Seguridad vs Libertad, Dos Maneras de Enfocar tu Vida

  • El Broker más barato
  • Acciones, Cfds, Futuros, Opciones, Fondos de Inversión, Etfs…
  • Puedes abrir una cuenta desde sólo 0,10 céntimos
  • Comisión por acciones españolas, desde 2,58€
  • Comisión en acciones americanas, desde 0,50€+0,004$ por acción
  • Análisis del Broker (Solo para España)

Seguridad vs Libertad, todos queremos ser libres financieramente, pero ser libre exige muchos sacrificios y toma de decisiones importantes.
Si decidimos utilizar el camino lento, vamos a necesitar ahorrar de forma continuada durante un gran periodo de nuestra vida, llegaremos seguro, pero destinaremos un tiempo precioso en conseguir nuestro objetivo. Hay otras alternativas, lo que sería el camino rápido para conseguir la libertad.
Esta decisión, nos obliga a salir de nuestra zona de confort, y decidir que preferimos: ¿Seguridad o libertad?
El artículo de hoy está escrito por Marc, un Auditor Financiero que en 2013 decidió dejar un trabajo seguro, para tomar las riendas de su vida y vivir de otra manera, ganando calidad de vida. Marc nos ofrece sus consejos financieros desde su Blog, Despierta tu Dinero, que te invito a visitar.
Después de esta pequeña presentación de nuestro invitado te dejo con su artículo, que no tiene desperdicio:
¡Hola! Ante todo quiero agradecerle a Miguel la oportunidad que me ha dado de colaborar en su fantástico blog, sin duda un referente para todos los que estamos interesados en la Inversión y la Libertad Financiera.
Entrando ya en materia, seguro que te has fijado en que vives en un mundo de dualidades. No hay arriba sin abajo, no hay claro sin oscuro, no hay grande sin pequeño. Sin embargo, existe una dualidad que llama especialmente mi atención: la seguridad de trabajar a cambio de un salario vs la libertad financiera que obtienes cuando es tu dinero el que trabaja para ti.
La mayoría de la gente trabaja a cambio de un salario. Otros, en cambio, se esfuerzan por conseguir ser libres financieramente. No creo que un camino sea mejor que el otro, pues dependerá de los objetivos que te propongas y del enfoque que quieras darle a tu vida. Sin embargo, sí me niego a aceptar el hecho de que la mayoría de la gente crea que lo mejor es conformarse con un empleo que no les acaba de gustar sólo porque les asegura una nómina a final de mes. Quiero pensar, en cambio, que son muchas las personas que quieren enfocar su vida desde el prisma de la libertad pero no se atreven a dar el paso por el miedo a perder esa sensación de seguridad, miedo que yo mismo experimenté durante mucho tiempo hasta que decidí lanzarme a perseguir mis sueños.
Por este motivo hoy quiero hablarte de nueve aspectos de tu vida que pueden ser radicalmente opuestos según decidas seguir el camino de la seguridad laboral o el de la libertad financiera. Así que te pido que abras tu mente, reflexiones profundamente sobre lo que vas a leer a continuación y decidas cuál es el camino que puede llevarte a la vida que deseas.seguridad vs libertad

1) Escoge libremente tu hogar

Si te decides por la seguridad de cobrar tu nómina a fin de mes es probable que centres tu búsqueda de casa en las áreas geográficas donde haya empleos disponibles que se ajusten a tu perfil profesional. Por lo tanto, esa seguridad te limita los sitios donde vivir.
Si eres financieramente libre, en cambio, puedes eligir vivir donde te de la gana. ¿Te gusta la Toscana italiana? ¿Prefieres las playas centroamericanas? ¿Te atrae esa casita aislada en plena naturaleza? Cuando tienes esa libertad el mundo se convierte en un catálogo de fantásticos paisajes entre los cuales elegir tu hogar.

2) Libérate de los horarios

Aunque en la actualidad esté de moda la flexibilidad laboral, la seguridad de cobrar tu sueldo a final de mes viene de la mano de una limitación temporal: tu horario de trabajo. Tus jefes te dicen las horas que tienes que trabajar, las fechas de tus vacaciones y cuántos días tienes para disfrutar de estas.
Cuando no dependes de un trabajo para generar ingresos la cosa cambia, y mucho. Eres tú quien elaboras tu horario, si es que quieres tener uno, claro. De repente desaparecen los atascos, no haces cola en el supermercado y en el gimnasio tienes todas las máquinas a tu disposición. Además… ¿estás pensando en alargar ese viaje otros tres meses? Vale, ¿por qué no?

