La Fórmula Mágica de Inversión de Joel Greemblatt

  • Disponible sólo para inversores españoles
  • El Broker más barato
  • Acciones, Cfds, Futuros, Opciones, Fondos de Inversión, Etfs...
  • Puedes abrir una cuenta desde sólo 0,10 céntimos
  • Comisión por acciones españolas, desde 2,40€

La fórmula mágica de inversión de Joel Greemblatt, que podemos encontrar en el pequeño libro que bate al mercado, no es más que un intento de simplificar el value investing al máximo.
El value investing en EE.UU tiene un buen seguimiento, no en vano tienen al mayor exponente de esta corriente “Warren Buffettt” y el creador de esta corriente, Benjamin Graham, era americano y mentor de Buffett.
Entre los inversores hispanos ahora está de moda el value investing, pero si somos un poco realistas, nos daremos cuenta que como inversores particulares, nunca, pero nunca jamás de los jamases, seremos capaces de emular a estos grandes inversores.
La razón es evidente, estos inversores tienen equipos de investigadores que analizan las empresas hasta en los más pequeños detalles. No sólo a nivel fundamental, cuanto han ganado en el pasado, si tienen deuda, etc, sino también a que riesgos se enfrentan en el futuro, como es su sector y si realmente tienen ventajas competitivas.
Nosotros tenemos la ilusión de que, mirando sus estados financieros, seremos capaces de llegar a conocer la realidad de una empresa. No nos equivoquemos, es casi imposible.
Dando por sentado que es imposible para un inversor particular, conocer todo lo que puede influir en el devenir futuro de una empresa, Joel Greemblatt crea la fórmula mágica de inversión.la formula mágica de inversión, joel greemblatt

Que mide la fórmula mágica de inversión

La fórmula mágica de inversión, en realidad es la punta del iceberg de un sistema de inversión value.
Remitiéndome a algunos datos que he sacado de “el pequeño gran libro del value investing”, la fórmula mágica (el sistema) obtuvo una rentabilidad media anual de un 30,8%, en el periodo comprendido entre 1.988 y 2.004.
Para entender cómo funciona la fórmula mágica y porqué ha funcionado en el pasado, tenemos que saber que es lo que busca y lo que mide.
La fórmula de Greemblatt lo que busca es algo muy sencillo y que está en el ADN del value investing, encontrar empresas que ganen dinero por encima de la media y pagar lo menos posible por estos negocios.
En algunos foros y blogs de inversión vemos como la fórmula original de Greemblatt se pervierte, utilizando ratios de valoración que son parecidos a los que se utilizan en la fórmula mágica de inversión, pero no son exactamente los mismos, como el ROE o el ROCE para medir el retorno del capital o el PER, para medir si la empresa está cara.

El retorno del capital, según Greemblatt

Para saber cuál es el retorno del capital Greemblatt utiliza la siguiente fórmula:
Retorno del Capital: EBIT/(fondo de maniobra + activos no corrientes netos)
Cuando estudiamos como calcular el ROCE, ya vimos lo sencillo que es encontrar el EBIT, que no son más que los beneficios de la empresa, antes de intereses e impuestos.
Para calcular el fondo de maniobra tampoco tendremos muchos problemas, es la diferencia entre el activo corriente, menos el pasivo corriente.
Quizás sea un poco más complicado obtener los activos no corrientes netos. Son la diferencia entre los activos no corrientes, menos su depreciación y amortización acumulada.
En algunos sitios he encontrado que la fórmula la simplifican un poco más, utilizando para descubrir el rendimiento de capital, la diferencia entre el EBIT y el activo neto tangible.
En cualquier caso, lo que se elimina de la fórmula, son activos que no nos dicen nada sobre la rentabilidad de una empresa para con su capital. En el activo intangible tendremos el fondo de comercio, que no se tiene en cuenta para saber cómo de rentable es una empresa.la fórmula mágica de inversión, retorno del capital

log plus 500 logo etoro
  • Broker de Cfds sobre acciones de todo el mundo
  • Broker regulado por la FCA y la CySEC
  • Apalancamiento hasta 1:300
  • Depósito mínimo 100€
  • Broker de Cfds, acciones, índices, criptomonedas
  • Broker regulado por la FCA, CySEC y autorizado por la CNMV
  • Apalancamiento 1:400
  • Depósito mínimo 200$

Rentabilidad de los beneficios o ganancia/precio

La rentabilidad de los beneficios o ganancia sobre el precio que pagamos, Greemblatt lo escenifica con la siguiente fórmula:
Rentabilidad de los beneficios: EBIT/Valor de la empresa
No merece la pena volver sobre el EBIT, un ratio muy sencillo de obtener. Sin embargo, si merece la pena pararse sobre el valor de la empresa, o en inglés que suena muy bien “Enterprise value”.
El Enterprise value o valor de la empresa lo obtenemos de la capitalización bursátil, o sea el valor que tenga en este momento la empresa en bolsa, al que sumamos la deuda financiera neta. Como será un dato negativo, es restar.
Puede suceder que no haya deuda financiera neta, sino caja neta, en este caso lo que se hace es restar el importe.
Seguro que ya te has dado cuenta que el ratio es bastante parecido al PER, ya que los dos ponen en relación al precio que estamos pagando, con los beneficios.

