Pensamiento Crítico


El pensamiento crítico es un proceso mediante el que evaluamos, entendemos e interpretamos, las afirmaciones que nos quieren hacer pasar por verdad, o que todo el mundo admite como verdaderas.
Es posible que en este momento estés pensando, ¿Y que leches tiene que ver el pensamiento crítico con la inversión en bolsa, o con la libertad financiera?…que son los pilares que sustentan este blog.
Pues tiene que ver y mucho.
Recientemente me hicieron una entrevista de la que tendrás noticias después del verano. En esta entrevista exponía mi forma personal de enfrentarme a la inversión en bolsa, que siempre he defendido que no es la mejor, simplemente es la mía.
En un momento determinado la conversación derivó hacia la infalibilidad del análisis técnico, a la que respondí en buena lógica, que no existe.

El análisis técnico no es infalible, al igual que tampoco lo es el análisis fundamental
Sin embargo, yo siempre he reconocido el punto de unión que tienen estas dos formas de acercarse a la bolsa, al igual que se obtendría una ventaja importante si añadimos el análisis macroeconómico, los ciclos de la bolsa y todo aquello que nos haga comprender mejor la evolución de los mercados financieros.
Yo intento tener “pensamiento crítico”, como el que utilizaba el famoso inversor Kostolany (no me comparo, no le llego ni a la suela de sus zapatos).
A través del pensamiento crítico ponemos en juego el conocimiento y la inteligencia, para adoptar una postura razonada y justificada.
No se trata sólo de pensar, sino de comprender
Pensamiento crítico

Las bases del pensamiento crítico

Según Paul Gary Wyckoff, profesor del Hamilton College, economista e investigador de los fundamentos empíricos en la toma de decisiones, hay cinco habilidades esenciales que se deben desarrollar para conseguir tener un pensamiento crítico:

Habilidad para pensar de forma empírica, no teórica

A simple vista, la habilidad de pensar de forma empírica, puede ser una redundancia cuando estamos tratando de pensar empíricamente.
No, de lo que se trata es de evaluar tus puntos de vista, contra la evidencia de lo que pasa en la realidad, y si llegas a la conclusión de que estás equivocado o que existen mejores explicaciones, tener la valentía de cambiar de opinión.
Aplicado a la inversión en bolsa, podríamos establecer que ¿Existe una causa-efecto para el movimiento de los precios de la bolsa?.
¿Una o varias? Yo diría que existen varios factores que influyen en la evolución de las cotizaciones, pero que no existe una única fórmula para obtener ventajas y beneficios.
Podríamos caer en la tentación de buscar explicaciones fáciles.
Los defensores del value investing, dirán que invertir en valor siempre arroja buenos resultados. Evidentemente, comprar con margen de seguridad y empresas que sobre el papel sean rentables, tengan bajos ratios de deuda, buena caja, etc, son mejor inversión que otras que no cumplan estos criterios.
Pero comprar a un precio razonable, incluso a un buen precio, no va a evitar que el precio no pueda bajar más.
Que algo esté barato (real, no de forma imaginaria), no significa que no pueda estar más barato aún.
Ahí es donde entran otra serie de herramientas, o pensamientos laterales, como puede ser el Market timing y el análisis técnico.
¿Cuándo es mejor comprar? Cuando tienes evidencias de que estás comprando algo por debajo de su precio, y mucho mejor si piensas o llegas a la conclusión de que no bajará más.

La habilidad de pensar en múltiples causas

Pensar que un evento se desprende de una única causa, es simplificar mucho y tendemos a simplificar cuando se trata de invertir.
Una evidencia la tenemos con el análisis técnico y aquellos que lo defienden, argumentando que el precio lo descuenta todo.
Yo no creo que el precio lo descuente todo.pensamiento crítico, pensar de forma empírica
El precio es una consecuencia de la opinión de los inversores sobre un valor, y tiene su origen en la evolución real de esa empresa, que a su vez se ve influida por otro montón de causas, como puede ser la economía real, la competencia o su capacidad para adaptarse a los cambios diarios.
Por desgracia, muchos analistas técnicos nacen y mueren con el precio, sin llegar a ver mucho más allá de sus narices.
Lo mismo podría decir de los analistas fundamentales, aunque habitualmente suelen contemplar la evolución de las acciones, mucho más allá de lo que marca el precio.

