Comprar Acciones Baratas

acciones baratasTodos queremos comprar acciones baratas, pero muy pocos inversores particulares son capaces de discernir lo que es caro o barato cuando hablamos de inversión en acciones.
Existe la falsa creencia que las acciones más baratas son aquellas que cotizan por un precio bajo, por ejemplo, las penny stocks o acciones que cotizan a un precio por debajo de 5€ o acciones baratas para invertir que cotizan por debajo de 10€.
Obviamente, esto es un error. Estamos confundiendo precio con valor.
Es razonable pensar que cuando queremos comprar, sea lo que sea, desde una prenda de vestir, pasando por un vehículo o una inversión, como podría ser una vivienda o en nuestro caso acciones, debemos analizar si el precio que estamos pagando se corresponde con su valor.
Por entendernos, todos los coches tienen todos los elementos necesarios para cumplir su función, ruedas, motor o volante, entre otros. Pero no todos los coches tienen el mismo precio.
Lo que le imprime valor a un coche frente a otro y, hace aumentar su precios son los materiales con los que está construido, además de la marca, que también influye en el precio. Por tanto, no todos los coches “valen” lo mismo, igual que una acción que cotiza a 100€ puede ser más barata que una acción que cotiza a 1€.

Acciones baratas con futuro

Acciones más baratas

Las acciones más baratas no son aquellas acciones de menos de un dólar, ya que la cotización, o sea, su precio, nada tiene que ver con el valor y no nos comunica realmente si el precio es barato o caro.
Encontraremos acciones de empresas baratas cuando el precio que pagamos, su cotización, está bastante por debajo de su valor. No es más que el principio del value investing, invertir en activos por debajo de su valor.
Los inversores podemos encontrar una acción infravalorada cuando, después de analizar su evolución financiera, pensamos que el precio actual que estamos pagando es inferior al que debería cotizar, aunque este punto también puede ser relativo.
¿Y porqué el valor es relativo? Aunque podemos conocer el valor de sus activos y el valor de su negocio, son los inversores los que establecen con sus opiniones, si están dispuestos a pagar más o menos por una determinada empresa. Esa es la razón por la que encontramos acciones infravaloradas o con valoraciones excesivas.
Lo que nos dice la historia es que los inversores, tradicionalmente han estado dispuestos a pagar más por empresas de crecimiento que por aquellas empresas más maduras.
Las herramientas básicas y sencillas para encontrar acciones baratas para invertir son las siguientes:



  • Empresas con PER bajo

    El ratio PER, Price Earnings Ratio, se traduce como las veces que el beneficio de una empresa está contenido en el precio de la cotización, o sea cuantas veces el beneficio que genera anualmente la empresa, está dispuesto a pagar el mercado por ella.
    Para calcularlo tomamos el precio actual de la cotización de una acción y lo dividimos por el beneficio por acción. En buena lógica, podríamos pensar que las acciones con PER bajo son las más baratas y que están infravaloradas, pero no siempre es así. 
    El PER es un ratio que debe ser comparado con otras empresas de su sector, por ejemplo, si queremos saber si las acciones de Inditex están infravaloradas, deberíamos comparar su PER con el de H&M.
    Mi recomendación también sería analizar la evolución histórica del PER de la empresa en cuestión, ya que es un ratio que varía en función de la cotización, un PER actual por debajo de la media histórica, nos puede estar advirtiendo que el precio actual de las acciones es barato.

  • PEG, ¿Cuánto va a crecer el negocio?

    El PEG o Price Earnings to Growth, es un ratio que compara el PER con el crecimiento esperado de la empresa.
    Se calcula utilizando el PER dividido por la tasa estimada de crecimiento anual del beneficio por acción.
    Al igual que el PER, lo ideal es encontrar una empresa con un PEG bajo, que nos indicaría que las acciones están infravaloradas, aunque también es relativo y hay que realizar comparativas entre el sector y el PER pasado.
    Este ratio es útil cuando hablamos de empresas de crecimiento, y no tanto cuando hablamos de empresas con poco crecimiento, por ejemplo, tecnológicas tipo Amazon, frente a empresas de consumo básico, tipo Procter & Gamble.

  • Un ratio ROE alto

    El ratio ROE, Return on Equity o beneficio sobre el capital que forma parte del patrimonio de la empresa, nos da una idea de lo bueno que es un negocio. Las empresas con un ROE alto (15%-20%) suelen tener ventajas competitivas, y que pueden trasladar el aumento de costes a sus productos o servicios.
    Ya sabes, no buscamos acciones baratas respecto a su cotización, sino compañías baratas con respecto a su verdadero valor.
    El ratio ROE lo obtenemos dividendo los beneficios netos de la empresa, entre los fondos propios y lo multiplicamos por 100.
    Un ROE alto nos muestra una empresa que obtiene buenos retornos sobre el capital invertido. Con este ratio podemos compararla con la media del mercado o con otras empresas de su sector, y sabremos si la comprar acciones de esta empresa son mejor inversión que hacerlo en otra.

  • ROCE alto y sostenido en el tiempo

    El ratio ROCE, Return on Capital Employed es similar al ROE, con la salvedad de que no tiene en cuenta sólo el capital propio también todo aquello que pide la empresa para crecer.
    Un ROCE alto y sobre todo, sostenido en el tiempo, nos dice que la calidad del negocio es buenísima, que la empresa pide prestado dinero para crecer y obtiene un buen retorno para sus accionistas.
    Obtenemos el ROCE dividiendo el EBIT entre el capital empleado y lo multiplicamos por 100.
    De igual modo que el ROE, sirve para comparar empresas de un mismo sector, porque no todos los sectores tienen el mismo ROCE, a mayor necesidad de capital, su ROCE debería ser menor.

Datos comunes en las acciones que más suben en bolsa

Invertir preservando el capital debe ser nuestra máxima, y cuando buscamos acciones baratas podemos encontrarnos con trampas de valor, empresas que a simple vista pueden parecer baratas pero con una calidad insuficiente, y que no deberíamos plantearnos comprar.
Hay datos que nos deberían preocupar, banderas rojas que nos alertan de que algo no está bien, y que no están presentes en las acciones que más suben en bolsa. Te enumero algunos datos que deberías vigilar:

  • Ventas crecientes

    Una buena empresa suele estar asociada con ventas crecientes, si al analizar un valor vemos que sus ventas no crecen con el tiempo, nos deberíamos preocupar.

  • Beneficios por acción BPA

    La salvedad anterior quedaría anulada si encontramos que los beneficios por acción son crecientes.
    Hay empresas que no pueden crecer en ventas, porque ya han conseguido crecer todo lo que daba el mercado. En ese caso nos deberíamos preguntar que hace la empresa con los beneficios que obtiene.
    Una buena idea es recompensar a sus accionistas vía dividendos, pero no es la única.
    Si la empresa recompra acciones de forma habitual, conseguirá que los beneficios de la empresa, repartidos entre las acciones en circulación crezcan. Esta es una forma fantástica de remunerar a los accionistas, y un caso en el que podemos permitirnos comprar acciones que no crezcan en ventas.

  • Número de acciones en circulación

    Otra bandera roja la encontramos cuando el número de acciones en circulación no para de crecer. Así es difícil que la cotización también lo haga, porque los BPA se tienen que distribuir entre más acciones.
    Sin embargo, si encontramos una empresa que no para de crecer en número de acciones en circulación, con un ROE alto y unas ventas crecientes, la emisión de acciones puede estar justificada.

Acciones en máximos

Los analistas técnicos en ocasiones utilizan la estrategia de comprar acciones que están haciendo máximos históricos.
Cuando unas acciones están haciendo nuevos máximos pueden parecer caras, pero en realidad no tiene por qué ser así, y es por eso por lo que en ocasiones esta estrategia resulta tan rentable.
La razón es sencilla, la cotización es sólo un reflejo de la evolución del negocio.
Si combinamos una buena empresa, con un ROE alto, que cada vez vende más, que reinvierte los beneficios que obtiene (empresa de crecimiento), los inversores estarán dispuestos a valorar a múltiplos mucho más altos sus acciones, de modo que lo que para otra empresa sería caro, estas acciones podrían estar baratas, aunque estén cotizando a precios por encima de lo que hasta ese momento había logrado.

Buscador de acciones

Y te preguntarás ¿Cómo encuentro ideas de inversión en acciones baratas?
Lo cierto es que hay muchas páginas donde puedes encontrar ideas de inversión, pero una de las que más me gustan es Finviz, aunque no es mi única fuente de inspiración.
Con Finviz podemos realizar diferentes búsquedas en las que utilizar diferentes combinaciones de ratios fundamentales, con las que llegar a conclusiones realmente interesantes.
Puedes ver como utilizar Finviz en este artículo: Finviz.

Deja un comentario

 

 

Acepto la política de privacidad

  • Responsable: Miguel Caballero
  • Fin del Tratamiento: Controlar el spam y la gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido
  • Contacto: contacto@compraraccionesdebolsa.com
  • Información adicional: Visita mi política de privacidad

  *