La Curva De La Satisfacción Y El Dinero

Este blog sobre todo está centrado en la experiencia de invertir en bolsa, pero también me gusta aportar ideas para conseguir la libertad financiera, por eso este artículo de hoy busca encontrar el equilibrio entre el dinero y la satisfacción que nos produce, lo que se ha descrito como: la curva de la satisfacción.
Siempre me ha llamado poderosamente la atención esos mini-platos que ponen en los restaurantes de lujo. Yo soy una persona de buen comer, aunque procuro no hacerlo en exceso por que mi cuerpo se resiente.
Como ya soy mayorcito, he ido comprobando que si una comida me gusta, disfruto si como hasta un cierto punto, probablemente comería más por que la gula me puede, pero luego no me encuentro bien. Primero por haber comido de más, me encuentro pesado y segundo, por la sensación de culpabilidad. Quizás por eso los platos de los restaurantes de lujo son pequeños, para que apreciemos en su justa medida el valor de lo que nos sirven.

Pirámide de Maslow y economía

En 1943, Maslow formuló la Teoría sobre la motivación humana, Teoría que define una jerarquía de necesidades humanas y argumenta que a medida que los individuos van satisfaciendo las necesidades más básicas, los individuos desarrollan necesidades y deseos más elevados: La pirámide de Maslow.
La curva de la satisfacción y el dinero piramide de maslow
En lo más bajo de la pirámide están las necesidades básicas, que tienen que ver con la alimentación, necesidades fisiológicas, etc. Cuando estas necesidades están cubiertas, las personas vamos creciendo en necesidades, vivienda, familia, afiliación o relación con los demás, reconocimiento y por fin autorrealización.
Creo que queda claro que el dinero y la felicidad, tienen una gran correlación. Siempre se ha dicho que el dinero no da la felicidad, totalmente de acuerdo, pero si no cubrimos ciertas necesidades, la infelicidad es total, por tanto cierta cantidad de dinero es necesaria para obtener un cierto grado de felicidad.

La Curva de la satisfacción

El dinero es útil para satisfacer nuestras necesidades, pero llega un punto que aunque gastemos más no obtenemos más satisfacción, incluso es posible que el resultado que buscábamos en un principio se pervierta y consigamos sentirnos insatisfechos.
La Curva de la satisfacción y el dinero
Te pongo un ejemplo relacionado con la vivienda:
1. En un principio no tienes vivienda, por tanto estás insatisfecho, porque probablemente tengas que vivir con tus padres.
2. Consigues alquilar un apartamento pequeño y viejo, o consigues independizarte compartiendo apartamento. Lógicamente has conseguido cierto grado de satisfacción, pero la vivienda a la que has conseguido acceder no cubre ciertas necesidades (de intimidad si compartes) o no te apetece recibir visitas en una vivienda tan vieja (te avergüenzas).
3. Consigues una vivienda en la que vives con cierta comodidad, aunque está bien, es pequeña. Ocurre que ya tienes pareja, incluso la familia ha aumentado. Eres feliz, pero el espacio es pequeño y no puedes organizar las reuniones familiares que te gustaría.
4. Consigues comprar una vivienda en la que el espacio es suficiente, es una vivienda agradable, estás cómodo y el pago de la vivienda no te agobia
5. La vivienda es un poco más grande de lo que necesitas. Estás un poco agobiado con los pagos, pero los puedes hacer frente. El tiempo que dedicas al mantenimiento de la vivienda (limpieza, cortar el césped, etc.), es más de lo que te gustaría, pero te sientes orgulloso de la vivienda que tienes ya que te da cierto prestigio social.
6. La casa que hemos conseguido es de lujo, pero la puedes pagar ajustando el presupuesto y sin realizar ningún extra. Mantener la vivienda ocupa todo tu tiempo libre. Te sientes un poco culpable por no dedicar más tiempo a otras tareas y no dejar más dinero de tu presupuesto para dedicar a otros caprichos.
7. Hemos comprado una vivienda que supera con creces nuestra capacidad de pago. No tengo ahorros y no sé cómo hacer frente a los próximos pagos. Ojalá nunca la hubiera comprado.
Hay que buscar el equilibrio siempre en todo lo que hagamos, pero es más importante si hablamos de dinero.
El punto clave para saber que nos estamos equivocando es cuando nos asalta la culpabilidad. Seguro que estamos gastando más de lo que debiéramos, da lo mismo si hablamos de ropa, vacaciones, un vehículo nuevo, etc…Hay que buscar el 4, ese es nuestro norte en cuestiones de dinero.
Aunque no venga al caso, recuerdo una frase de un economista en un programa de televisión: “La sociedad del Bienestar se puede conseguir, la sociedad del Mejorestar, es imposible”. Creo que de alguna manera perseguimos el mejor estar, con grandes perjuicios para nuestra economía doméstica y sobre todo para nuestra salud.
[magicactionbox]

Descarga GRATIS mi eBook

Aprende Ichimoku. El Indicador técnico más fiable

Responsable: Miguel Caballero, siendo la Finalidad; envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing MailChimp ubicada en Georgia (EEUU) y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en contacto@compraraccionesdebolsa.com. Para más información consulta mi política de privacidad

Soy un apasionado de los mercados financieros. Me gusta el Trading por la promesa de recompensas rápidas, pero el grueso de mi capital lo invierto a largo plazo; busco mi libertad financiera. Comparto lo que sé. Deseo que aprendas mucho leyendo mi blog :) ¿Quieres descubrir mi *verdadera identidad*? Visita este enlace.

También te interesarán...

4 Comentarios

  1. Sin duda tienes toda la razon, el problema es que los que no tenemos dinero no entendemos muy bien que tener mas nos acaerria problemas.

    Un saludo

    • Miguel Illescas dice:

      Hola amigo Reformas.
      No se trata de que tener mucho dinero te traiga problemas, el problema es gastar lo que no tienes. No creo que Amancio Ortega tenga problemas por ser rico…De hecho creo que su actitud hacia el dinero le ha llevado donde está, ha sido prudente cuando había que serlo y ahora que la economía parece querer tomar impulso, el tiene el dinero para hacer aún más rico.
      Un saludo.

  2. Jesús González dice:

    Me pasa absolutamente del revés, soy feliz viviendo con mis padres y me duele gastar dinero que me ha costado esfuerzo ganar, no tengo curva de satisfacción, según este ejemplo una clara línea descendente ?

    • Je, je. No está pensado para analizar una forma de vida concreta, sino para determinadas situaciones, por ejemplo comprar un vehículo. Todos tienen cuatro ruedas y te llevan, uno barato te será útil pero te aportará poca satisfacción, uno mejor llenará casi todas tus expectativas, pero un vehículo tipo “Rolls” no te aportará tantos beneficios como para justificar su precio.
      Un abrazo.

Deja un comentario

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

  • Responsable: Miguel Caballero
  • Fin del Tratamiento: Controlar el spam y la gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido
  • Contacto: contacto@compraraccionesdebolsa.com
  • Información adicional: Visita mi política de privacidad

  *