Tomar Decisiones de Inversión

Tomar decisiones de inversión ¿O no tomarlas? Como un imitador cualquiera de Sakespeare, me atrevo a parodiar y copiar, una de las frases más utilizadas del mundo, para hacerse una pregunta con dos posibles resultados, ¿si o no?
Hace poco, nuestro amigo Gonzalo, nos presentaba los Roboadvisors. Una plataforma web o móvil, que permite hacernos una cartera a medida, en función de nuestra tolerancia al riesgo y nuestros objetivos financieros, utilizando para su formación fondos indexados.
Todos conocemos de la existencia del Trading de alta frecuencia, en el que las órdenes son lanzadas por ordenadores, sin la intervención humana.
Poco a poco, parece que lo que era “el arte de invertir”o “el arte del Trading”, está acabando en manos de máquinas que nos dicen que hacer, cuando y como.
¿Que va a pasar con los gestores estrella? Si un programa informático, es capaz de decirnos donde y cuando tenemos que invertir, ¿Necesitamos de gestores? Es más, ¿Debemos tomar nosotros mismos nuestras decisiones de inversión? O por el contrario ¿Deberíamos dejar nuestro dinero, en las manos expertas de un software de inversiones?
Desde luego, es toda una discusión, y no precisamente filosófica.tomar decisiones de inversión, variedad de opciones

Tomar decisiones de inversión, de forma personal

Paramés, Warren Buffett, y algún otro inversor de renombre que no conozco, afirman que es mejor utilizar un fondo indexado, si no se tienen muchos conocimientos de inversión, o si no quieres invertir con ellos, claro.
No seré yo el que les lleve la contraria. Sabemos de la ineficacia del inversor promedio, pero aquí estamos para dejar de ser un inversor promedio, y ser un inversor medio-bueno.
El inversor promedio es fácilmente manipulable, y sobre todo débil.
No es capaz de tomar una decisión de forma independiente, siempre necesita de apoyarse en lo que opina la mayoría, y suele actuar tarde, de forma precipitada.
Su actuación se resume en la frase de Weinstein: El pánico causa que vendas en mínimos, y la codicia causa que compres en máximos.
Evidentemente, el ser humano no es un homo-inversus.
Nuestro cerebro económico, no ha evolucionado tan rápidamente como nuestra sociedad económica (inversora). Pero donde hay ineficiencia, hay negocio.
La gran ventaja de utilizar una maquinita, que nos diga cuando invertir, es sin duda una liberación. Ya no seremos nosotros quien tomemos las decisiones, y podremos dejar las inversiones “al que sabe”.
¿Quien leches ha programado el sofware? Por su puesto que un inversor, o un programador ayudado por un inversor.
A mi se me ocurre, como podría pasar con los fondos indexados, que si el uso de ordenadores para la toma de decisiones fuera mayoritario, al final también se produciría un desajuste. Tal vez un cisne negro, rojo o violeta.

Pensamientos laterales, otra idea…¿Lateral?

Se que algún que otro programador lee el blog. No se hasta que punto, una máquina o un programa informático, puede ser programado para tener “pensamientos laterales”, o más bien deberíamos decir opciones laterales.
El hombre tiene pensamientos laterales. Puedes estar ante un problema, y obtener distintas soluciones, algunas inverosímiles o hasta ese momento, imposibles de realizar.para tomar decisiones de inversión correctas, hay que utilizar el pensamiento lateral
Cuando un hecho no se ha producido con anterioridad, para la mayoría de la gente resulta imposible. Yo diría que más que imposible, deberíamos de calificarlo como improbable.
Un inversor promedio quizás no descubra opciones, o soluciones a sus problemas. Se limitará a seguir haciendo lo que hasta ahora “no le ha funcionado”.
Sin embargo, un inversor con ánimos de aprender y mejorar, buscará esos pensamientos laterales, esas oportunidades del mercado, que hasta ese momento parecían imposibles.
Aunque tomar decisiones de inversión, suela ser ruinoso para la mayoría, y les iría mucho mejor dejando esas decisiones a los profesionales, un grupo cada vez más numeroso de inversores (espero que estén entre mis lectores), está tomando las riendas de su destino.
Para tomar mejores decisiones de inversión, hay que tener:
1. Conocimientos.
2. Valentía.
3. Objetivos.
4. Medir la evolución de tus decisiones, y reaccionar.
Nuestro proyecto común es obtener beneficios de la inversión en bolsa. Algunos destinarán sus beneficios a vivir mejor, otros a su jubilación, etc, pero el fin último es la obtención de rentas.
Aunque pueda parecer que los que hacen Trading, viven a espaldas de los que buscan dividendos, en realidad buscan lo mismo.
Para todos, las decisiones son iguales, debemos medirlas y evaluarlas de igual modo….¿Con que fin? Pues el de tomar decisiones de inversión, cada vez mejores y más orientadas a conseguir nuestros objetivos.

