Costo de Oportunidad

El costo de oportunidad es un concepto financiero, que es aplicable a cualquier área de nuestra vida, siempre que tengamos que tomar una decisión en la que debemos elegir entre una, de las diferentes opciones disponibles.

¿Qué es el costo de oportunidad?

El costo de la oportunidad se puede definir desde diferentes puntos de vista, ya sean económicos o personales.

La definición económica del costo de oportunidad, sería la cantidad de dinero que estamos dejando de ganar, cuando entre dos o mas opciones hemos elegido una determinada.

Dicho así puede resultar un poco abstracto, pero si te lo paso a un ejemplo seguro que lo entenderás mejor.costo de oportunidad

Ejemplo de costo de oportunidad financiero

Como aquí nos dedicamos a las finanzas y más concretamente, a la inversión en acciones y activos financieros, voy a permitirme la licencia de utilizar el ejemplo de un inversor en acciones, que puedo ser yo o puedes ser tú mismo.
Un caso podría ser, que hemos tomado la decisión de invertir en acciones de Telefónica que nos van a generar unos ingresos vía dividendos del 5%.
Entre las diferentes opciones disponibles, teníamos Enagás que reparte un 6.5%, o Mediaset que reparte un dividendo del 8.78%, por no añadir más empresas a la lista.
Al elegir Telefónica, hemos dejado de ganar un 1,5%, por no invertir en Enagás, o un 378%, por no haber invertido en Mediaset.
Todos los inversores que llevan un tiempo invirtiendo, saben que ese “costo de oportunidad”, valor o beneficio no realizado, es realmente relativo.
Estamos hablando de cifras frías sobre el papel, que obviamente cuando se trata de comprar acciones, no podemos valorar sólo por su rentabilidad vía dividendos, existen otra serie de factores que hay que tener en cuenta, como la calidad del negocio, su proyección futura, incertidumbre del mercado, etc, para no caer en una trampa de valor.

El costo de oportunidad en una cartera de inversión

Es muy frecuente que entre los inversores, ya sean particulares o profesionales, se discuta cual es la cantidad de dinero en efectivo que se debería tener dentro de una cartera de inversión.
Se habla del costo de oportunidad en dos términos diferentes:

  • El beneficio no realizado, de haberse mantenido completamente invertido (tener liquidez).
  • Las oportunidades a las que no puedes acceder, cuando la bolsa se vuelve irracional y baja de manera estrepitosa (estando completamente invertido).
costo de oportunidad, de mantener dinero en efectivo

Como ocurre en todo lo referente al ser humano, si hacemos una encuesta entre 100 individuos, es probable que nos encontremos con 100 opiniones diferentes.
Hay inversores, tanto profesionales como particulares, que prefieren mantenerse invertidos 100%, mientras que otros prefieren mantener una parte de su cartera en liquidez, buscando las mejores oportunidades en cada momento.

El costo de oportunidad en nuestra vida cotidiana

En nuestra vida cotidiana, en nuestro ámbito personal, el costo de oportunidad también está presente.
No sólo desde el punto de vista financiero, como sería el mejor manejo de nuestras finanzas personales: ¿Me compro un piso para vivir? O ¿Invierto en un piso para alquilar?
También tenemos que hacer frente al coste de oportunidad en todas aquellas situaciones, en las que tengamos que elegir entre diferentes opciones.
Obviamente, elegir entre si ponerte zapatos o zapatillas, no influirá mucho en tu vida, pero si puede ser y será determinante,que estudios vas a realizar, si rechazas o aceptas ese nuevo trabajo, si te compras una vivienda o por el contrario, prefieres crear una familia. 
En cualquier decisión lo más lógico (aunque no siempre), es que intentemos minimizar nuestro coste de la oportunidad, eligiendo la opción que consideremos más beneficiosa.costo de oportunidad personal

Conclusión

Hablar de costo de oportunidad tiene sentido por que los recursos son limitados. Si hablamos de economía, no podemos destinar todos los recursos que deseemos a las diferentes opciones disponibles, como debemos elegir entre una de ellas, estaremos dejando de ganar “algo”.
Considero que en la inversión las decisiones deberían ser objetivas, pero en la mayoría de las ocasiones existe un punto de vista subjetivo muy importante.
Si hablamos de relaciones personales, la subjetividad o los sentimientos personales, pesan mucho más que la búsqueda de la menor pérdida posible.
Por eso es mejor no calentarse mucho la cabeza, y obrar teniendo presente tomar las mejores decisiones posibles, y una vez tomadas aceptar las consecuencias.

Si te ha gustado, comparte....
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Otros artículos que te puede interesar leer...

Deja un comentario

 

 

Acepto la política de privacidad

  • Responsable: Miguel Caballero
  • Fin del Tratamiento: Controlar el spam y la gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido
  • Contacto: contacto@compraraccionesdebolsa.com
  • Información adicional: Visita mi política de privacidad

  *