Psicología del Trading

¿Qué es la psicología del Trading?

qué es y cómo funciona la psicología del tradingLa psicología del Trading, analiza todos los aspectos mentales que afectan a nuestra toma de decisiones cuando invertimos o especulamos en bolsa.
Sobre un buen control de las emociones descansa el éxito de los mejores traders en los mercados financieros. La psicología del Trading, lo que algunos traders denominan psicotrading, ofrece pautas a los inversores para mejorar sus resultados.
El Trading descansa sobre tres pilares básicos, mente, método y dinero. Tomando cada uno de ellos como nuestra capacidad para gestionarlos, en este caso concreto hablamos de la gestión emocional, pero también la gestión monetaria y el análisis de las operaciones con mayores probabilidades de éxito.
Cuando uno de los tres falla es imposible tener resultados aceptables.
Las emociones humanas, han conseguido a lo largo de siglos de evolución, mantenernos con vida y desarrollarnos como especie, gracias a una serie de normas no escritas: el miedo nos ha servido para protegernos a nosotros mismos y a nuestra comunidad, la esperanza es el pilar sobre el que nos hemos sobrepuesto a las adversidades, pero en el ámbito financiero, que no se rige por las reglas sociales, estas emociones no dejan de ser un obstáculo.
A lo largo de este artículo analizaré las diferentes emociones, y como puedes hacerlas frente para mejorar tus resultados.

Psicología Trading

Psicotrading, el control de las emociones

Las emociones nos dominan. Que tomes la decisión de casarte con otra persona, utilizando tus emociones y no la parte racional de tu cerebro, es hasta cierto punto “lógico”. No me veo evaluando a mi pareja, pensando en términos cuantitativos.
Sin embargo, hay parcelas de nuestra vida en las que hay que ser más objetivos. La psicología del Trading evita dejarse llevar por las emociones cuando estamos arriesgando dinero, reduciendo el riesgo de perder una cuenta de Trading rápidamente.
La psicología del Trading es un camino de autoconocimiento y dominio de las emociones. Es importante identificar cómo y hasta que punto las emociones afectan a nuestro comportamiento, descubrir los puntos fuertes, y entender cuáles son nuestros puntos débiles.
En el Trading, hay ciertas emociones recurrentes, que influyen en la forma de operar de todos los traders:



  1. Controlar el miedo en el Trading

    El miedo te paraliza, no te deja tomar las decisiones adecuadas. El miedo como emoción, es una reacción a lo que nuestro subconsciente percibe como una amenaza, en nuestro caso, el miedo a perder dinero.
    Está comprobado que muchos traders eficientes, con una buena capacidad para operar en simulado, cuando dan el salto y empiezan a operar con dinero real se paralizan, sufren de ansiedad y cometen errores inexplicables.
    Podemos tener miedo a las pérdidas, pero también a las ganancias.
    El miedo a las pérdidas puede presentarse de varias formas, desde no tomar una operación que aparentemente era clara, hasta no cortar pérdidas a tiempo.
    También es preocupante, cuando se tiene miedo a las ganancias.
    Este miedo adopta varias formas. Podemos tomar beneficios demasiado pronto, pero también puede suceder lo contrario, no tomarlas en ningún momento y dejar que los beneficios se conviertan en pérdidas.

  2. Codicia

    La avaricia es el otro gran enemigo de los traders y de los inversores.
    Al igual que el miedo te hace salir demasiado pronto de las operaciones ganadoras, la codicia te hace quedarte demasiado tiempo, o te impide respetar las reglas sobre el control del riesgo y gestión financiera, tomando una posición demasiado grande.
    La forma de evitar que la codicia en el Trading sea un problema, se pueden utilizar distintos sistemas para salir de las posiciones de forma automática, como por ejemplo el uso de trailing stops o stops profit.

