La Pirámide de Maslow. Dinero y Felicidad

A riesgo de pisar algún charco, hoy quiero hablarte de la Pirámide de Maslow. ¿Por que puedo pisar algún charco?, pues por que de psicología entiendo menos que un Argentino, y de economía lo justo.
Quiero hablar de la Pirámide de Maslow, y de las motivaciones de las personas relacionadas con la economía, precisamente por un artículo que hace poco hizo nuestro amigo “El farmacéutico activo”.
El artículo en cuestión, hacía referencia a una discusión muy habitual entre personas de un cierto nivel económico: “El dinero no da la felicidad”.
Yo pienso que el dinero no da la felicidad, pero por que considero que el dinero es un ente abstracto. Me explico, tener un billete o miles de billetes en el bolsillo, oro, piedras preciosas, etc, no genera ninguna felicidad, si no lo puedes intercambiar por algo que necesites o desees.
Por tanto, el dinero es un vehículo para conseguir otras cosas. A mi no me hace especialmente feliz que mi cuenta del banco diga, que tengo un saldo de 1.000.000 de euros…no me vale de nada.
Sin embargo, si me llena de satisfacción poder comprar un chuletón, irme de vacaciones, o no tener que preocuparme de poder pagar la factura del médico.
Pero entiendo que mis preocupaciones respecto al dinero, están motivadas por mi posición económica y mi situación dentro de la Pirámide de Maslow.
Mis motivaciones, son diferentes que las que pueda tener otra persona, con un menor nivel de ingresos o con una situación económica peor.
Creo que la mayoría de las personas que se plantean invertir, es por que tienen cubiertas sus necesidades más básicas, y les sobra dinero…tal vez no mucho, pero les sobra.
En estas circunstancias, la preocupación por el dinero disminuye, y surgen otras necesidades…esta es la teoría de la Pirámide de Maslow.La-curva-de-la-satisfacción-y-el-dinero-piramide-de-maslow-1024x772

Teoría de la Pirámide de Maslow

Abraham Maslow fué un Psicólogo, que en 1943 formuló su Teoría sobre la motivación humana. Esta teoría está representada por una pirámide, en la que se forma una jerarquía de necesidades.
La teoría es muy sencilla, a medida que vamos satisfaciendo nuestras necesidades más básicas, el ser humano desarrolla necesidades más elevadas.
Según la teoría y la pirámide, si no cubres una necesidad en el orden marcado, no generas el deseo de cubrir una necesidad mayor.
Aunque, el movimiento entre necesidades no sólo es ascendente. “Hay fuerzas de crecimiento que nos empujarán a cubrir las necesidades más elevadas y fuerzas regresivas, que eliminan las necesidades superiores y nos llevan a intentar cubrir las necesidades más básicas”.
Las fuerzas que nos impulsan en un sentido u otro, cubriendo unas necesidades mas elevadas o dejándolas al margen, para cubrir las más básicas, tienen que ver con nuestra situación económica.
Vemos que, economía, motivación y necesidades, van de la mano.
Tal vez por eso, las personas más o menos normales, con unos ingresos medios, como los que pululamos por estos blogs de inversión, tenemos necesidades similares.
También pueda ser que explique, por que las personas con más poder y dinero del mundo, siguen luchando por adquirir más, cuando una gran parte de las personas nos habríamos conformado mucho antes. Puede que al no haber pasado por las fases de la pirámide, no se pueda comprender el proceso mental necesario (esto es cosecha propia).

Las cinco necesidades de Maslow, representadas en la pirámide

Según la Pirámide de Maslow, las necesidades se estructuran en cinco niveles:
Necesidades básicas
En este grupo, se encuentran las necesidades fisiológicas más básicas, necesarias para sobrevivir, como son respirar, beber, alimentarse y eliminar deshechos corporales.
Como no, también necesitamos descansar y mantener la temperatura corporal.
Dentro de estas necesidades primarias, hay que añadir las relaciones sexuales para mantener la especie.
Necesidades de seguridad y protección
Una vez cubiertas las primeras necesidades, nuestra aspiración es conseguir pasar al siguiente nivel.
Todo el mundo, aspira a tener cierto nivel de seguridad. Puede ser seguridad física o seguridad económica: salud, empleo, ingresos…que nos llevan a intentar conseguir protección personal: un hogar.
Necesidades sociales y de afecto
El ser humano, es social. Necesitamos del contacto con otras personas, y ser aceptados en los círculos en los que nos movemos.
Estas necesidades se cubren con las amistades, nuestra pareja y nuestros familiares, mediante la realización de actividades tan normales, como ir al gimnasio, acudir a actos sociales, o algo tan nuestro como ir al bar, a tomar algo con los amigos.pirámide de maslow, necesidades sociales y de afecto
Necesidades de estima, reconocimiento personal y social
Maslow describió dos tipos de necesidades de estima, una estima alta y una estima baja.
La estima alta, tiene que ver con lo que pensamos de nosotros mismos, el respeto que nos tenemos.
Esta necesidad de estima (alta), incluye los sentimientos que nos hacen sentir bien: confianza, logros, independencia, libertad y maestría.
La estima baja, tiene que ver con la aceptación por parte de la sociedad, el respeto y reconocimiento que hacen los demás de nuestra competencia alta: aprecio, fama, reputación, reconocimiento, incluso dominio sobre otras personas.
Esto lo podemos ver reflejado, en las personas que consiguen ser líderes. Para ser un líder, y tener cierto dominio sobre los demás, primero tienes que tener una buena autoestima, confianza, haber obtenido ciertos logros, que son reconocidos por el resto, que se dejan aconsejar y hasta cierto punto, dominar.
Auto-realización
No todo el mundo tiene por que llegar a lo alto de la pirámide, normalmente se llega cuando los demás niveles son alcanzados. No es que tengas que ser el próximo líder del mundo libre, no es necesario, pero si necesitas tener una buena estima, independencia o libertad.
La auto-realización, tiene que ver con encontrar un sentido a la vida. Maslow utilizó varios términos para denominar este último nivel: motivación de crecimiento, necesidad de ser, o auto-realización.

Dinero y felicidad

Reflexionando sobre el dinero y su influencia sobre la felicidad, recuerdo un cuento que leía de pequeño, tal vez también tu lo recuerdes….había un Rey que tenía una extraña enfermedad, para curarla, los médicos le recetaron ponerse la camisa de un hombre feliz.
Por todo el reino se buscó un hombre feliz, cuando le encontraron, resultó que aquel hombre no tenía camisa (Tolstoi).la pirámide de maslow, el hombre sin camisa
La felicidad no tiene nada que ver con las posesiones, pero si con la aceptación de lo que se tiene y de quien eres.
¡¡Cuidado!! yo no soy un asceta, ni un monje budista, no desdeño los pequeños placeres que “a través del dinero” se pueden conseguir.
Todos los del interior de la Península, soñamos con vivir en la playa, pasear sin ninguna preocupación por la orilla del mar, quizás es un recuerdo de cuando estamos de vacaciones, momentos en los que no tienes ninguna preocupación.
Eso es lo que el dinero puede conseguir “comprar”, pequeños momentos de felicidad y despreocupación….¿Quizás sea seguridad? ¿Económica? ¿De salud? ¿Tiempo?
Pero no nos equivoquemos, hemos llegado a discutir sobre el dinero y la felicidad, por que tenemos el estómago lleno, si no fuera así, nuestra principal preocupación sería llenarlo ¿No te parece?

Descarga GRATIS mi eBook

Aprende Ichimoku. El Indicador técnico más fiable

Responsable: Miguel Caballero, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp ubicada en Georgia (EEUU) y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en contacto@compraraccionesdebolsa.com. Para más información consulta mi política de privacidad

Soy un apasionado de los mercados financieros. Me gusta el Trading por la promesa de recompensas rápidas, pero el grueso de mi capital lo invierto a largo plazo; busco mi libertad financiera. Comparto lo que sé. Deseo que aprendas mucho leyendo mi blog :) ¿Quieres descubrir mi *verdadera identidad*? Visita este enlace.

También te interesarán...

16 Comentarios

  1. dalamar dice:

    Muy buenas Miguel.

    Creo que has dado con una de las claves. La pirámide depende de donde te sitúes. El simple hecho de estar conectados a internet escribiendo en un blog con el estómago lleno, nos sitúa por encima del 85% de la población mundial, que desgraciadamente no tiene cubierto ni el primero de los escalones.

    A partir de que muchos hemos nacido en el tercer escalón, es difícil valorar los dos primeros y sólo nos centramos en los superiores. A veces viene bien tener un poco de perspectiva y valorar lo que tenemos en vez de volvernos locos en estos foros tratando de obtener no se muy bien qué.

    Decimos que el dinero no es importante…. Porque lo ya tenemos!! por supuesto nos gustaría tener mas y poder cubrir otros caprichos, pero con demasiada frecuencia nos olvidamos de donde estamos.

    El motivo que puede llevar a Amacio Ortega, Bill gates y similares para seguir trabajando a pesar de que son ricos de por vida desde hace mucho…. Pues no lo se. Supongo que una mezcla de pasión por lo que hacen y en un momento dado mantener el estatus.

    Pero también creo que hay psicopatías relacionadas con acumular dinero y gente que es más feliz teniendo dinero que gastándolo. Aunque el dinero no se coma, prefieren tener 50€ más en el banco y comer salchichas en vez de chuletones. No es racional, pero existe y mucho.

    Un saludo y gracias por el artículo y por hacernos reflexionar

    • Hola Dalamar
      Sin duda, el haber nacido donde lo hemos hecho, nos da muchas ventajas sobre otras personas del resto del mundo. Tenemos que dar gracias todos los días, por la suerte que hemos tenido, aunque sin caer en la complacencia.
      Mis aspiraciones son distintas, que los que están luchando por llenar el plato, vestirse o pagar la luz, por eso cuando hablamos de felicidad, solemos poner el dinero en segundo plano…por que tenemos lo suficiente para cubrir nuestras necesidades más básicas.
      Como dice la canción ¿Salud, dinero y amor? Algo hay, sin duda, je, je.
      Un abrazo.

  2. Jose dice:

    Cada uno añora lo q le falta, nosotros gracias a Dios es tener If,en África vivir un día más.Amancio Ortega y demás pues no lo sé xq no estoy a ese nivel,supongo q será el elixir de la eterna juventud.
    Saludos.

    • Hola Jose
      En definitiva, de eso va la pirámide. Las aspiraciones económicas y las motivaciones van de la mano…a medida que cubres unas necesidades, aspiras a las siguientes, más elevadas.
      Nosotros no tenemos tanto aprecio al dinero, por que no tenemos una gran necesidad de el…vamos, que lo ponemos en segundo lugar, buscamos la felicidad, como si fuera posible si no hubiera dinero.
      Un abrazo.

  3. HomoInvestor dice:

    Hola Miguel,

    Este tema me encanta y creo que da mucho juego. No conocía la historia de la camisa aunque si alguna otra muy similar. Hay un dicho popular que dice que “No es más rico quien mucho tiene sino quien poco necesita”.

    Cada persona va a necesitar una cantidad de dinero diferente para cubrir una determinada necesidad, todo dependerá de nuestra “exigencia”. En mi caso he decidido que 2.000€ netos/mes es suficiente para cubrir mis necesidades económicas, al menos las de nivel más bajo, el resto si vienen, me gustaría cubrirlas sin necesidad de trabajar (entendiendo por trabajo el que haces pero no disfrutas).

    Un saludo,

    Homo Investor

    • Hola HomoInvestor
      Has tocado dos temas interesantes, cuanto es el mínimo necesario para mantener nuestro nivel de vida, o el que queremos llevar, y un segundo punto igualmente candente: hacer algo que te guste, y que además te reporte ingresos.
      El mínimo dependerá de cada uno, eso es evidente. Hay algún blogger americano que casi es un asceta, vive con lo justo y no necesita trabajar mucho más…sinceramente, no aspiro a eso. No quiero ser millonario, pero quiero vivir una vida normal, de vacaciones de vez en cuando, poder salir al cine o comprar algún capricho, eso como mínimo requiere esos 2.000 euros que comentas.
      La segunda parte es en la que llevo tiempo librando, por que creo que la primera se puede conseguir con la segunda. Si haces algo que te apasiona, realmente no lo consideras una obligación, aunque ese dinero que obtengas te sea necesario para comer.
      A tal punto llega, que podríamos dejar en segundo plano, el obtener rentas pasivas, si estuvieras haciendo algo que realmente te gustara….algo que casi pagarías por hacer (casi, no mal interpretemos, je, je).
      Yo estoy intentando que mis pasiones cubran la primera parte de la ecuación, a la vez que apuntalo esa idea invirtiendo…ya veremos que conseguimos.
      Un fuerte abrazo.

  4. Marc dice:

    ¡Hola, Miguel!
    Un artículo muy chulo. Este tipo de artículos me gustan mucho porque invitan a la reflexión de temas que considero muy importantes, como el de pensar sobre lo que realmente queremos y necesitamos. Yo siempre he sido una persona de pocas posesiones materiales, y cada vez más las voy reduciendo al mismo tiempo que aumenta mi sensación de libertad.

    Es una buena historia la de la camisa, no la conocía. Creo que la sorpresa que se debió llevar el rey fue la misma que se lleva la mayoría cuando descubren a alguien que no está totalmente sumergido en la sociedad de consumo y tiene pocas cosas.

    Un abrazo,
    Marc

    • Hola Marc
      No se si has leído algo de las fábulas que escribía Tolstoi, pero todas tienen una moraleja muy buena, je, je.
      Con el tiempo te das cuenta, que lo más importante no es poseer demasiadas cosas, lo mejor es la libertad. Cuanto más posesiones sin sentido tienes, como varios coches, casas de vacaciones, etc, eres menos libre.
      Creo que tener vivienda propia es interesante, y con el tiempo necesaria, pero tener una en la playa…¿Para qué? Estos caprichos, conllevan gastos que cada vez te obligan a ganar más dinero, sólo para conservarlos…
      Un abrazo.

  5. Sergio Enciso dice:

    Hola Miguel,
    Gracias por este artículo tan reflexivo, me encanta que escribas unas líneas “menos técnicas” para pararse un momento y pensar. ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde nos dirigimos? ¿Qué hemos dejado atrás?

    Afortunadamente he leído también el artículo de “El farmacéutico activo” y estoy contigo en que “el dinero no da la felicidad…pero ayuda” (y mucho), a veces perdemos el norte y olvidamos las otras cosas importantes (salud, amor…) que damos por hechas, porque hemos ascendido en la pirámide y nos olvidamos que se puede bajar y retroceder, tener que volver a luchar por cosas que dabas por conseguidas.

    Gracias por hacernos parar y pensar donde estamos, de lo agradecidos que tenemos que estar por no estar más abajo.

    Un abrazo

    • Hola Sergio
      Efectivamente, la pirámide funciona en los dos sentidos, y en todos los aspectos, dinero, salud, amor, vivienda…Desgraciadamente, sólo valoramos aquello que hemos perdido, es una constante en el ser humano.
      Todos los días no te vas a preocupar por tu salud, pero si sería buena idea saber que la tienes que conservar, y hacer algo por ello: comer mejor, hacer deporte, etc. Pues con todo pasa lo mismo, las relaciones, el dinero…si no hacemos todos los días por conservar lo que tenemos, estamos expuestos a perderlo.
      Un abrazo.

  6. Josep dice:

    Hola Miguel,

    Muy interesante. Me has recordado la célebre ranchera, y es que algunos mejicanos sólo consideran 2 niveles en su pirámide 😀 https://www.youtube.com/watch?v=I0YpgGtZWdU

    Salu2 Cordiales

  7. estelandi dice:

    Muy interesante el artículo, como ya lo han dicho quienes me precedieron, pero quiero hacer una pregunta como argentino que soy: De dónde has sacado la frase:”de psicología entiendo menos que un Argentino”?
    :

    • Hola estelandi.
      De los tópicos, típicos, je, je. No se como nos ven en Argentina a los españoles, pero es como llamarnos a todos “Gallegos”. No se hace con mala intención…pero que quieres, aquí uno de los argentinos más famosos es “Valdano”, y me gustaría que le oigas hablar de Fútbol.
      Un fuerte abrazo…y perdona por la broma, si es que te sentiste aludido.

  8. Me has hecho reflexionar mucho con tu post Miguel. Aunque no he sacado ninguna conclusión aún que no sea la de dar gracias todos los días, te agradezco que compartas este tipo de reflexiones.
    Un abrazo

    • Hola PapaPrimerizo
      Me alegro que te haya gustado. Conclusiones…que necesitamos cubrir nuestras necesidades básicas, para poder pensar en satisfacer otras, menos básicas, pero que nos llenan como personas.
      Un abrazo.

Deja un comentario

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

  • Responsable: Miguel Caballero
  • Fin del Tratamiento: Controlar el spam y la gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido
  • Contacto: contacto@compraraccionesdebolsa.com
  • Información adicional: Visita mi política de privacidad

  *