Cubrir Una Cartera De Acciones

  • El Broker más barato (Sólo España)
  • Acciones, Cfds, Futuros, Opciones, Fondos de Inversión, Etfs…
  • Puedes abrir una cuenta desde sólo 0,10 céntimos
  • Comisión por acciones españolas, desde 2,58€
  • Comisión en acciones americanas, desde 0,50€+0,004$ por acción
  • Análisis del Broker (Solo para España)

¿Por que cubrir una cartera de acciones? Si algo se cumple en la bolsa si o si, es que igual que se sube, se baja.
Quizás si has comprado un buen valor, a un precio adecuado, tengas muchos años por delante viendo como sube y sube, aguantando mejor las bajadas del mercado, que otras acciones de menos calidad.
Pero el mercado es como es, imprevisible, loco, lunático…es Mr. Market, unas veces eufórico y otras depresivo.
A pesar de saber que lo que hemos comprado, es mucho mejor que la media, cuando el mercado cae con fuerza, no podremos evitar que nuestro valor caiga. Tal vez menos que el resto, pero caerá.
Hay una fórmula para minimizar el impacto de las caídas de la bolsa en nuestra cartera, protegernos utilizando derivados financieros.
Derivados financieros hay muchos, creo que de vez en cuando, a algún “avispao” se le ocurre alguno nuevo.
Los tres derivados, al alcance de todo el mundo, que se podrían utilizar para cubrir una cartera de acciones son: los Cfds, los futuros y las Opciones financieras.
Quizás los más sencillos y eficaces, para un pequeño inversor, son los futuros, pero vamos a ver como funciona cada uno de ellos, y sus ventajas-inconvenientes.cuando el mercado baja, lo mejor es cubrir una cartera de acciones

¿Que derivados financieros puedo utilizar para proteger mi cartera?

Hay varios tipos de productos financieros pensados para cubrir una cartera, algunos más agresivos y otros más aptos para los pacientes.
Básicamente puedes utilizar estos derivados financieros:
* Futuros
* Opciones
* Cfds
* Etfs
Cada uno de estos productos financieros tienen sus propias reglas de juego. Los más agresivos son los futuros, los Cfds y los Etfs, mientras que las Opciones financieras son un producto más pensado en un inversor, o quizás en un especulador de medio plazo.

Cubrir una cartera de acciones con Futuros

Un futuro, es un contrato entre dos partes, para comprar o vender un determinado activo, a un precio pactado, en una fecha determinada.
Los futuros aparecieron en el mercado, como una necesidad real. Los agricultores, tenían la necesidad de asegurarse un precio para su cosecha, de manera que llegada la fecha de la recogida, no dependieran de las inclemencias del tiempo.
De esta manera tan particular surgieron los futuros.
Un agricultor, se acercaba a un posible comprador de su cosecha, y meses antes de la recogida, acordaban un precio para la cosecha.
Llegado el día pactado, el comprador le pagaba el precio acordado por la cosecha. El comprador jugaba con asegurarse también un precio.
Ninguno sabía como sería el “futuro”. Podía haber un año bueno, y el precio estar por debajo de lo esperado por el agricultor, o todo lo contrario, ser un mal año, y el precio estar por encima de lo pactado.
En las acciones ocurre exactamente igual.
Supongamos que yo tengo compradas 100 acciones de Banco Santander, y tuve el buen ojo de comprarlas en la zona de 3.50 euros. La cotización del Banco Santander está aproximadamente sobre 5 euros, por tanto estoy en beneficios, pero tengo mis dudas de que la cotización siga manteniendo esa cota, es más, pienso que puede volver a cotizar cerca de los 3.50 euros.
En principio no me molesta que la cotización vuelva a los 3.50 ya que mi compra de acciones, la realicé pensando en cobrar los dividendos, pero ahora que estoy con unas ganancias importantes sobre mi capital inicial. Me molesta perder lo ganado.
Estoy en la encrucijada de vender mis acciones a 5 euros, y rezar para que vuelvan a cotizar sobre los 3.50, donde pienso volver a comprar, o mantenerlas pase lo que pase.
Decido mantenerlas, por que con un dividendo tan interesante, no quiero deshacerme de mi cartera de acciones, pero también quiero cubrirme ante la bajada del mercado.
Como he dicho los futuros son contratos con un vencimiento, los vencimientos son trimestrales, coincidiendo con el último viernes de cada mes.
No tengo muy claro cuanto tiempo durará la bajada de la bolsa, pero creo que después del verano las expectativas pueden cambiar, entonces decido vender un futuro del Banco Santander con fecha de vencimiento 20 de septiembre.
Las cotizaciones de los futuros tienen una diferencia con el precio de las acciones reales, esa diferencia es el precio de financiar la operación. Por ejemplo la cotización de la acción cerró el viernes en 4.992 y el futuro cerró a 4.958.
Cuando compramos o vendemos un futuro, no tenemos que depositar el total de la operación, sólo se necesita un depósito de un porcentaje de la operación que dependerá del broker que utilicemos, pero tenemos que tener en cuenta un detalle, la liquidación es diaria. Si hemos vendido un futuro a 5 euros, pero el futuro sube a 5,10 a final del día tendremos que aportar más garantías y nos restarán de nuestra cuenta la diferencia, pero si ocurre lo contrario, tendremos que aportar menos garantías y anotaran en nuestra cuenta los beneficios de la diferencia entre nuestra venta y el cierre del futuro.
Como en la vida nada es gratis, el cubrir nuestra cartera de acciones con futuros tiene sus riesgos, y ese es el costo que tendremos que asumir.
Si por error hemos calculado mal y en vez de bajar las acciones del Banco Santander empiezan a subir, perderemos la diferencia entre el precio al que vendimos el contrato y el precio al que decidimos cerrar el contrato.
Un detalle que no he comentado sobre el contrato de futuros, es posible cerrarlo en cualquier momento, aunque tenga una fecha determinada de espiración. También tenemos la posibilidad de ampliar el plazo del contrato si al vencimiento decidimos seguir en la operación, lo que se llama “roll-over”.al cubrir una cartera de acciones con derivados, congelamos las pérdidas o los beneficios

  • Ava Trade: Cfds sobre Acciones, Forex, Criptomonedas , Índices y Materias Primas
  • Bróker regulado en la Unión Europea, Japón, Australia y Sudáfrica
  • Sin comisiones
  • Depósito mínimo de 100$/€
  • Trading para principiantes y expertos

Los Cfds son un producto difícil de entender. La CNMV considera que no son adecuados para clientes minoristas, por su complejidad y riesgo

Proteger una cartera de acciones con Opciones financieras

Las opciones financieras, son otro derivado financiero, que ¡¡Lo has adivinado!!, tienen su origen en otra necesidad real.
“Las Opciones financieras, son un contrato por el que el poseedor obtiene el derecho a comprar o vender un activo, a un precio determinado durante un período o en una fecha fijada”.
Aquí no ocurre como con los futuros. Estamos comprando “el derecho” de comprar o vender, pero no hay un compromiso firme, como ocurre con los futuros.
Seguro que si te pongo un ejemplo sencillito lo vas a entender.
Imagina que somos uno de los viles especuladores de la burbuja inmobiliaria. Somos unos listos, sabemos que los precios suben y suben sin parar, pero no queremos comprar ninguna vivienda, sólo queremos asegurarnos la posibilidad de comprar esa vivienda, para revenderla antes de escriturar.
Esa situación te suena, ¿Verdad? Cuanta gente compraba sobre plano, y antes de que le entregaran la vivienda, le estaba pasando a otro la titularidad.
La transacción a la que me estoy refiriendo, no es ni mas, ni menos, que un contrato de opciones.
Yo doy una señal (la prima de la opción) y me aseguro la vivienda. Pero antes de llegar al vencimiento del contrato (la firma de la escritura), cierro el contrato, pasando mi “opción de compra” a otro comprador final de la vivienda.
En la bolsa, podemos tomar las dos direcciones, tener el derecho a comprar o vender unas acciones, en un periodo determinado, pero al igual que ocurre con los futuros, aquí nada es gratis…para tener ese derecho, tenemos que pagar “una prima”, lo que la parte contraria se va a llevar, si nosotros nos echamos atrás en la transacción.
Vamos a ponernos en el ejemplo anterior. Tenemos acciones del Santander a 5 euros, pero queremos asegurarnos la posibilidad de vender a este precio.
Nosotros nos vamos al mercado, y buscamos a alguien que nos quiera vender el derecho a “vender acciones” del Banco Santander a 5 euros. Estamos comprando lo que se denomina “una opción put”, que da derecho a vender.
El que nos vende la put quiere una prima, lo que el va a ganar si nosotros ejercemos el contrato. Las primas, como todo, suben y bajan en función de la demanda y la volatilidad del mercado.
Al comprar la put, pagamos por ejemplo 0,5 céntimos por acción (se negocian en bloques de 100 acciones), con lo cual hemos pagado 50 euros.
Si las acciones del Santander bajan, podemos exigir al vendedor de la Put, que se quede con nuestras acciones a 5 euros, aunque estén a 3.
Nosotros recibiremos nuestros 500 euros (100 acciones por 5 euros), y compraremos nuevas acciones a 3 euros. Habremos cubierto 150 euros, 200 que ha bajado la cotización, menos la prima pagada.

Coberturas de carteras con Cfds

Los Cfds, no son más que futuros, pero sin fecha de vencimiento. Dicho así, suena mejor utilizar Cfds sobre acciones que futuros.
En realidad no habría mucha diferencia, lo único que tendríamos que hacer es calcular que nos sale más barato.
Con los Cfds tenemos que pagar una financiación diaria, que se va recalculando según la posición. La pérdida, si sube, ocurre como con los futuros, puede ser ilimitada…mucho cuidado.
Esta es una de las ventajas de las Opciones, la pérdida está limitada a la prima pagada, ya que llegado el momento, podemos ejercer o no, nuestro derecho a vender.
En los futuros o Cfds, la pérdida o ganancia, se va acumulando día a día. Si estamos equivocados, sólo podemos cerrar la posición.
Creo que si utilizamos, cualquiera de los dos, para cubrir una cartera real, el riesgo está muy acotado, por que lo que suba el futuro o Cfd, también lo hará el valor de nuestras acciones, digamos que estaremos congelando el beneficio o la pérdida, pero no perderemos nada “al menos sobre el papel”.

Etfs, otra forma de cobertura

A diferencia de los derivados financieros anteriores, cuando compras un Etf tienes que poner todo el dinero sobre la mesa.
La ventaja-desventaja, es el apalancamiento. Hay personas que no soportan el apalancamiento, lo ven como algo que puede destruir su patrimonio al menor movimiento brusco, y eso es porque no utilizan correctamente los apalancamientos. Con este producto bursátil, se ha eliminado el efecto pernicioso de invertir más de lo debido.
Hay un efecto psicológico importante en esta situación, ya que si inviertes con Cfds y por ejemplo tu posición vale 1.000, pero has depositado 150 como garantía, un movimiento de un 10%, son 100, no 15, ya que se calcula sobre el total del subyacente, y en ocasiones (sobre todo si el movimiento es en tu contra), cuesta asimilar el movimiento y controlar los nervios.riesgos de invertir en etfs Tenemos que tener en cuenta que los Etfs inversos no son simétricos, como ya expliqué en este artículo sobre los Etfs inversos y su utilidad para aprovechar las caídas de las bolsas.
Con todo hay mucha gente que prefiere los Etfs para aprovechar subidas o bajadas, habiéndose desarrollado en tiempos recientes la posibilidad de utilizar Etfs dobles, que amplifican aún más el movimiento alcista o bajista del subyacente.
Con todo, si quieres proteger tu cartera con algún tipo de derivado financiero tienes que evaluar que producto se adecua más a tu personalidad, y cual es el que tienes disponible en tu Broker.
¿Que opinas? ¿Cubrirías tu cartera de acciones?
[magicactionbox]

Descarga GRATIS mi eBook

Aprende Ichimoku. El Indicador técnico más fiable

Responsable: Miguel Caballero, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp ubicada en Georgia (EEUU) y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en contacto@compraraccionesdebolsa.com. Para más información consulta mi política de privacidad

Soy un apasionado de los mercados financieros. Me gusta el Trading por la promesa de recompensas rápidas, pero el grueso de mi capital lo invierto a largo plazo; busco mi libertad financiera. Comparto lo que sé. Deseo que aprendas mucho leyendo mi blog :) ¿Quieres descubrir mi *verdadera identidad*? Visita este enlace.

También te interesarán...

4 Comentarios

  1. Considero que es mejor comenzar por los cfd´s, pues las garantías exigidas son menores y además son más accesibles al pequeño inversor.

  2. Miguel Illescas dice:

    Hola Milion.
    Ante todo gracias por exponer tu opinión. Las garantías dependen del Broker, hay Brokers que efectivamente precisan menos garantías en los Cfd´s que en los Futuros.
    A mi me resulta más sencillo cubrir con futuros, pero los Cfd´s no son descartables. En cuanto a la accesibilidad…depende también del broker.
    Yo he trabajado con R4 y según les parecía, había acciones donde no era posible ponerse corto. Como ejemplo tienes las acciones de BME, donde nunca tienen cortos disponibles.

  3. Rafa dice:

    Hola Miguel y enhorabuena por tu blog
    Actualmente tengo una cartera que me estoy creando para largo plazo y con la idea de obtener la rentabilidad por dividendos, y todas las acciones son del Ibex35 cuya tendencia actual es alcista.
    Pero mi pregunta es como podría cubrir mi cartera, cuando la tendencia se gire y pase a bajista.
    Entiendo que debería ponerme corto en un futuro del ibex, pero cuantos contratos debo comprar por cada 1000 euros invertidos.

    Muchas gracias

    • Hola Rafa
      Hay varias teorías matemáticas, para no tener que cubrir el total de la cartera. Algunas tienen en cuenta la volatilidad, de manera que a mayor volatilidad de la cartera, añadir más contratos.
      La volatilidad la puedes medir con la Beta de las acciones, es una operación compleja que no te sabría explicar, pero que si te puedo apuntar la teoría.
      Si tu cartera es más volátil que el IBEX 35, se supone que bajará más que el IBEX, si empieza con una tendencia bajista, en este caso deberías comprar como mínimo el valor de tu cartera.
      Si tu cartera es menos volátil que el IBEX 35, tu cartera debería bajar menos que el índice y no tendrías que llegar a cubrir en total de la cartera (en dinero).
      Te dejo un poco con la idea general, espero que te sirva.
      Un abrazo.

Deja un comentario

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

  • Responsable: Miguel Caballero
  • Fin del Tratamiento: Controlar el spam y la gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido
  • Contacto: contacto@compraraccionesdebolsa.com
  • Información adicional: Visita mi política de privacidad

  *