Descarga GRATIS mi eBook

Aprende Ichimoku. El Indicador técnico más fiable

Responsable: Miguel Caballero, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp ubicada en Georgia (EEUU) y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en contacto@compraraccionesdebolsa.com. Para más información consulta mi política de privacidad

Soy un apasionado de los mercados financieros. Me gusta el Trading por la promesa de recompensas rápidas, pero el grueso de mi capital lo invierto a largo plazo; busco mi libertad financiera. Comparto lo que sé. Deseo que aprendas mucho leyendo mi blog :) ¿Quieres descubrir mi *verdadera identidad*? Visita este enlace.

También te interesarán...

7 Comentarios

  1. Josep dice:

    Hola Miguel,

    Interesantísimo artículo. También le he dado algunas vueltas al tema, más que nada porque a veces uno puede tener la sensación de estar engañándose en el enfoque, y si no sería mejor dejarse llevar por otra filosofía de inversión más pasiva. Puedo estar obviamente equivocado o escapárseme algo, y al mismo tiempo un exámen objetivo de los hechos me reafirma como a tí en la necesidad de dejar las riendas de nuestro destino en nuestras manos. ¿Nos sustituirán las máquinas? Mi humilde opinión es que aún no, por lo siguiente.

    Es evidente que el HFT causa su impacto y se calcula que al menos el 70% de los movimientos en los precios son causados a corto plazo por él. A medio y largo, cambia el impacto.
    Los roboadvisors cada vez hacen mejor trabajo y están cada vez más baratos, como por ejemplo el robo de Vanguard (y otros) que encima ofrece precio razonable con unos resultados difíciles de superar por consejeros humanos.

    Entonces ¿Por qué creo que la máquinas aún no están al nivel de sustituir al ser humano?

    a)La inversión no es como el ajedrez, si fuese así ya sabemos que una máquina puede ganar al campeón mundial. En la inversión hay un componente elevado de incerteza que no pueden medir los robos basados en un perfil de riesgo determinado y en la “efficient frontier” del MPT Modern Portfolio Theory, los cuales miden el mercado como una distribución estadística normal. Es cierto que tiende a ser así pero no lo es. Las varianzas y covarianzas de una cartera no son estáticas, ni normalmente distribuidas, ni tampoco ajustan por el efecto psicológico y el dinamismo de la aversión al riesgo.

    b)”Sistema de caos de nivel 1″ vs “sistema de caos de nivel 2”. En física, los modelos matemáticos que estudian la meteorología se refieren a lo que se llama un “sistema de caos de nivel 1” dónde a pesar de la complejidad de las muchas variables intervinientes y el margen de error implícito que no es despreciable, su predicción no afecta al resultado final. Ahí los ordenadores funcionan muy bien.
    Por el contrario, la bolsa sería más bien un “sistema de caos de nivel 2” con mayor complejidad, dónde el mero hecho de predecir el probable comportamiento conjunto de un enorme número de variables ya afecta al resultado final. Eso puede representar grandes desviaciones y riesgos asimétricos en los extremos de la distribución estadística.
    Hablando en plata, los modelos en este segundo caso podrían predecir “tiempo agradable y soleado” y por este simple hecho provocar una modificación, y así llegar una ola de calor o a caer chuzos de punta si aparece un acontecimiento no previsible de gran calado que pueda revertir todo el sistema, léase crisis subprime, o en menor medida Grexit, Brexit, Trump, etc . Y los resultados extremos podrían agudizarse por el efecto psicológico, porque al fin y al cabo tanto los que compran y venden como las máquinas que lo hacen dependen todavía del ser humano que aprieta los botones y las programa, gente que debe pagar sus facturas y sus deudas, gente con miedos y codicias. Así que ahí la máquinas son menos eficientes que en la predicción meteorológica, y puede que en parte por nuestra culpa 🙂

    Salu2 Cordiales

    • Hola Josep.
      Tenía que haberte encargado el artículo, je, je. No se como aplaudir a través de la red, pero… fantástico.
      Pienso que en temas de inversión las máquinas no nos pueden sustituir. Sólo sería posible que nos sustituyeran, si todo el sistema estuviera interpretado por ellas, pero no se hasta que punto podría llegar el caos…el cisne negro podría convertirse en un elefante negro.
      Incluso, pensando un poco, si los que programan las máquinas seguimos siendo nosotros, tal vez en el programa esté implícito reaccionar ante emociones humanas, y al final todo volvería al origen…vamos, como para comerse el coco.
      Lo que tengo claro, es que si queremos ser medianamente eficientes, tenemos que evolucionar e intentar hacer las cosas mejor cada vez, si no lo hacemos así, los resultados no dejaran de ser mediocres.
      Un fuerte abrazo…y ya sabes, si quieres algún día contar algo en el blog, le tienes a tu disposición.

  2. Josep dice:

    Gracias crack, muy honrado. En gran parte mi conclusión de la debo a ti, tenía ideas sobre el tema rondándome por la cabeza hace tiempo y a veces el post de algún compañero ilumina áreas oscuras que al verbalizar las tuyas en la respuesta cobran significado conjunto.

    No descarto en el futuro dejarme guiar por las máquinas en una parte de la cartera, en el presente los métodos que me gustaría utilizar como el del nuevo fondo de Greenblatt o el tipo cuantitativo del matemático Simons desgraciadamente están vetados al pequeño inversor. Va saliendo alguno también de “quant value-momentum” más low-cost, aunque desconozco si son buenos ¿Has visto alguno que te tire por ahí?

    • Hola Josep
      No, por que no me he planteado invertir en fondos, todavía sigo pensando que las acciones es la mejor opción, aunque en realidad puede que no lo sean.
      Tengo que mirar el fondo de Greenblatt, me gustó mucho el libro cuando lo leí. Imagino que el planteamiento es de comprar lo que mejor esté en cada momento, bajo unos criterios de selección, y a medida que se dejen de cumplir cambiar de acciones. Echaré un vistazo.
      Un abrazo.

  3. Blacklupus dice:

    Hola Miguel:
    Una “maquinita” casera como digo yo es muy fácil de crear si uno se maneja un mínimo en Prorealtime y ni te digo ya si te brujuleas en Amibroker.
    Eso sí, hay que olvidarse de anàlisis técnico chartista y porque no es programable y pasarse al anàlisis técnico cuantitativo.
    Yo llevo muchos años con sistemas semiautomáticos y es lo que mejor resultado sin duda me ha dado en los 14 años que llevo en el mercado.
    Para que pagar por algo que puedes hacer tú y sin perder el control sobre tú capital.
    Un saludo.

    • Hola Blaclupus
      La idea es esa, pero en vez de “semi” automática, totalmente automática. Sabemos que los seres humanos tenemos grandes defectos, entre los que se encuentra nuestra fácil manipulación.
      Debido a que somos fácilmente manipulables por las noticias, podríamos decidir que la mejor forma de invertir, es que todo lo haga la maquina. Si fuera voz populi, habría un momento que el círculo estaría completo, todo el mundo invertiría de la misma forma ¿Y ahora? Un pensamiento similar tengo con los fondos de inversión “indexados”, que me dan muy mala espina.
      Cuidado, nada que ver con los fondos Value o de autor, que siguen criterios de selección, que bien podrían ser los que tu utilizas, o los que utilice cualquier otro inversor.
      Complicado ¿No? Je, je, a veces es que me como la cabeza una barbaridad.
      Un abrazo.

      • Blacklupus dice:

        Eso està bie. Comerse la cabeza te hace avanzar. Yo lo denomino “semiautomàtico” porque lo único que no hace el sistema es meter la orden al mercado.
        Mi sistema es en semanal y no me interesa que sea “automàtico” porque así puedes filtrar eventos fuera de lo común como puede ser el referendúm italiano. Yo si el domingo por la noche el sistema me da compra compraré pero en vez de hacerlo a apertura pues observaré la apertura para no comerme ni el clímax de la bajada o un gap alcista.
        Un saludo.

Deja un comentario

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

  • Responsable: Miguel Caballero
  • Fin del Tratamiento: Controlar el spam y la gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido
  • Contacto: contacto@compraraccionesdebolsa.com
  • Información adicional: Visita mi política de privacidad

  *