  3. Esperanza

    En cierto modo, todas las emociones están relacionadas entres sí. La esperanza y el miedo van de la mano cuando no ejecutamos nuestro stop de pérdidas, saltándonos el control del riesgo y la planificación previa, que hemos o deberíamos haber hecho antes de entrar en una operación.
    Una vez que el precio ha superado nuestro stop, el miedo a materializar las pérdidas nos impide cortarlas, situación que lejos de mejorar nuestras finanzas, las empeora aún más.

  4. Optimismo

    Igual de peligroso que la esperanza, es el optimismo desmedido, cuando nos dejamos llevar por la situación y dejamos de seguir nuestras reglas más básicas.
    Después de una buena racha de operaciones ganadoras, podemos empezar a sentir que somos una especie de Superman de los mercados, y que podemos con todo, la alegría nos embarga.
    Empezamos a creer que tenemos algún tipo de superpoder. Cuando entramos largos, el mercado sube, cuando entramos cortos, baja…no hay movimiento que se nos resista.
    La alegría es peligrosa cuando tu capacidad de juicio se nubla. Esa especie de nube en la que te has instalado te hace tomar más riesgos de los debidos, entrar antes de tiempo en las operaciones, no utilizar stosp de pérdidas, aumentando el tamaño de la operación, o tomando más operaciones de las razonables.

  5. Frustración

    Cuando el problema es al revés, estamos enfadados o pesimistas, podemos tomar actitudes igual de peligrosas. Si estamos frustrados, podemos llegar a pensar que el mercado nos debe algo.
    Igual que al optimista, el trader cabreado, puede aumentar su riesgo para resarcirse de pérdidas: aumentar el tamaño de la posición, no poner stop, entrar demasiado pronto…en definitiva, son los mismos resultados, aunque el camino para llegar sea diferente.
    Estas emociones, nos invitan a actuar de forma irresponsable, sin reflexionar muy bien en lo que hacemos, ni sus consecuencias.
    Todas las emociones están bajo control en los traders de éxito. No se dejan amedrentar, siguen su sistema y cultivan una voluntad de hierro.

Lidiando con el Trading emocional

La clave para conseguir tener éxito en el difícil ámbito de la psicología del Trading controlando nuestras emociones, está en comprender nuestra naturaleza y dominarla.
Cómo este viaje te costará tiempo y esfuerzo, te daré unos consejos que creo que te van a venir bien a la hora de realizar una inversión psicológica, vamos, que cambies tu forma de actuar ante cualquier operación de Trading.

  • Opera bajo un estado mental adecuado, piensa de forma positiva

    Somos lo que pensamos, el cerebro se alimenta de pensamientos, si pensamos de forma positiva, seremos capaces de detectar con mayor precisión las operaciones ganadoras y nos alejaremos de las perdedoras.
    Los errores forman parte del juego, son inevitables y como tal, los debemos afrontar. Nosotros con nuestra actitud y pensamiento, podemos inclinar la balanza y obtener un porcentaje mayor de operaciones ganadoras o perdedoras, dependiendo de cómo enfocamos nuestro pensamiento.
    De la misma forma, el Trading necesita de concentración y planificación. No afrontes una sesión de Trading sin la actitud correcta y la calma necesaria, sobre todo si haces daytrading.
    Un daytrader o un scalper necesita la máxima concentración. Si no se ha descansado lo suficiente, si has tenido una situación previa familiar que te ha desestabilizado, lo mejor es no operar.
    Siguiendo con el consejo, debes plantearte que estilo de Trading es compatible con tu estilo de vida.

  • Ser consciente de lo que podemos controlar y lo que no

    Sobre lo que hará la bolsa no tenemos ningún control. Bajo nuestro análisis podemos establecer unos escenarios alcistas o bajistas, pero el mercado puedes subir o bajar sin un sentido evidente, no podemos controlar sus movimientos, sin embargo, si podemos controlar nuestras reacciones al movimiento.
    ¿Qué harás si sube? ¿Qué harás si baja?
    Nosotros podemos elegir nuestras operaciones, en base a nuestro sistema de Trading. Podemos colocar nuestros stops de pérdidas, marcar nuestros objetivos de beneficios, etc.
    Estos detalles son los que están bajo nuestro control, y son a los que debemos prestar atención.
    Si el mercado sube o baja no nos debería preocupar en exceso, no está bajo nuestro control.

  • Ganancias y pérdidas forman parte del Trading

    Al igual que tenemos que admitir que las pérdidas forman parte de la inversión en bolsa, las ganancias son por las que luchamos.
    Lo importante es tomarlo todo con cierta “perspectiva”, como si no fuera con nosotros.
    Nosotros tenemos que procurar bajo todos los medios realizar correctamente nuestro trabajo, sin importar el resultado.
    Si ganamos es fruto de un trabajo bien hecho. Pero si dejamos de hacerlo bien: no poner stops, aumentar el tamaño, entrar antes de la señal, etc, no estaremos realizando bien nuestro trabajo, y los resultados se van a resentir.
    Las operaciones en pérdida, las debemos tomar de la misma forma: ¿Hicimos lo correcto? ¿Pusimos bien nuestro stop? ¿Entramos en el momento correcto?
    Si todo está bien hecho, el trabajo se ha realizado bien, no nos tenemos que castigar por que la operación no saliera correctamente. Ya sabemos…no podemos controlar el mercado.
    No deprimirse ante los malos resultados, y no creerse demasiado importante, ante los buenos resultados, forma también parte del juego.

  • Sigue tu plan de Trading, sigue tu método

    Decía el Dr. Elder (trader y psicológo), que para conseguir tener éxito en el Trading hacían falta conjugar bien las tres “Ms”: Mind, Method and Money.
    El dinero llega y se va, pero siempre se puede conseguir más, lo único que necesitas es trabajar y ahorrar.
    Sin embargo, el método y la mente necesitan de tiempo y trabajo duro.
    Métodos de Trading hay muchos. Es importante quedarte con uno o varios, que se adapten a tu personalidad, porque al final implementarlos bien, va a depender de lo cómodo que te encuentres con ellos.
    La mente es lo más difícil de tratar. Lidiar con las emociones es difícil, pero imprescindible para tener éxito en el Trading.
    El miedo, la codicia, la alegría o la ira son las más peligrosas, pero no podemos olvidar la tristeza o el asco.
    Si…nos puede llegar a dar asco nuestro trabajo, en estas circunstancias se haría imposible operar.
    Igualmente, si estamos tristes, no seremos precisamente los mejores traders del mercado.
    Lo realmente ideal, sería conseguir ser muy neutros cuando operamos. Aunque una pizca de miedo o una pizca de alegría nunca vienen mal.

2 comentarios en «Psicología del Trading»

  1. Hola Miguel,

    Grandisímo artículo el de hoy. Felicidades
    El facto emocional es muy importante, hasta el estado de ánimo que tengamos nos influye a la hora de operar. Por eso es importante siempre llevar a rajatabla el sistema de trading.

    A mi siempre me entra la duda al implementar un sistema de trading si es realmente bueno o soy yo el que lo ejecuto mal y eso tambie´n afecta mucho a la parte emocional y de comno actuar

    Saludos,

    Responder
    • Hola Roman
      La única manera de saber si el problema es nuestro o del sistema, es evaluarlo en histórico. Si echando la vista atrás, el sistema lo ha hecho bien, el problema es nuestro.
      Hace tiempo un colega hizo un artículo muy bueno, y no sólo para estimar como nos sentimos al operar, incluso para comprar acciones con vistas a invertir.
      El estado de animo influye, si estás contento, triste, si estás pasando por un buen momento, o por un mal momento.
      Es difícil controlar los sentimientos, pero si no los controlamos, el desastre el seguro.
      Un abrazo.

      Responder

Deja un comentario

 

 

Acepto la política de privacidad

  • Responsable: Miguel Caballero
  • Fin del Tratamiento: Controlar el spam y la gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido
  • Contacto: contacto@compraraccionesdebolsa.com
  • Información adicional: Visita mi política de privacidad

  *