La habilidad de pensar en cantidades, no sólo en direcciones

De vez en cuando podemos ver inversiones de alguna empresa, que resultan del todo absurdo.
Está claro cual es la dirección que buscan, crecer, pero como no son capaces de hacerlo por la vía orgánica, compran otras empresas que engorden la cuenta de resultados.
Cuando la compra está bien estructurada, y el precio pagado es razonable, podemos comprender que el dinero pagado compensa. O sea, que la cantidad y la dirección están orientadas en el mismo sentido.
Puedo enumerar algunas malas decisiones de inversión, que tenían como único objetivo crecer, y que han costado más de un disgusto a sus empresas y puede que les sigan costando en el futuro: Reckitt Benckiser con la compra de Mead Johnson o Teva Pharmaceutical con la compra de Actavis.

La habilidad del pensamiento multidisciplinar

Esta frase podría ser de Charlie Munger, que piensa que hay que saber un poco de todo, tener un campo de visión amplio.
Un inversor debe cultivar la capacidad de entender de muchas cosas, y no sólo porque pueda invertir en empresas de diferentes tipos o ámbitos de actuación, sino por que para evaluar una empresa no sólo nos tenemos que quedar con sus números, tenemos que ser capaces de entender hasta que punto puede evolucionar positiva o negativamente en el futuro.
Los inversores que invirtieron en Kodak cuando estaba muy barata, no entendieron que Kodak estaba acabada, no había sido capaz de cambiar y adaptarse cuando debía. Situaciones similares las tenemos todos los días, entender hacia donde se dirige una industria, suele ser un ejercicio que requiere una visión muy amplia.pensamiento crítico, pensamiento multidisciplinar charlie munger

La habilidad de entender nuestros propios prejuicios (…y lidiar con ellos)

Involuntaria e inconscientemente, estamos llenos de prejuicios que nos limitan (sesgos) y en ocasiones contribuyen a que tomemos pésimas decisiones de inversión.
El mas peligroso de todos es el sesgo de confirmación, la tendencia que tenemos de buscar información que refuerce nuestro punto de vista, ignorando todo aquello que lo contravenga.
Esta forma de actuar va en contra del pensamiento crítico. Ya comenté al principio que debemos buscar la verdad, aunque vaya en contra de lo que pensamos o creemos conocer.
En la inversión esta forma de proceder es muy peligrosa, sobre todo cuando las decisiones que tomamos pueden ser nefastas para nuestros intereses.

¿Cultivamos el pensamiento crítico?

Por la cuenta que nos tiene, deberíamos cultivar y mucho el pensamiento crítico.
De alguna forma una persona con pensamiento crítico es escéptico, observa todo desde fuera de la caja, no da nada por sentado e intenta tomar la mejor decisión en cada momento, en función de la información disponible.
Si consiguiéramos pensar de manera crítica, y guiarnos por esta escuela de pensamiento en nuestra toma de decisiones, dejaríamos de lado todos los sesgos que nos condicionan en lo relativo al dinero y las inversiones.
Siento decir que intento ser muy crítico, pero sólo lo consigo en parte, ¿Y tú? ¿Intentas llegar a la verdad en tus decisiones? O por el contrario ¿Buscar confirmación a lo que ya has decidido?

Si te ha gustado, comparte....
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Otras ideas que te pueden interesar:


2 comentarios en “Pensamiento Crítico”

  1. Hola Miguel,

    Para mí el pensamiento crítico implica ir un poco más allá de lo evidente, intentar no seguir las convenciones recibidas (nadando un poco a contracorriente) y aprender que existen varias maneras de hacer las cosas.
    Ejercitar el «pensamiento crítico» conlleva efectuar dos acciones al mismo tiempo, una evidentemente es pensar y la otra, la parte crítica, es analizar de una forma escéptica el por qué de las cosas.
    Espero poder leer pronto tu entrevista.
    Un saludo,

    Responder
    • Hola Duk2
      Creo que tenemos una forma similar de afrontar el «pensamiento crítico». Suelo ser bastante escéptico, aunque por desgracia en ocasiones me dejo influir por lo que leo.
      Aún así, intento mantenerme independiente, aunque no es lo normal en nuestra sociedad y menos en la inversión.
      Un abrazo.

      Responder

Deja un comentario

 

 

Acepto la política de privacidad

  • Responsable: Miguel Caballero
  • Fin del Tratamiento: Controlar el spam y la gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido
  • Contacto: contacto@compraraccionesdebolsa.com
  • Información adicional: Visita mi política de privacidad

  *