Deudas Buenas y Malas

Si tienes problemas económicos, es posible que la diferencia entre deudas buenas y malas para ti no exista, simplemente tienes deudas y quieres salir de ellas cuanto antes.
La deuda no tiene por qué ser mala, si la sabemos manejar y gestionar correctamente. El mundo se mueve a base de deuda financiera, tanto los Estados cómo las empresas utilizan la deuda para financiarse y crecer, aunque ellos tienen acceso a diferentes tipos de financiación que no están accesibles para las personas físicas.

En finanzas personales hay que saber distinguir entre las deudas que ponen dinero en tu bolsillo y las que lo sacan. Como nos decía Kiyosaki en su libro “Padre rico, padre pobre”, su padre rico muchas veces tenía problemas de liquidez, sin embargo “era rico”.
Los problemas de liquidez temporal para una persona trabajadora, se pueden solucionar con un adelanto de nómina, sin que eso suponga un descalabro financiero.

Las deudas malas o malas deudas

Las personas con poca cultura financiera entienden que todas las deudas son malas, porque endeudarse supone traer un dinero que ganaremos en el futuro al presente, y el futuro siempre es incierto podemos entrar en crisis, perder el trabajo, la salud, etc.
Sin embargo, hay muchas decisiones financieras que tomamos como normales, sin plantearnos que estamos utilizando mal nuestra capacidad de endeudamiento o que estamos haciendo uso de la deuda mala, como cuando firmamos una hipoteca para comprar una casa.
Toda deuda que no tenga como objetivo obtener una rentabilidad, es mala, porque saca dinero de nuestro bolsillo en vez de ponerlo.
En este sentido tenemos que huir de las deudas muy malas, un claro ejemplo son las que tienen tipos de interés excesivos que se suelen aplicar en las tarjetas de crédito.

deudas buenas y malas, que ponen o quitan dinero del bolsillo

Deudas buenas

Las deudas buenas son las que ponen dinero en nuestro bolsillo. Siguiendo con el ejemplo de la hipoteca, imagina por un momento que compramos una vivienda para alquilar y firmamos una hipoteca, como en el ejemplo anterior.
Siendo un “acto financiero” idéntico, que es el uso de un préstamo hipotecario, en este caso el fin es obtener una rentabilidad vía alquiler, por lo que no se puede considerar una deuda mala…y lo lógico sería que una vez pagada la hipoteca, obtuviéramos una rentabilidad positiva.
Por ejemplo, pagamos 500€ de hipoteca y cobramos un alquiler de 800€.
Es lo que hacen las empresas todos los días para crecer. Imagina una empresa que produce 100 unidades de un producto del que obtienen una rentabilidad del 20%, y que, por demanda del mercado podrían fabricar 200 unidades, pero que no disponen de suficiente dinero para acometer ese incremento productivo.
Si se financian, aunque la financiación les “erosione” una parte de los beneficios, es mucho más rentable producir 200 unidades, que producir 100.

deudas buenas y malas, es bueno tener deudas

¿Es bueno tener deudas?

Evidentemente, tener deudas buenas es bueno, porque al final del proceso obtendremos beneficios, mientras que tener deudas malas es malo, aunque financieramente las podamos asumir.
Warren Buffett, uno de los inversores más famosos del mundo y que, a pesar de su inmensa fortuna personal sigue viviendo en su casa de siempre, afirma que la peor inversión que ha realizado nunca ha sido su vivienda.
Creo que esto es llevar al límite las deudas buenas y malas, pero sirve de ejemplo de porque conviene o no conviene endeudarse.

Si te ha gustado, comparte....
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Otras ideas que te pueden interesar:


2 comentarios en “Deudas Buenas y Malas”

  1. Yo con la pandemia pedi 6k para bolsa,hice números y entre los dividendos q sacaría y los interese del crédito, ya ganaba dinero a parte de las plusvalías.
    Sabiendo q invierto para toda la vida ,creo q es deuda buena.
    No crees.
    Saludos

    Responder

Deja un comentario

 

 

Acepto la política de privacidad

  • Responsable: Miguel Caballero
  • Fin del Tratamiento: Controlar el spam y la gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido
  • Contacto: contacto@compraraccionesdebolsa.com
  • Información adicional: Visita mi política de privacidad

  *