3) Vive tiempo de calidad

Trabajando para otros a cambio de seguridad permites que sean ellos los que te digan las tareas que tienes que llevar a cabo en tu puesto de trabajo. Te dicen lo que puedes hacer y lo que no, aunque no estés de acuerdo. Y, si tienes la obligación de hacer cosas que no te gustan, la calidad de tu tiempo disminuirá.
Cuando no dependes de esa seguridad, en cambio, puedes dedicarte a hacer lo que te gusta, lo que te apasiona y lo que más bien te hace sentir, ya que puedes hacerlo aunque no te genere ingresos. Ya no se trata de terminar tu jornada laboral para disfrutar de tu tiempo libre, pues simplemente usas tu tiempo cómo tú quieres. Y, cuando haces lo que te gusta, vives tiempo de calidad.

4) Deja de ser dependiente

Enfocar tu vida desde la seguridad que te da un trabajo fijo puede convertirte en dependiente de tu empresa durante toda tu vida laboral hasta que el gobierno decida hacerse cargo de ti, momento a partir del cual pasarás a depender de este de por vida.
Siendo libre financieramente evitas depender de una compañía que te pague la nómina y de un gobierno que acepte pagarte una pensión. Además, ¿quién es este para decirte cuándo puedes jubilarte y lo que tienes que cobrar? Se trata de tu vida y de tu dinero, con lo que eres tú quien debe tomar esas decisiones tan importantes.

5) Devuelve a la sociedad lo que esta te ha dado

Apostar por la seguridad de un empleo fijo implica que, después de trabajar duro durante varias décadas, el día que tú ya no estés no podrás dejar tu trabajo en herencia. Y, en los pocos casos en que puedas hacerlo, tus herederos tendrán que seguir trabajando duro para mantener su puesto.
Si has conseguido la libertad financiera es porque tienes un patrimonio de activos que trabajan para ti y te generan ingresos independientes a tu trabajo. A diferencia de un empleo, un patrimonio de activos sí puede dejarse en herencia cuando tú ya no estés, ya sea a tu familia, a una organización no lucrativa o a cualquier otra entidad que consideres conveniente. Todo tu trabajo duro no desaparecerá sin más, sino que permitirás que otros sigan disfrutando de sus frutos generación tras generación.

6) Decide qué es el éxito para ti

Te esfuerzas y trabajas duro para mantener tu empleo y conseguir ascender dentro de tu empresa. Cuando lo consigues, la sociedad consumista considera que tienes éxito, pues ahora dispones de más dinero para gastar. Sin embargo, muchas veces ese éxito viene de la mano de más trabajo duro y menos tiempo libre.
Por el contrario, si enfocas tu vida desde el prisma de la libertad financiera, tener mayor éxito significa que tu dinero trabajará más duro para ti. Esto implica mayores ingresos independientes a tu trabajo, lo que aumenta todavía más tu libertad.

7) Usa el dinero a tu favor

Si te gusta la seguridad de tener un sueldo fijo a fin de mes es probable que no te incomode gastar todos tus ingresos, pues sabes que vas a conseguir más al mes siguiente. Es probable, además, que uses tu dinero para adquirir pasivos que, a su vez, te generen gastos adicionales que te obliguen a trabajar más duro para pagarlos.
Si te enfocas hacia tu libertad financiera, en cambio, seguramente eres consciente de la importancia de ahorrar una parte de tus ingresos y usarlos para adquirir activos que te generen más y más ingresos independientes a tu trabajo. Cuanto más ahorres y más dinero puedas invertir consiguiendo una rentabilidad aceptable, más ingresos independientes a tu trabajo generarás y más libre serás.

8) Cambia tu dinero por tiempo, no al revés

Cuando te centras en la seguridad que te proporciona tu sueldo fijo, lo que estás haciendo es cambiar tu tiempo por dinero, pues te pagan una nómina a cambio de tu jornada laboral. No obstante, recuerda que mientras el dinero se puede conseguir de otras formas, tu tiempo es el que es. Estás cambiando algo que no se puede ganar, el tiempo, por algo que sí se puede ganar de otras formas, el dinero.
Cuando eres libre desde el punto de vista financiero lo que haces es justo lo contrario, pues cambias tu dinero por tiempo. Y, ¿sabes qué? Son tus activos los que trabajan para conseguirte ese dinero, no tú. Estás cambiando algo que se puede ganar, el dinero, por algo que no se puede ganar, el tiempo.

9) Céntrate en ti, no en tu currículum

En teoría, cuanto mayor es tu nivel de formación académica más posibilidades tienes de encontrar empleos mejor remunerados y obtener mayores ascensos, pues tu currículum resulta más atractivo para las empresas que pueden ofrecerte esa seguridad laboral. Sin embargo, recuerda que con frecuencia un mayor éxito va acompañado de más trabajo duro y menos tiempo libre.
Si, por el contrario, quieres centrarte en tu libertad financiera necesitas otro tipo de educación. Necesitas Educación Financiera, que no es más que el conjunto de conocimientos y habilidades que te permiten comprender cómo funciona el dinero y usarlo a tu favor para vivir la vida que deseas. Cuando te centras en tu libertad, lo que cuenta son los resultados que obtienes con lo que haces en tu día a día, sin importar si tienes o no un currículum.

Conclusión

Como has podido ver, enfocarte hacia la seguridad laboral no condiciona sólo una parte de tu tiempo, si no que refleja el enfoque que le das a toda tu vida. Si decides que este estilo de vida es el que te gusta, fantástico. No obstante, si lo has aceptado como válido únicamente porque es lo que la sociedad espera de ti, quiero que sepas que existen otros caminos igualmente válidos, como el de la libertad financiera.
Si quieres ser financieramente libre para escoger realmente tu hogar, liberarte de los horarios, vivir tiempo de calidad, dejar de depender de empresas  y gobiernos, poder devolver a la sociedad lo que te ha dado, tener un éxito coherente con tus objetivos, usar el dinero a tu favor cambiando este por tiempo y centrarte en tus resultados sin importar lo que ponga en tu currículum, debes aumentar tu nivel de Educación Financiera, ahorrar y aprender a invertir tu dinero. De esta manera conseguirás ingresos independientes a lo que tú hagas y serás mucho más libre.
Nadie ha dicho que conseguir la libertad financiera sea fácil, pero eso tampoco significa que deba ser difícil en tu caso. Lo importante es que tengas claro cuál es el mejor camino para ti, lo elijas y no te rindas nunca.
Retomo el artículo para mi comentario final:
No tengo la valentía de Marc, pero quizás tampoco Marc tiene mis cargas familiares . Hace tiempo tomé conciencia de que era lo que quería y como deseaba vivir mi vida.
Mi objetivo está mucho más cerca que cuando empecé, y es que un viaje de 1.000 kilómetros, empieza con una primer paso.
Yo te animo a buscar tu Libertad, al igual que Marc la ha conseguido. No es obligatorio conseguir la libertad sólo a través de la inversión, hay otros caminos para conseguir la libertad financiera, al menos como ya la entiendo: trabajar en lo que quieras y dedicar el tiempo que estimes oportuno. Espero sobre todo, que el artículo de hoy te haya hecho reflexionar un poquito.
[magicactionbox]

Descarga GRATIS mi eBook

Aprende Ichimoku. El Indicador técnico más fiable

Responsable: Miguel Caballero, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp ubicada en Georgia (EEUU) y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en contacto@compraraccionesdebolsa.com. Para más información consulta mi política de privacidad

En 2013 dejé mi trabajo como Auditor Financiero porqué estaba cansado de trabajar largas horas a cambio de un salario, así que aprendí cómo hacer que mi dinero también trabajara para mí. Ahora soy Inversor Particular y he creado ¡DespiertaTuDinero! para que tú también aprendas a usar el dinero a tu favor para vivir la vida que deseas.

También te interesarán...

16 Comentarios

  1. Marc dice:

    Muchas gracias Miguel por dejarme colaborar en tu fantástico blog. Estoy convencido de que entre todos conseguiremos que muchas más personas que así lo deseen se animen a perseguir su libertad.

    Un abrazo para todos,

    Marc

    • Hola Marc
      Perdona que no te haya contestado antes, pero es que hoy el correo va fatal. Normalmente me avisa de los comentarios, pero hoy…se ha tomado vacaciones.
      Gracias a ti por tu colaboración, ya que aporta valor al blog, estoy encantado de tenerte por aquí.
      Un fuerte abrazo.

  2. Pobre Pecador dice:

    Hola Marc, comprendo todo lo que dices porque estoy metido de lleno , en esta especie de comunidad que hemos creado,entre los que buscamos o bien esa libertad financiera de la que tanto hablamos, o en mi caso un complemento a mis ingresos..

    Hasta ahí bien, ahora vamos a suponer que el que ha leído tu artículo, no sabe nada de inversiones , ni de buy&hold… y lee lo que tú pones: Lo primero que se preguntará este nuevo lector , es si se ha metido de lleno a leer una proclama sectaria. porque ya lo hemos comentado otras veces (o al menos yo sí). cada vez que habláis de dejar los trabajos, e irte a vivir a una playa perdida, mientras tus activos trabajan por ti…Bufff una secta Solo nos falta la túnica y adorar a un extraterrestre.

    O vamos a suponer otra cosa…todos nos hacemos IF.,¿quién trabaja?.
    Si yo le cuento nuestro plan a mi panadero, este al carnicero, y el carnicero al agricultor…¿quién va a ser el capullo que madrugue para encender el horno?, ¿y plantar los tomates?…

    Repito que comprendo lo que hablas, porque yo también intento mejorar mi penosa educación financiera…pero con los tiempos que corren, hablar de dejar la seguridad de un trabajo fijo, por algo utópico para los que tenemos ingresos bajos…me parece una frivolidad como un castillo.

    Saludos

    • Marc dice:

      ¡Hola, Pobre Pecador!

      Te agradezco tu comentario. No se trata de que todo el mundo deje su trabajo hoy. Mi intención con el artículo es mostrar una alternativa a la vida que parece que nos han impuesto desde pequeños para que, las personas que así lo deseen, tengan una motivación para seguir otro camino que puede estar más en línea con sus objetivos.
      Ser libre desde el punto de vista financiera no significa forzosamente dejar de trabajar, tanto si trabajas por cuenta propia como ajena, sino que significa que no dependes de tu trabajo para vivir, que es muy distinto. Quien sea un apasionado panadero estará encantado de encender el horno cada mañana para poder compartir con los demás sus creaciones, pero si no depende de ello económicamente podrá hacerlo de una forma más relajada y con menos presión. Para mí, se trata de que cada uno pueda destinar tiempo a lo que te gusta, tanto si le pagan por ello como sino.
      Creo que todos debemos reflexionar sobre lo que realmente queremos en nuestra vida. Yo lo hice hace un tiempo y comprendí que, para mí en concreto, la frivolidad habría sido quedarme en un empleo que no me gustaba y que consumía casi todo mi tiempo simplemente por dinero, especialmente cuando había otras maneras de conseguirlo.
      Gracias por tu aportación y te animo a seguir disfrutando de este fantástico blog.

      Un saludo,
      Marc

  3. Me ha gustado tu artículo Marc, es toda una declaración de intenciones y te felicito por haber sido capaz de llevarla a cabo.

    Para mí, lo que más valor tiene de todo no es si ya lo has conseguido, te falta mucho o poco, sino el optar por un camino diferente al de la mayoría, pensar “out of the box” y llevarlo a cabo.

    Para mí es lo más difícil, cumplir esos 3 pasos es algo fuera del alcance de la mayoría de las personas, pero no porque no sean capaces de hacerlo, sino porque desconocen que hay una vía alternativa.

    Creo que este artículo contribuye un poquito a descubrir a más personas que otra forma de hacer las cosas es posible. Gracias a Marc por escribirlo y a Miguel por darle espacio en su tremendo blog.

    Saludos.

    • Marc dice:

      ¡Hola, bolsatiemporeal.com!

      Coincido contigo en que lo más difícil es pensar de manera distinta a la mayoría, ya que cuando finalmente lo consigues, parece como si tu entorno se empeñara recordarte ese miedo a hacer las cosas de manera distinta a la habitual.

      Como bien dices, espero que el artículo aporte un granito más de arena para que cada vez más personas conozcan alternativas a la vida considerada como “normal” y tengan la oportunidad de decidir entre un mayor número de enfoques vitales.

      Muchas gracias por tu comentario 🙂

      Un saludo,
      Marc

  4. Fantástica sorpresa. Juntamos en un sólo artículo a Miguel, una de mis debilidades cibernéticas y un modelo de colaboración y ayuda, y Marc, que va por el camino de convertirse. Con Marc me cruzo un par de correos diarios y hablamos sobre mejoras que podemos hacer en nuestros respectivos blogs. Me sorprende la claridad de ideas y el arrojo que tiene. Si yo tuviera la mitad ya habría dejado mi trabajo y estaría dedicando el 100% de mi tiempo a los cazadividendos.

    Para mi el punto fundamental es si te conformas o no. Yo me pongo muy nervioso cuando noto que voy a velocidad de crucero e intento hacer cosas. Mi última “ilusión” es el blog, que se suma a la de la inversión en bolsa. A la gente que quiero les intento vender la idea de pensar diferente. Siempre les digo lo mismo: no te digo que cambies tu vida, sólo que valores la idea. Atrévete a pensar diferente. Es la única manera de obtener resultados diferentes.

    Un abrazo a los dos.
    Czd

    • Marc dice:

      ¡Hola, Cazadividendos!

      La verdad es que poder colaborar como hice en su día con Cazadividendos, y hoy con Miguel, dos bloggers de referencia en nuestra comunidad, es un auténtico lujo, especialmente para alguien como yo que recién está empezando. Creo que en el mundo de los blogs, igual que en las inversiones, el intercambio de ideas y experiencias es muy enriquecedor para todos.

      Tienes toda la razón cuando comentas que no hace falta que la gente cambie de vida, ya que muchas veces el simple hecho de reflexionar sobre otras ideas ya nos permiten ir haciendo pequeños cambios que mejoren nuestra vida diaria. Todos los cambios a mejor son bienvenidos, ya sean pequeños o enormes, por lo que creo que lo importante es pensar sobre ellos. Esta ha sido precisamente mi intención con este artículo, invitar a la reflexión.

      ¡Muchas gracias por tu comentario! 🙂

      Un abrazo,
      Marc

  5. PERICO dice:

    Sublime artículo ,excelente MARC pienso que se necesitan pocas cosas para vivir ,el aire que respiramos, agua ,un techo donde cobijarnos, alimentación etc pero esta sociedad de consumo en la que nos encontramos nos bombardean con mil y un anuncios en tv, en prensa en el buzón de nuestra casa para que compremos este o aquel producto aunque sea sin dinero ya nos lo prestará el banco y tengamos que trabajar hasta el fín de nuestros dias para conseguir lo siguiente, por eso que sabios eran nuestros abuelos cuando decían no es más rico quien más tiene sino quien menos necesita,por eso la esclavitud existe compañeros se llama deuda y hace que tengas que trabajar sí o sí aunque sea en algo que no te gusta.
    Un saludo y enhorabuena a los dos.

    • Marc dice:

      ¡Hola, PERICO!

      Yo también soy de los que piensa que se necesitan pocas cosas para vivir, y cada día que pasa me doy cuenta de que realmente necesito menos todavía. Tienes toda la razón cuando dices que la sociedad de consumo nos bombardea, pues cada día recibimos miles de estímulos para que gastemos todo nuestro dinero, incluso el que todavía no tenemos (y que puede que nunca lleguemos a tener).

      Vivir en una sociedad de consumo no es malo, ya que nos ofrece multitud de cosas para hacernos la vida más fácil, pero debemos tener muy claro lo que realmente queremos y lo que nos aporta valor, ya que si no corremos el riesgo de quedarnos esclavizados con deudas enormes y un montón de cosas que van perdiendo valor día a día. Por eso creo que es muy importante hablar sobre enfoques alternativos para que cada uno de nosotros pueda decidir, lo más libremente posible, el camino que quiere seguir.

      Muchas gracias por tu comentario.
      Un saludo,
      Marc

  6. Dalamar dice:

    Excelente artículo.

