresarios hosteleros ponen…pero a cambio tienen los bares llenos de gente…Pues con las empresas que compramos igual…¿si no dieran dividendos, quién coño las iba a comprar?

    Saludos

    PD…si ves 3 clicks en publicidad de ahora mismo, son míos…pa que te compres un ferrari, je,je,je

    • Hola PP.
      Tienes toda la razón. Creo que uno de los alicientes para el pequeño inversor está en los dividendos. Si las empresas no pagaran dividendos, no todos invertiríamos en ellas….por lo menos no haríamos un comprar y mantener.
      Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *