Blue Chips

¿Qué son las Blue Chips?

que son las empresas blue chipsCuando hablamos de empresas Blue Chips en bolsa, hacemos referencia a valores del mercado de gran capitalización y que por sus características, se pueden considerar inversiones bastante seguras.
Son acciones que llevan cotizando mucho en tiempo en bolsa y que, a lo largo de todo ese periodo se han mostrado muy estables en sus resultados, lo que conduce a tener poca volatilidad en sus cotizaciones, proporcionando a los inversores la sensación de ser inversiones de bajo riesgo.
Que tengan poca volatilidad y resulten más seguras que otros valores bursátiles, no quiere decir que la inversión en acciones Blue Chips no conlleve riesgos.
Los stocks Blue Chips en épocas bajistas, suelen presentar un comportamiento bursátil en sus cotizaciones bastante más estable y tener una mejor evolución. Cuando estamos en un periodo bajista en bolsa, todos los valores tienden a bajar, aunque las corporaciones Blue Chips pierden menos valor.

BlueChip

Origen del término Blue Chip

El origen del término Blue Chip parece que fue acuñado por Oliver Gingold, en la década de los 20 del pasado siglo.
En aquel momento las fichas de mayor valor en los casinos eran de color azul (Blue Chip), y parece que este término acabo por adaptarse al ámbito de la Bolsa.

Características de las acciones Blue Chips

El término Blue Chip, pertenece a la jerga de los inversores y no está normalizado, o sea que no hay unas reglas exactas para que una empresa sea considerada un Blue Chip, de modo que la consideración de acciones Blue-Chip puede variar de un inversor a otro.
Sin embargo, se suele admitir como Blue Chips, a todas aquellas acciones que:

  • Son empresas de gran capitalización y con mucha contratación en bolsa, lo que dificulta que su cotización pueda ser manipulada
  • Su volatilidad es baja, con respecto al mercado. Esto quiere decir que si la bolsa baja, su cotización lo hará en menor medida, lo que resulta un plus de tranquilidad en mercados bajistas
  • Habitualmente tienen ventajas competitivas, que las colocan como líderes dentro de su sector, situación que aprovechan para poder subir precios en periodos inflacionarios y que sus ventas no se resientan en exceso en situaciones de crisis económica
  • Lo normal es que este tipo de empresas tengan un balance saneado y no tengan grandes necesidades de capital. Este punto es importante, porque también influye en su cotización bursátil cuando la situación económica genera incertidumbre y caidas bursátiles
  • Habitualmente reparten dividendos

No existe un listado de compañías Blue Chips, como si lo hay de empresas Aristócratas del dividendo
Como ejemplo podrían valer las empresas que constituyen el Dow Jones Industrial Average, ya que la mayoría de sus compañías se consideran Blue Chips: Coca-Cola, IBM, Apple, Microsoft, McDondald´s o Walt Disney son empresas de gran capitalización, líderes en su sector, con un alto volumen de contratación y su cotización suele comportarse mejor que el resto en épocas de gran volatilidad.



Desmontando el mito de las Blue Chips españolas

Durante años nos han vendido que Telefónica, Banco Santander, Repsol, BBVA, Iberdrola e Inditex se podían considerar como las Blue Chips españolas.
Y esto genera confusión y dudas.

  • Eso no son acciones Blue Chip

    Pretender que consideremos Telefónica, Banco Santander y BBVA como si fueran Blue Chips es…casi insultar nuestra inteligencia, pero podríamos decir más, es un engaño para los pequeños inversores que, sin muchos conocimientos, compran estas acciones pensando que compran calidad.
    Todas son grandes empresas, muy conocidas, incluso líderes de su sector, pero no cumplen con lo básico para ser una Blue Chip, bajas necesidades de financiación.
    Cuando esta premisa no se cumple, la cotización se resiente y al contrario de lo que se podría esperar de una Blue Chip, cuando la bolsa cae, estas empresas lo hacen con mayor intensidad.
    Repsol es una gran empresa, pero es una empresa cíclica, que yo también excluiría de una clasificación tipo Blue Chip. La razón es evidente, depende del precio de una materia prima para que su negocio vaya bien.
    Cuando la economía se resiente, las familias consumen menos, las empresas producen menos y las necesidades de petróleo descienden. La bolsa cae y empresas que ven como sus resultados empeoran mucho, caen aún más.

  • Eso si son acciones Blue Chip

    Sin embargo, tenemos a Inditex, que si es un ejemplo de Blue Chip. Su cotización ha sufrido debido al Covid y sus dividendos se han visto reducidos, un hecho poco tranquilizador, pero vamos a ver que ha pasado con la empresa.
    ¿Ha necesitado financiación para salir de la situación? No, es más, ni siquiera ha presentado ningún ERTE, se ha encargado de la nomina de sus empleados sin necesidad de ayudas públicas.
    Sus ventas han descendido, pero menos de lo previsible, ya que ha seguido vendiendo online.
    Iberdrola es otro ejemplo de Blue Chip. Es una empresa muy intensiva en capital, pero que tiene la capacidad (al menos de momento) de trasladar los aumentos de costes a sus clientes. Si el petróleo sube, si el gas sube, pues ellos aumentan la factura, un ejemplo claro de poder de fijación de precios.
    Además se ha demostrado que es una empresa dinámica, que constantemente está intentando crecer, abriendo nuevos mercados y generando valor para sus accionistas.

Check list para encontrar Blue Chips en bolsa

Invertir en bolsa siempre conlleva riesgos, pensar que por invertir en una empresa reconocida vas a obtener mejores resultados, o que la inversión está exenta de riesgos, es un gran error.
Cuando invertimos lo hacemos en empresas. Los Blue Chips tradicionalmente son empresas estables, pero hay que diferenciar entre grandes empresas y empresas de bajo riesgo.
Por ejemplo, Ford o Renault son grandes empresas del sector del automóvil, pero no son tan buenas empresas como podría ser BMW. Estamos hablando de un sector cíclico, que de por sí, ya no debería ser considerado como una inversión segura, ya que está condicionado por la evolución del ciclo económico.
Antes de invertir acciones Blue Chip, debes hacer tu propia “check list” y ver hasta que punto podría considerarse una inversión segura:

  1. Empresa de gran capitalización

    Se considera que una empresa es de gran capitalización cuando su valor en bolsa supera los 10.000 millones de euros o dólares.
    Puede haber empresas con una capitalización menor, que cumplan con el resto de las características propia de una Blue Chip y por eso no deberíamos descartarla, es más, puede que estemos ante una gran oportunidad, sobre todo si sus acciones están baratas.

  2. Baja volatilidad

    La volatilidad es un punto crucial para entrar dentro de la clasificación Blue Chip.
    Cuando un valor tiene poca volatilidad, es que tiene una baja correlación con su índice de referencia.
    Para medir la volatilidad de una acción, respecto al índice al que pertenece, se utiliza la beta.
    Una beta de 1 nos advierte de que una acción posee una gran correlación con el índice de referencia.
    Una beta superior nos advierte de una gran volatilidad, de modo que si hay correcciones su cotización tenderá a bajar más.
    Y una beta inferior a 1 indica que es una acción con baja volatilidad y que cuando el índice cae, esta acción lo hará en menor medida que el resto de la bolsa.
    Si el IBEX 35 cae un 2%, un valor con una beta muy alta es posible que caiga por debajo de ese 2%. Un valor con una beta baja es posible que caiga menos que el índice.

  3. Valorando el riesgo de la empresa y su sector

    Las inversiones Blue Chip o la razón para invertir en este tipo de valores, tiene la función de protegernos ante el riesgo de mercado, o sea, que la bolsa caiga en su conjunto y estos valores caigan en menor medida.
    Pero hay un riesgo que nada tiene que ver con el mercado, y si tiene que ver mucho con la actividad de la empresa. Algunas empresas que se consideraron Blue Chip en su día, hoy no lo son.
    Se me ocurren como ejemplo dos, Kodak y Nokia. Empresas que, por cambio en su sector de actividad, no pudieron o no supieron adaptarse, el caso es que ninguna empresa por grande que sea está libre de riesgos.

  4. Balances saneados

    Los inversores premian o castigan las acciones de las empresas por diferentes razones. Una es su eficiencia económica.
    No es demasiado importante que una empresa tenga mucha deuda, frente a lo que se nos cuenta de que las Blue Chip deberían tener un balance saneado, si son capaces de generar mucho valor con la deuda que utilizan, el famoso ROCE o Return on Capital Employed, retorno sobre el capital empleado.
    En momentos de gran incertidumbre económica o con peligros de recesión, siempre es mejor elegir empresas con bajas necesidades de capital, porque una deuda alta, con unos tipos de interés en ascenso, junto con una disminución de las ventas, es la combinación perfecta para ver caer los beneficios y en consecuencia, su cotización.

  5. Los dividendos

    Los dividendos son una buena medida del compromiso de las empresas con sus inversores, pero repartir dividendos de forma habitual no convierte a ninguna empresa en un Blue Chip.
    Hay empresas con un historial reciente de dividendos, como Microsoft, y que podríamos haber considerado Blue Chips hace tiempo, por ser empresas estables, con ventajas competitivas y que podían hacerlo bien en cualquier entorno de crisis económica.
    Es cierto que todas las empresas que forman parte de los Aristócratas de los dividendos se pueden considerar Blue Chip, pero también otras muchas que no reparten dividendos.

¿Cómo invertir en Blue Chips?

Hay dos formas de invertir en Blue Chips:

  1. Invertir en acciones
    A través de tu bróker habitual. En este caso tienes que realizar una selección individual de títulos.
    Mi recomendación es que examines los parámetros más importantes que hemos visto, y algunos que me he dejado en el tintero como son: empresas de gran capitalización, nivel de deuda bajo o asumible, crecimiento en ventas o en su defecto, buenos dividendos y reducción de acciones en circulación.
  2. Invertir en fondos de inversión o ETFs
    Aunque no hay un ETF que diga “acciones Blue Chips”, tenemos ETFs que invierten en valores con baja volatilidad, como es el iShares Edge MSCI World Minimum Volatility UCITS ETF.
    También podríamos utilizar el SPDR S&P US Dividend Aristocrats UCITS ETF, que sigue el movimiento de los aristócratas americanos y por tanto, acciones de gran capitalización, una volatilidad muy baja y un dividendo estable.

Ventajas y riesgos de invertir en Blue Chips

  • Las ventajas de invertir en empresas Blue Chips, pero de las de verdad, tienen como mayor aliciente su baja volatilidad.
    Al hablar de negocios estables y seguros, al menos hasta donde seamos capaces de apreciar, lo volatilidad de nuestra cartera será inferior a la del mercado.
    La consecuencia es que, cuando la bolsa baja, nuestra cartera lo hará en una proporción menor y nos sentiremos bastante más seguros y aliviados.
  • Pero claro, no todo van a ser ventajas.
    El riesgo que tiene invertir en Blue Chips es que, si ponemos todo nuestro capital en este tipo de acciones, el desempeño de nuestra cartera será peor que el del mercado cuando la economía y la bolsa suba, ya que dejaremos fuera empresas de crecimiento, acciones con la posibilidad de revalorizarse mucho más que el mercado.
    Y como colofón tenemos que, invertir en bolsa siempre conlleva riesgos, aunque la elección que realicemos parezca a primera vista muy segura.

4 comentarios en «Blue Chips»

  1. Buenas Miguel, buen artículo como siempre. Totalmente de acuerdo contigo, las blue chips españolas para mí hace tiempo que no lo son. Inditex podría salvarse ahora mismo en el Ibex y es la única que mantiene el tipo. Por cierto parece que se va para soporte para el que quiera entrar en ella, nunca se sabe a donde llegará después…el mercado lo dirá
    Un abrazo

    Responder
      • Claro que está cara, con los resultados que presenta mejorando a doble dígito es complicado pillarla, pero sino se intenta nunca se entra. ¿La ves cara en el soporte de 30? ¿Mejor más cerca de 27€? ¿Qué precio justo le darías de entrada? Ya sé que el precio justo es el que le dé el mercado en el momento actual, pero pensar en ella sobre 23-24€ ahora mismo me resulta complicado de alcanzar (aunque cosas más raras se han visto)
        Un abrazo y buen fin de semana

        Responder
        • Hola Sergio
          Por fundamentales, y pensando en mantener lo más cerca de los 20€ ¿Difícil? Pues si.
          De momento busco otras opciones, mientras se pone a mejor precio. Ahora estoy mirando en el Reino Unido, el cambio euro-libra favorece mucho, aunque tampoco hay demasiado en precio.
          Un abrazo.

          Responder

Deja un comentario

 

 

Acepto la política de privacidad

  • Responsable: Miguel Caballero
  • Fin del Tratamiento: Controlar el spam y la gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido
  • Contacto: contacto@compraraccionesdebolsa.com
  • Información adicional: Visita mi política de privacidad

  *