    Creo que resume el proyecto de vida que a todos los que navegamos por esta comunidad nos gustaría tener. Es a lo que aspiramos todos, pero por unos motivos u otros, casi nadie consigue.

    En mi caso, lo que más me echa para atrás a la hora de dar el salto, es el miedo al largo plazo.
    Por poner un ejemplo, hace no tantos años, los depósitos ofrecían sin muchos problemas rentabilidades superiores al 5%. Por tanto si pudiésemos reunir un capital de un millón de euros, nos podríamos plantear romper con todo y lograr la independencia financiera, pues obtendríamos una renta de 50.000€ al año. Pero resulta que a la vuelta de pocos años, la rentabilidad es prácticamente nula. ¿y que hacemos ahora?

    El mismo miedo tengo con la bolsa y los dividendos. ¿y si viene una crisis prolongada y se recortan/suprimen los dividendos de un gran porcentaje de empresas? Nuestros ingresos pasivos caerian en picado. Además en ese escenario es de suponer que la cotización habría bajado mucho, cerrando la puerta a liquidar la posición y buscar otro camino.

    Puede ser esa crisis, o más cercano, un cambio de política fiscal. Un movimiento populista que establezca impuestos “confiscatorios” sobre este tipo de rentas del capital. Nos puede dejar sin ingresos suficientes.

    En tu caso. ¿Pensaste en un plan b cuando diste el salto ?

    • Marc dice:

      ¡Hola, Dalamar!

      Muchas gracias por tu comentario, pues creo que refleja muy bien algunos aspectos a tener en cuenta cuando buscamos nuestra libertad desde el punto de vista financiero
      .
      En mi caso concreto pensé que mi plan b era, además de formarme permanentemente en inversiones (adquirir activos) ir creándolos también con el tiempo para obtener otras fuentes de ingresos, y en esas estoy. En mi caso, y esa es mi opinión personal, el riesgo era no dar el paso, ya que ese caso perdía seguro. En cambio, dando el paso, al menos tenía opciones de ganar. Ahora me arrepiento de no haberme decidido antes, pues estuve bastante tiempo sin atreverme. Creo realmente que está muy bien tener un plan b, incluso c o d, pero cuando quieres escapar de algo que no te gusta, tener un plan a ya parece suficiente.

      Es cierto que en épocas de crisis fuertes como la que estamos viviendo en los últimos años algunas empresas recortan o incluso suprimen los dividendos (ya sea de forma directa o bajo el tecnicismo “ampliación de capital liberada”), con lo que existe el riesgo de que nuestros ingresos vía dividendos se vean reducidos. Para controlar ese riesgo, podemos centrarnos en empresas de gran calidad que tengan grandes probabilidades de mantener, e incluso seguir aumentando, el dividendo en tiempos difíciles. También podemos mantener nuestro nivel de vida por debajo de nuestros ingresos pasivos, cuando esto sea posible, dejando un margen de seguridad para posibles reducciones temporales de dividendos. No obstante, siempre me gusta recordar que en las grandes crisis es cuando obtenemos las mejores rentabilidades iniciales por dividendo, con lo que podemos aprovechar para aumentar nuestras posiciones en empresas de calidad a precios que las conviertan, además, en buenas inversiones.

      Respecto a un cambio de política fiscal, siempre existirá ese riesgo. No obstante, en un mundo capitalista y con un sistema de gobierno enfocado a este (y no digo partido político, sino el sistema en el que tienen que moverse los partidos, sea cual sea su color), el inversor acostumbra a pagar tipos impositivos menores que los autónomos y los trabajadores por cuenta ajena, con lo que es razonable pensar que continuará siendo así durante las siguientes décadas. Pero ojo, como bien dices, siempre existirá ese riesgo.

      Finalmente, se pueden compaginar los ingresos pasivos con un trabajo que te guste, con un horario que te convenga y con un salario que creas adecuado, cubriendo este el hipotético caso de que tus ingresos pasivos disminuyeran considerablemente durante tiempos de crisis profundas.

      Un saludo,
      Marc

  7. Muy buen artículo. En apariencia muy filosófico pero que toca la raíz del modo de vida de esta sociedad actual en la que vivimos.

    Yo veo una gran diferencia entre aquellos que buscan seguridad y los que buscan libertad.

    Los que buscan seguridad ni siquiera saben que la buscan, simplemente han sido educados así; bueno, como la mayoría. Y tampoco conocen otra forma de vida. Se sienten seguros con su empleo y con los servicios públicos de los que disponemos. Sin embargo, los que buscan libertad, han sido educados también en la seguridad del empleo, pero en algún momento de su vida aprendieron que había otro camino y se pusieron en marcha para poder alcanzarlo.

    Creo que esa es la gran diferencia entre los dos caminos. El que busca seguridad lo hace por aprendizaje y en muchos casos por miedos también programados o heredados. Los que buscan la libertad se han auto formado y se han molestado en pensar diferente y salir de la manada.

    Por otra parte, la seguridad en el empleo me parece una falsa seguridad. Los empleos son cada vez menos estables, peor remunerados y más cambiantes. Por no hablar de los servicios públicos y los seguros de protección a los trabajadores, recortados por los políticos cada dos por tres.

    Cada persona es libre de seguir la vida que más le guste, pero viendo la sociedad de hoy en día, dudo que la gente sea feliz con un empleo de 9 a 5 y una hipoteca de 30 años. La gente se siente segura así, ¿pero realmente es feliz? ¿O simplemente es lo único que conoce?

    Como decía Cazadividendos, uno intenta hacer ver a las personas que quiere y aprecia esta forma de pensar Basada en la libertad financiera, sin embargo son muy pocos los que pierden un segundo aunque sea en pensar y reflexionar sobre ello. Muy frustrante, la verdad.

    En definitiva, gran artículo Marc. Espero que sigas contribuyendo a fomentar la educación financiera y te deseo todo el éxito, eso querrá decir que cada vez más gente está concienciada sobre estos temas, y eso será bueno para toda nuestra sociedad en su conjunto.

    Un saludo.

    • Marc dice:

      ¡Hola, Alvaro!

      En primer lugar, agradecerte tu comentario. Coincido contigo en que una de las principales diferencias entre los que buscan seguridad y los que buscan libertad es precisamente reflexionar e intentar cuestionarse si existen otras alternativas, aunque sea para tenerlas en cuenta a la hora de tomar la decisión de cómo enfocar nuestra vida.

      Como bien dices, más que seguridad es una sensación de seguridad, ya que mientras seguir el camino hacia la libertad tienes sus riegos, centrarse en esa sensación de seguridad también tiene los suyos. También comparto tu visión de que, en general, la sociedad de hoy en día no parece feliz con sus trabajos. Yo mismo no lo era, y fui afortunado de encontrar estímulos que me motivaron a auto formarme para considerar otros enfoques, con lo que con el artículo de hoy he querido hacer lo mismo para el mayor número de personas posible.

      Estoy convencido de que, entre todos, vamos a seguir aprendiendo, consiguiendo nuestros objetivos y ayudando a que más personas también consigan los suyos.

      Un saludo,
      Marc

  8. rumbo100k dice:

    Hola Marc:

    Yo estoy totalmente de acuerdo con el artículo. Para mi la IF no tiene porqué ser el estar todo el día sin hacer nada. En mi caso me conformo con tener capacidad suficiente como para elegir yo el trabajo que me guste. Es decir, encontrar un trabajo que realmente me llene, y dedicarle algunas horas al dia (4 por ejemplo). También como dices, si me apetece pegarme un viaje de 3 meses, pedir una licencia y largarme sin temer represarias de nadie.

    Ahora mismo el trabajo que tengo no me disgusta, pero tampoco es el trabajo ideal en el que me gustaría estar el resto de mi vida.

    De todas formas, enhorabuena por tu decisión, me apunto el blog. Un saludo.

    • Marc dice:

      ¡Hola, Rumbo100k!
      Como bien dices, se trata de poder elegir hacer lo que nos gusta con nuestro tiempo, ya sea un hobbie, una actividad remunerada o de cualquier otro tipo. Al final, creo que se trata de pasar tiempo de calidad.

      Muchas gracias por tu aportación y te animo a seguir descubriendo el blog.

      Un saludo,
      Marc

Deja un comentario

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

  • Responsable: Miguel Caballero
  • Fin del Tratamiento: Controlar el spam y la gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido
  • Contacto: contacto@compraraccionesdebolsa.com
  • Información adicional: Visita mi política de privacidad

  *