Poner en relación las dos variables y seleccionar empresas

Primeramente, Greemblatt sólo selecciona empresas que tengan un mínimo retorno del capital del 25%, el resto las desecha.
Además, elimina todas las empresas de servicios públicos, financieras y extranjeras. Como la fórmula mágica de inversión está pensada para el mercado americano, nuestras empresas son extranjeras y estarían eliminadas…esto es discutible y hay por ahí algún proyecto de fórmula mágica con acciones españolas.
La selección de empresas es sencilla, por un lado pone en orden las empresas que son más baratas, en función de la rentabilidad que ofrecen por sus beneficios y el precio que estamos pagando por ellas.
Después realiza otro listado, pero en este caso ordenando las empresas por los retornos del capital que ofrecen, siento las que mejor rentabilidad obtienen las que ocuparan los primeros puestos.
Las empresas más baratas y rentables, serán las seleccionadas para invertir.la fórmula mágica de inversión, selección de empresas

El sistema de inversión de Joel Greemblatt

Volvamos un momento sobre nuestros pasos.
Estamos utilizando un sistema de inversión value, pero sin haber realizado un mínimo análisis “real” sobre ninguna de las empresas.
Nos estamos dejando llevar por unos ratios, que si bien, nos pueden llevar unas horas obtener, no deja de ser un sistema puramente mecánico.
Está claro que habrá errores. Estos errores los podríamos cometer igualmente estudiando en profundidad las empresas, y eso es lo que defiende Greemblatt, que es imposible saberlo todo.
Para minimizar los posibles errores, la cartera tiene que estar formada al menos por veinte valores y preferiblemente, deberían ser treinta: Diversificación.
Según podemos leer en el sito web, creado para hacer más fácil la búsqueda de valores en los que invertir, magicformulainvesting.com, las acciones deben estar en cartera como mínimo un año, al final del cual debemos volver a buscar nuevas acciones.
Las entradas y salidas en cartera se deberían hacer escalonadas, cada mes comprar dos o tres valores y decidir que valores se van.
No hay una explicación clara, de cuando sería un buen momento para vender, si un valor que lo está haciendo muy bien se debería quedar por más tiempo o no. Estas cuestiones quedan en el aire y a juicio del inversor.

El lado oscuro de la fórmula mágica de inversión

Aunque la fórmula o más bien “el sistema” ha funcionado muy bien en el pasado, es evidente que tiene un punto negro.
Ese punto negro es no analizar convenientemente cada negocio.
A veces un valor está dentro de las recomendaciones de inversión, pero en realidad no debería estar allí.
Si los fundamentales ya no se corresponden con sus números, debemos plantearnos si deberíamos o no invertir en esa empresa concreta.
Un ejemplo nos lo pone Carlos Bellas en su libro. Se trata de Coach, una empresa dedicada al lujo, famosa por sus bolsos.
Durante un tiempo las cifras de la compañía fueron buenas, gracias a que vendía parte de su producción en tiendas outlet, aumentando el número de estas.
Pero con el tiempo se fueron deteriorando, debido precisamente a que la marca empezó a perder valor, ya que sus ventas en outlet eran mayores que en tienda de lujo.
Estamos ante una empresa que estaba perdiendo su identidad de lujo, debido a que sus ventas aumentaban en outlet, a costa de los mayores retornos que obtendría en sus tiendas habituales.
Como ocurre con todos los sistemas de inversión más o menos automáticos, se pueden mejorar “un poco” si añadimos un componente crítico, sin desmerecer para nada la base del sistema, que es buenísima.

Descarga GRATIS mi Ebook

Aprende Ichimoku, ¡el indicador bursatil más fiable!

Soy un apasionado de los mercados financieros. Me gusta el Trading por la promesa de recompensas rápidas, pero el grueso de mi capital lo invierto a largo plazo; busco mi libertad financiera. Comparto lo que sé. Deseo que aprendas mucho leyendo mi blog :) ¿Quieres descubrir mi *verdadera identidad*? Visita este enlace.

También te interesarán...

2 Comentarios

  1. Josep dice:

    Hola Miguel,

    Excelente artículo! Me gusta Greenblatt, con sus 2 variables intentó sintetizar de forma estadística la filosofía Buffett. El elevado retorno del capital es sinónimo de buen negocio y el otro es que esté barato. Impresionantes resultados, tal vez somos los inversores los que nos complicamos la vida mirando demasiados aspectos y ratios. En el fondo, si es algo bueno y barato ¿Qué más hace falta?

    Un apunte sobre el retorno del capital de la magic formula. Es return on tangible capital. Él quita los intangibles y también la caja que excede del 5% de las ventas para calcular el capital empleado. El ROC de Greenblatt casi siempre va a dar un a cifra mayor que el ROCE habitual.

    Salu2 Cordiales

    • Hola Josep
      Muchas gracias por el apunte.
      Básicamente la fórmula viene a decir que es imposible saberlo todo sobre una empresa, y más para un inversor particular.
      Todos sabemos que los fondos value, en muchas ocasiones van a visitar las empresas sobre las que quieren invertir, o encargan que un profesional de ese campo, les indique como puede evolucionar un determinado sector.
      Toda esa información está fuera de nuestro alcance, por lo tanto es mejor limitarse a lo sencillo y luego, diversificar lo suficiente para minimizar un posible error.
      Un fuerte abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *